1996 APARICIÓN PAULATINA DE LAS COMPARSAS

HOMENAJE A D. JOSÉ Mª SOLER
ESPECIAL DIA 4 QUE FUERA

Antonio Catalá Ballester (El Chato)
Aparición paulatina de las comparsas
La primera que se incorporó a aquellas dos, quizá por influencia de las muchas procesiones de Semana Santa que se celebran por estas latitudes, fue la de "Romanos", que en 1863 pidió permiso para salir con los "Cristianos" y los "Moros".
Transcurridos los días de fiestas de 1868, estalló la lla­mada "Revolución de Septiembre", conocida también por "la Gloriosa", que costó el trono a Isabel II. Hasta el día 10 de septiembre, había desempeñado la alcaldía don Joaquín de Mergelina que, al ausentarse, fue sustituido por el primer Teniente de Alcalde, don Diego Bruno Selva. Era por enton­ces Gobernador de Alicante don Luciano Marín, quien, a mediados del mes de agosto, se había interesado por los santos o patronos de la población. Con fecha 15 de sep­tiembre, pidió información acerca de los festejos que se celebraban del 6 al 8 de aquel mes. Quería conocer si, con la "soldadesca" de "moros y cristianos" se recordaba algún acontecimiento histórico, si aquella práctica era antigua en la ciudad, y si todo ello "consta por escrito o se sabe nada más por su tradición". Merece toda clase de elogios la curiosidad de aquel Gobernador, que dio a pie una intere­sante respuesta del Alcalde en funciones.
Se dice en el informe que hacía "más de doscientos años" se estableció entre los vecinos la costumbre de for­mar comparsas y que, armados sus componentes con los antiguos arcabuces, iban disparando por parejas delante de la procesión de la Virgen, que se celebraba el día 8 de sep­tiembre, y también hacían lo mismo el día 9, cuando regre­saba al Santuario. Añade que, durante muchos años, fueron vestidos a la antigua española, pero que, desde principios de siglo adoptaron el traje usual de los labradores. Sigue diciendo que, por la proximidad de Biar, que desde hacía muchos años celebraba sus fiestas con "soldadesca de moros y cristianos", se introdujo en esta ciudad la misma costumbre y se construyó también un castillo de madera, que el primer día de la fiesta estaba defendido por una comparsa de "Labradores" y otra "vestida a la romana"; en el segundo día, atacaban los "moros" la fortaleza, se apode­raban de ella y colocaban en sus almenas una estatua que representaba a Mahoma. El tercer día, volvían a atacar los cristianos, recuperaban la foraleza y le pegaban fuego a la estatua, cuya cabeza, que estaba llena de pólvora, estalla­ba, saltando los cascos a bastante distancia.
Este precioso informe aclara bastante las cosas. Nos dice, de entrada, que la costumbre de formar "comparsas" es anterior a 1668, y viene a confirmar esta datación la compañía de arcabuceros que, al mando de don Ignacio de Selva como capitán y de don Francisco Fernández como alférez, estuvo presente en la ceremonia de alzar pendones por Carlos II en 1665, como ya hemos comentado. Dice también el referido informe que aquellos arcabuceros iban vestidos "a la antigua española", y aquí debemos recordar que, precisamente desde mediados del siglo XVII, la vecina población de Yecla solemniza los festejos en honor de su Patrona con abundantes salvas de arcabucería disparadas por la "soldadesca", que es una compañía de paisanos ata­viados al estilo militar de la época; que en Caudete, tam­bién población vecina, una de las comparsas se denomina "La Antigua", cuyo atuendo de frac, calzón corto y sombre­ro de tres picos, denota bien a las claras su origen diecio­chesco y su perduración en un ambiente de "moros y cris­tianos" evidentemente posterior. También en Sax, la comparsa de "Cristianos", que es una de las primitivas, va ataviada con traje negro y bicornio, "a la antigua española". Debemos aducir también que, en la "Célebre Centuria", de CARBONELL, primer escrito en que se da cuenta de las fies­tas de Alcoy, aunque editado en 1672, se relatan las de 1668, que es la fecha a que nos lleva aquel informe del Alcalde de Villena en 1868.
Jalón importante en la historia de nuestras Fiestas es el año de 1884, en que se conmemoró el cuarto centenario de la aparición de la Virgen. Según el canónigo don GASPAR ARCHENT, la conmemoración debió celebrarse diez años antes, pero hubo de retrasarse a causa de los disturbios polí­ticos de la época y del estado sanitario de la población. Consta que, en 1774, el regidor don José Selva se opuso a la petición de que se celebraran "vacas, toros y comedias" en las fiestas conmemorativas del tercer centenario en con­sideración a la miseria, aflicción y estrechez de los vecinos, y a que "semejantes medios más irritarán la Justicia Divina que la aplacarán". En 22 de junio de aquel año de 1884, don Trinidad de Juan, capitán de la comparsa de "Tercios de Flandes", de la que era alférez su hijo, el poeta Aquilino Juan, pidió al Ayuntamiento, en nombre propio y en el de los demás jefes de las comparsas, que era necesario fijar los días en que se habían de celebrar los festejos conmemorati­vos, a fin de ajustar con tiempo las bandas militares que hubieran de venir. El Ayuntamiento acordó que se trajera la Virgen el día 4 de septiembre y se devolviera al Santuario el día 9.La importancia excepcional de aquella fecha de 1884 estriba para nosotros, en la aparición de la "Historia" de ZAPATER y del primer programa oficial de los festejos que ha llegado a nuestro conocimiento, porque, aunque hay constancia de que en 1883, un año antes del centenario, se pagaron al impresor Claudio Perlasia 50 pesetas por la edi­ción de 600 programas, no hemos logrado ver ningún ejem­plar. Ambas publicaciones nos suministran informes detalla­dos de las comparsas que intervinieron en aquellas fiestas centenarias. Son las siguientes, citadas por el orden de anti­güedad que les asigna ZAPATER: "Moros Viejos", "Moros Nuevos" o "Turcos", "Marro­quíes", "Moros Guerreros", "Caballeros Cristianos", "Mari­neros", "Romanos", "Estudiantes" y "Tercios de Flandes". Ésta última debió ser fundada en aquel año, propicio, como todos los conmemorativos, a iniciativas novedosas. Ya vimos que se trajo la Virgen el día 4, como caso excep­cional. Observamos también que los "Tercios de Flandes" ocupan el último lugar, puesto que, tradicionalmente, ha estado reservado a los "Cristianos". De los "Moros Guerre­ros" no volvemos a tener después noticia alguna. Pudo ser también una novedad del bando moro en aquellas fiestas.
DIA 4 QUE FUERA 1996
Cedido por... Joaquín Sánchez.

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com