2018 UN MORO NUEVO LLAMADO… JOSÉ ARNEDO DE VES “EL PRACTICANTE”

UN MORO NUEVO LLAMADO… JOSÉ ARNEDO DE VES “EL PRACTICANTE”
De una cosa estoy plenamente convencido: si no presentase el documento fotográfico que acompaña a estas cuatro letras, algunos de los mayores de la comparsa que conocieron a mi padre pensarán que he perdido la cabeza pero no, sigue en su sitio y aparentemente cuerda.
El pasado abril mi buen amigo José Ignacio Rodes me propuso escribir un artículo sobre los Moros Nuevos, para incluirlo en “El Huevón” que todos los años publica la comparsa para honra suya. Me dijo que escribiera sobre qué me parecen a mí los Moros Nuevos, pero recordé que en casa de mis padres había una fotografía que era la única festera expuesta en toda la casa. Desconozco si la tienen en los moros pero a día de hoy es la única en la que aparece mi padre vestido de Moro Nuevo y desfilando, por lo que me apetecía escribir sobre ella por lo atípico, sorprendente e inaudito… Todos los que lo hayan conocido que son muchos por su profesión, igual no se lo acaban de creer pero ahí está; se la dio una persona en la Casa de Socorro (calle San Francisco, actual Urgencias del C.S. Nº 1), lugar en el que pasé cientos de horas con mi abuelo Vicente, don Pascasio, don Faustino, Pascual “el practicante” y la vieja guardia sanitaria de la época. ¿Cuántos de ustedes han dormido en una Casa de Socorro? Pues yo varias. 
La fotografía es de 1960 (¿1957?) y los cargos, apenas visibles, fueron Regino Coloma (capitán) y Antonio Azorín Juan (alférez y visible su cara); todo parece indicar que era día 9 por la tarde (fez) y de ahí que aparezca un segundo capitán con banda. Dicho año la madrina fue Fina Cabanes Soriano y de izquierda a derecha tenemos tocado con un tarbuch militar a Alberto Pardo Caturla (compositor del maravilloso pasodoble "Día 4 que fuera"), José Arnedo de Ves, Antonio Pastor Domene, niño 1, niño 2, Vicente Serer García, Amado Martínez Domenech, Manuel Estevan Ferriz y Antonio Pérez Faura (capitán-cabo con banda). Y preciosas las desaparecidas hachas-pico que nos retrotraen, otra vez, a la esencia militar del gastador festero.
José Arnedo de Ves, mi padre, nació en Almansa en plena Guerra Civil 1936-1939, el 14 de noviembre de 1938; lo hizo en Almansa porque su madre y abuela mía, Ana María de Ves Arráez, era almanseña y en aquella época las hijas iban a casa de los padres a dar a luz. De su padre y abuelo mío, Vicente Arnedo Navajas “el practicante”, aunque falleció en 1984 todavía hay gente que me lo recuerda. Aunque parezca que de practicantes va el tema, no es así porque mi padre era A.T.S. (Ayudante Técnico Sanitario). La diferencia entre el antiguo practicante y el posterior A.T.S. era que para ser practicante y hasta la aparición de su sustituto en la figura del A.T.S. el aspirante hacía un curso de un año y una vez terminado, se presentaba a un examen en la Facultad de Medicina. A.T.S., por el contrario, ya era carrera universitaria de tres años y mi padre la cursó en Valencia; según contaba fue de las primeras promociones oficiales de A.T.S. a nivel nacional. Me permito decir por redondear el tema que a los barberos (digo bien) del siglo XVI, le sucedieron los practicantes y a estos los A.T.S. para finalmente por cuestiones europeas ser absorbidos por los actuales D.U.E. (Diplomado Universitario de Enfermería).
