1950 NUESTRO CASTILLO, FRONTERA DE REINOS. Programa Fiestas 1950

NUESTRO CASTILLO, FRONTERA DE REINOS
Renovémonos, dice Saavedra Fajardo en su libro "Las Empresas". "La renovación da perpetuidad a las cosas caducas por naturaleza". Pero hay cosas caducas que encierran toda la virtud per­durable y eterna de los símbolos, evocadores de pueblos, índice de su carácter, de sus valores espirituales. Al imaginar nuestra Ciudad, al acercarnos a ella, sentimos cómo nos impresiona vivamente, inevita­blemente, la imagen de su Castillo. Su fábrica abandonada se yer­gue todavía contra su desolación, con ímpetu indestructible hacia lo Eterno. Cargado de historia; cobijo de altivez y de no­bleza, sufrió el embate de los disputas entre dos Reinos. Difícil sería narrar la procelosa serie de hechos bélicos, concordias y tratados que ocasionó "la fortaleza amurallada". De fundación árabe, fué después raíz titular de poderoso Marquesa­do, que llegó a ser Principado, por privilegio Real, otorgado en Castelfabib en siete de Marzo de mil trescientos treinta y cuatro.
Exiguo es el espacio de que disponemos para cumplir nuestro deseo de vulgarizar, de popularizar, en este breve trabajo, algunas anécdotas de su historia. Discriminemos de los estudios de González Símancas; del historiador Zurita en sus "Anales de lo corona de Aragón", de otros autores, los datos y fechas que apuntaremos.
Supone el primero, sin que haya sido comprobado por investigaciones posteriores, que en época romana, nuestro Castillo y pueblo primitivo, constituían la antigua "Mansión de ADELLO", entre Ad-Turris y Aspis, siguiendo la vía militar Summo Pyreneo a Carthagine Spartaria. La falta de elementos narrativas referentes a nuestro pueblo en las primeras épocas romana y visigótica, impiden determinar fechas y nombres hasta el siglo XIII. Pero antes, comienza el Castillo y sus lugares a adquirir la importancia de fortaleza fronteriza. En el año 1179, reinaba en Castilla Alfonso VIII; en Aragón, Alfonso II; unidos hacían la guerra a Don Sancho de Navarra. Después de conquistada Cuenca por el primero, se reúnen para establecer y acordar el repartimiento de sus reinos y conquistas —DEJANDO AL REY DE CASTILLA, LA OTRA TIERRA Y SEÑORÍO QUE ESTÁ DE LA OTRA PARTE DEL PUERTO DE BIAR". Así juraron, entre otros caballeros, por parte del Rey de Aragón, Don Artal de Alagón. Este noble guerrero, de valerosa progenie, influye poderosamente en la conquista del Castillo. Fué nieto de reyes; hijo de Don Blas; general que ayudó a Don Jaime en la conquista de Valencia. Año 1238: Terminada por este Rey la conquista de la Capital; rendido posteriormente Játiva, se desplazan el Vizconde de Cardona y Don Artal de Aragón, con sus caballeros de casa y vasallos hacia el Reino de Murcia. No rea­lizan el primer intento de conquistar la fortaleza amurallada de Villena. Consiguieron cercarla, dice el historiador, pero no abatir su Castillo, por el grueso socorro de los moros. Defraudados "LLEVARON BRIOS Y CODICIA PARA ASALTAR OTRA PLAZA, LA DE SAX". Muere en la sangrienta batalla D. Artal "despedazada la cabeza por una piedra que desde un tejado le arrojó un moro". Año 1240: Para vengar la muerte del malogrado Don Artal, deciden los Ricos-hombres nueva empresa guerrera contra la "Villa Castellada". La emprende primeramente el Infante Don Fernando de, Aragón. Fracasa en su intento, porque los moros incendian las máquinas de guerra y la fortaleza permanece inexpugnable. Se acuerda proceder nuevamente al ataque del Castillo y Villa. El Comendador de Alcañiz, fortalecido por los bravos almogávares la sitia. Por fin, después de larga y fuerte resistencia, se entrega la plaza. El Rey ordenó a los caballeros de la Orden de Calatrava, que la tuviesen en nombre del Príncipe de Castilla. A este reino queda anexionada Villena. Año 1248: Ocu­pa Don. Jaime I Villena con su Castillo y otros pueblos. Breve tiempo pertenecieron a la Corona Aragonesa. Las discre­pancias surgidas entre el Rey Conquistador y su yerno el Príncipe Don Alfonso de Castilla, motivaron este inexplicable acontecimiento. La toma de Enguera, que pertenecía al señorío de Játiva, por el Príncipe, indignó a Don Jaime; y en re­presalias, arranca la fortaleza y Villa del poder de los castellanos. Pero la ternura del Rey de Aragón vuelve la Villa y su Castillo al Reino de Castilla. Intervienen en el acuerdo, para disipar las discordias, la Reina, el Maestre de Santiago y el Señor de Vizcaya, y así, ajustaron la división de los Reinos, dando el Rey, Villena al Príncipe de Castilla, y Enguera a la Corona de Aragón.
Hemos reducido estas notas a las primeras épocas de las conquistas de Don Jaime; en los siglos XII y XIII, para demostrar el valor fronterizo que ostentó nuestro Castillo. Con su villa y tierras delimitaba dos Reinos poderosos. Puerta de Castilla era nuestra fortaleza; límite del Reino de Aragón el de Biar.
Así, en el año 1247, al ordenar Don Jaime I sus Reinos entre sus hijos y asignar para el Infante Don Jaime el de Valencia, decía nuevamente "y de allí los límites del Reino, entre Villena y Biar, hasta dar en el puerto que está a la otra parte de Biar" disposición publicada en Va­lencia en 19 de Enero de 1248.
Entremos en Villena; salgamos de la Ciudad por ferrocarril, por carretera; no podremos borrar de nuestra retina la imagen del Castillo; de su silueta, noble, elegante, acogedora; no podremos arran­car de nuestro corazón la congoja que nos causa su abandono y ol­vido. Supone renunciar a nuestra historia, que por el cauce inmutable del tiempo va formando el sedimento de lo subconsciente. Depósito espiritual de nuestra raza, de nuestro carácter, de nuestros sentimientos.
Pongamos todo nuestro anhelo en su conservación, en su re­novación.
 
Joaquín Candel
Revista Fiestas Villena 1950
Cedida por... Mercedes Pardo

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com