Amante de la milicia y de las armas en todas sus formas, tamaños y colores; fundador en Villena del Tiro Olímpico Nacional en los años 60 (con José García Esquembre), falangista convencido de unos ideales que Franco enterró bien pronto pese a lo que algunos se crean, secretario del Frente de Juventudes muchos años y devoto de los campamentos que organizaban (trabajo, playa, agrícola, forestal, etc.), deportista, cazador, pescador, comprador de libros y lector empedernido de temas histórico militares y sorpresa: amante del jazz en su juventud. 
Sabemos que mi abuelo no fue festero pero disfrutaba del espectáculo, sobre todo cuando en la Corredera y delante de Tintes Aliaga-Hermanas Aliaga (Pascual Aliaga está casado con mi tía Anitín Arnedo), nos esperaba para vernos pasar en el castillo marroquí; no hay una sola vez que pase el día 5 por allí y no me acuerde de su enjuta figura vestida de traje y corbata. Siempre me ha resultado chocante que mis abuelos Vicente y Ana María se casaran un 6 de septiembre de 1935 en Almansa, llegaron por la tarde a Villena (Cánovas del Castillo, nº 5) y al levantarse mi abuela por oír música (entonces la diana pasaba por la puerta), le dijera a su marido si todo el año era así, antes de irse al viaje de novios que los llevó por Valencia, Mallorca y Barcelona.
Por lo que respecta a los Moros Nuevos y mi padre, la pregunta del millón directa y sin analgésicos: ¿cómo es posible que saliese de Moro Nuevo? El que lo haya conocido estará absorto y pensativo… Lo que es ser festero mi padre ni lo fue ni lo quiso ser nunca; las cosas claras. Sin embargo nuestras fiestas lucen “armamento”: los arcabuces… y ahí sí que se producía la cuadratura del círculo de las fiestas con mi padre. Una de sus frases míticas cuando hablaba de fiestas al cabo del año, lo cual le ocupaba unos 6,5 minutos como mucho, era la siguiente y cito textualmente: “Yo salí en fiestas para disparar con el arcabuz”. Pero para ello necesitaba ser festero y un arcabuz; lo primero lo solucionó con el traje de un primo segundo, Antonio Navajas García. Y en cuanto al arcabuz ni idea (¿alquilado al gran manolín padre e hijo?) pero lo consiguió; bailes nocturnos o jarana diversa imposible pero conseguir un arcabuz o un obús del “quince y medio” del frente del Ebro de 1938, sin problemas de ningún tipo. 
Siempre dijo que salió de Moro Nuevo dos años y no recordaba si se dio de alta o no pero sí que no pagó las cuotas porque no se las quisieron cobrar; sospecho... de la sombra de mi abuelo. De los dos años el primero salió desfilando y disparando; el segundo hizo lo único que le interesaba que era disparar con el arcabuz. Pese a que todos los años ponía en marcha su matraca con los moros, no creo que nadie se lo creyese... hasta que apareció la fotografía.
Una de sus batallitas más repetidas con los Moros Nuevos era la siguiente; incluso le hacía cierta gracia cuando la contaba, lo cual ya era sorprendente. El primer año que salió la directiva del momento le encomendó antes de la Entrada, recoger a la madrina de su casa y acompañarla a donde en su momento se le acompañase (¿tribuna?). El caso es que al salir a la calle vestido de moro en sus primeras fiestas como tales, pensó lo que pensó y ¡fue a buscarla en taxi! Cuando lo vieron aparecer motorizado, los presentes pensaron que le había pasado algo y no podía andar.
De la entrada recordaba que en las paradas que se hacían, toda la comparsa bebía de barriles o garrafas de vino de cierta envergadura, él precisamente que siempre destacó por no beber ni una copa de más; siempre aplicaba aquello que tanto le gustaba cantar de “impasible el ademán” (los mayores ya me entienden). En su descargo decía que eran sus primeras fiestas, que ya tenía una edad y que “cuanto más bebía, menos contento iba”. Y de él me lo creo.
Otras frases rotundas eran "El día 5 cuando recibimos a la Virgen tiré toda la pólvora que tenía preparada para fiestas” o “Fui a todos los actos en los que se disparaba”; obvia decirlo pero se las apañó para encontrar más pólvora y seguir disparando. Acto seguido pasaba al detalle minucioso de cómo hizo los cartuchos de papel para la pólvora con su hermano Toni, la caña para modelar los cartuchos de papel de periódico, la medida de pólvora con un cartucho de caza recortado, los dobles del papel y todo el protocolo de carga antes de apretar el gatillo. En 48 años de festero nunca he conocido a nadie que me haya dicho que salió de festero para disparar con un arcabuz; miles lo hicieron por desfilar o la juerga pero ¿conocen alguno que lo hiciera para disparar con el arcabuz? Pues ya lo tienen: la excepción que confirma la regla.
Una aportación suya a las fiestas de moros de Villena, lo digo con todas las consecuencias, la concretamos en los delantales, picos y mochilas; llegaban fiestas y en cuanto nos cruzábamos con el primer Moro Nuevo y sólo con ellos, me decía que el origen de los picos, mochilas y delantales estaba en el ejército español y sus gastadores… “Investiga ese tema y verás cómo es así”. Entonces yo era muy joven y veía un sacrilegio mezclar milicia y fiestas pero cuando ya tuve una edad y lo investigué desde los maravillosos archivos militares, gané premios de investigación y me publicaron libros. Y de justos es reconocerlo: él tenía razón.
Otro comentario recurrente era destacar con banda y banderas desplegadas “Cuando los Moros Nuevos TRAJIMOS en 1967 a la banda de Torrejón": la banda de música de la XVI Fuerza Aérea de los Estados Unidos (U.S.A.F.) en Europa. Y yo siempre pensaba ¿trajimos… o trajeron? El que una banda militar de ese nivel tocase con los moros, siempre lo enmarcó desde su visión militar de nuestras fiestas como el gran triunfo de los Moros Nuevos, al volver a enraizar las fiestas actuales con las antiguas de arranque militar; para él lo militar de las fiestas era el núcleo duro y lo demás artificio chinesco. Ahora bien, si de las fiestas sólo le gustaba lo militar ¿por qué siempre enmarcaba/diferenciaba a los Moros Nuevos del resto de comparsas?
Como lo único que le interesaba era pegar tiros, pronto abandonó las fiestas y dicho por mi madre “si un día veíamos un desfile, pocos, era para ver a los Moros Nuevos por tu padre y a vosotros”. Creo adivinar que pese a que sólo desfiló dos años con vosotros, algo quedó.
Un último detalle: cuando años después y tras laboriosa labor de zapa le dije que también me iba a apuntar a los Estudiantes, ese año habló de fiestas casi siete minutos que fueron los segundos necesarios para decirme “¿Y tiene que ser de Estudiante?”. Genio y figura.
Recordar que el hermano pequeño de mi padre, Antonio Arnedo de Ves, también desfiló con los Moros Nuevos en 1951, 1960 (Día de la Provincia en Alicante) y pagando media cuota por la edad pero sin llegar a ser socio en 1961 y 1962. El día 9 de septiembre de 1963 salió de Estudiante, formalizó su entrada en 1964 y hasta el presente.
La vida pasó rauda y rodeado de los suyos, los que verdaderamente nunca lo dejamos irse, por ley natural mi padre se marchó a disparar quién sabe dónde el 30 de junio de 2017.
Buen servicio a la nueva directiva capitaneada por Conchi Abellán Candela, primera presidenta de la comparsa… y un deseo para toda la gran comparsa de Moros Nuevos: ser felices porque es la mayor de las virtudes que un festero puede atesorar en vida.
JOSÉ VICENTE ARNEDO LÁZARO
El Huevón 2018

3 comentarios:

Alfonso dijo...

Yo he conocido a tu padre, pero sobre todo mi hermano mayor (Joaquín Navarro Espinosa, locutor entonces de Radio Villena). Creo recordar que tenían muy buena amistad, y muchas afinidades políticas. Muy interesante, muy agradable y muy entrañable tu artículo. Me ha hecho regresar a la Villena de los 50-60. La que añoramos los que hemos vivido fuera desde entonces.

tonivirtu dijo...

Soy Antonio Pastor Domene,efectivamente era el dia nueve pero no recuerdo el año exacto yo me hice socio en el año 1957 con quince años gracias a Regino Coloma amigo de mi abuelo Juan Domene, ambos vecinos uno vivia en la calle baja y mi abuelo en la calle Tercia donde yo naci,
Digo que no recuerdo el año con exactitud porque en el año 1960 yo disparaba ya el arcabuz y en esas fotografias no voy disparadando.
Y de verdad tambien a mi me ha echo recordar esa adolescencia con mucho agrado,

Fran Pue Grc dijo...

Casualidades o la realidad de la vida...

Permiteme Jose Vicente, que te de mi enhorabuena y las gracias de mi parte, por tu emocionante y añorado comentario que para mi todos los personajes que nombras me son muy familiares y conocidos, como para todos los que los leemos estas interesantes páginas de Villena Cuéntame, en especial tu historia real de una vida que a los que fuimos amigos y compañeros, de tu padre y abuelo Vicente, tu tío Antonio también es conocido.

En esas fechas en las que fuimos todos como fieles camaradas, llenos de juventud y ganas de vivir la vida lo mejor posible, como así lo hicimos, sin imposición alguna. Nos unió en sana amistad en un lugar de reunión y afinidad a nuestros deseos de jóvenes emprendedores, de toda actividad en el deporte local, piscina, juegos recreativos en primer lugar con nuestros Campamentos Provinciales y años mas tarde en los Nacionales, en los que me acompañaron por esos mundos de nuestra tierra hispana.

Mi padre también estuvo una vez retirado de la Gua. Civil, como responsables de la entonces casa de Socorro, junto a Jose Maria y Abellan, que se turnaban diariamente las veinticuatro horas de los trescientos sesenta y cinco días del año. Yo posteriormente también ingrese en el Cuerpo y me acuerdo de tu querido e inolvidable padre, en vacaciones cuando alguna vez nos veíamos con que alegría nos saludabamos y yo conocedor de sus gustos, le preguntaba si tenía este cartucho raro, que habia conseguido acordándome de él y para su Museo de Armas antiguas y modernas.

Alfonso, de tu abuelo y padre Joaquín Navarro, guardo muy buenos recuerdos por la gran sensibilidad, que tenían en el trato con todos, Joaquín hijo este como Delegado, locutor de Radio Villena y Lorenzo Pastor, junto a Rafael Aliaga, que eran los técnicos de ajustes y mantenimiento de la emisora, Quilis, Del Bosque, etc., fueron grandes amigos míos y de mis padres que tenían una grata amistad, el primero por estar como responsable de las cabinas de proyección de los cines Chapi, Cinema y posteriormente Imperial, aunque en este último creo que ya no estaban en Villena...

Y de ti Antonio Pastor te casaste y te perdiste, en la bella ciudad de Alicante y aun quiero recordar con agrado y añoranza la última vez que nos vimos en la cercana población de Biar ante la celebración de una boda de un familiar, en la añorada sala de fiestas entonces la conocida como La Dafnis. Pero el recuerdo imborrable aun perdura de esos dias inolvidables...

El tiempo pasa y corre muy de prisa, pero el recuerdo de todos los seres queridos, estos no se borraran, ni secumbiran ante nada, ni serán del olvido, mientras los que vivamos los recordemos, como si fuera hoy ese gran día del que ayer sin saberlo de que iba a ser ese último día, en el que nos despedimos el uno del otro.

"Con un hasta luego mis compañeros, mis amigos, mis hermanos...


Por Fcº Puente-49

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com