1909 LA PROTECCIÓN DE LA VIRGEN

LA PROTECCIÓN DE LA VIRGEN
Por… José Sánchez Ferrándiz (2013)
A nadie se le escapa la devoción que desde hace siglos se tiene en Villena a la Virgen de las Virtudes. Se sea más o menos creyente, incluso un escéptico en cuestiones de fe, hay un abrumador sentimiento mayoritario en todos los habitantes de la ciudad en torno a lo que representa y supone nuestra patrona para cada uno de nosotros.
Desde que surge la tradición que sitúa la aparición de la imagen de la Virgen de las Virtudes en 1.474, poniendo fin a la terrible epidemia de peste que ferozmente golpeaba Villena, muchas personas se han encomendado desde entonces a su protección y amparo, ante enfermedades y momentos difíciles de la vida. En el propio Santuario existe una pequeña dependencia, muy transitada por curiosos y fieles, en la que multitud de personas han querido dejar a lo largo de los años, su testimonio y agradecimiento por la protección dada por la Virgen. Vestidos de novia, fotografías, simples inscripciones en las que alguien deja constancia en un papel de la veneración que siente a su patrona por su ayuda en los malos momentos que han dejado atrás, adornan esta pequeña dependencia, ejemplo vivo de la fe de todo un pueblo.
En 1.909, España, que la década anterior había perdido sus últimas posesiones de Cuba y Filipinas, se encontraba inmersa en una nueva (e incierta), aventura colonial en el norte de África. En el verano de aquel año, la ciudad de Melilla es atacada por integrantes de las cabilas rifeñas y miles de jóvenes soldados de nuestro país (mal nutridos y armados y peor entrenados) que se encontraban en la zona del Riff, entran en combate, lo que provoca que muchos de ellos pierdan la vida. Entre las tropas españolas en aquel rincón de África, había al menos 50 jóvenes de la ciudad. En este escenario, y ante la decisión de la corporación local de suspender la celebración de las fiestas de Moros y Cristianos de ese año, surgen violentos disturbios en las calles, por el descontento de la mayoría de los habitantes, que desean que los festejos sigan adelante. El balance final en nuestra ciudad de aquellos días de manifestaciones y alborotos, se traduce en decenas de heridos, destrucción de mobiliario urbano, un ataque a la casa del propio alcalde, cargas de la guardia civil y docenas de detenidos. Sin embargo, por encima de las opiniones contrapuestas e incluso irreconciliables entre los dos bandos enfrentados, hay un denominador común que une a unos y otros: una inquebrantable fe en su Patrona. 
Las fiestas finalmente se desarrollarán, dando satisfacción así al deseo mayoritario de la población, aunque comenzarán (lo que excepcionalmente solo ha ocurrido en contadas ocasiones a lo largo de la historia) después de sus fechas habituales, en concreto a partir del 12 de Septiembre.
Unos días antes y cuando la calma se va imponiendo en la ciudad y se decide finalmente que habrá fiestas, llega una noticia por medio de una crónica que aparece en el “Diario de Alicante”, el 7 de Septiembre de 1.909 y que no deja indiferente a nadie, acrecentado, si cabe más, la devolución hacia la Virgen de las Virtudes:
Dicho periódico de la capital, publica: “… de unos cincuenta (soldados de Villena) que luchan ahora en el Riff, no ha resultado aún ni un solo herido. Y no es porque no entren en combate, pues un soldado escribió diciendo que de más de cien que formaban una compañía, de los cuales cuatro eran de Villena, solo quedaron después de los fuertes combates ocho soldados y el capitán. Contándose entre ellos los cuatro villenenses que quedaron ilesos.
Este hecho movió al capitán a preguntar a los villenenses que a quién se habían encomendado, y contestando ellos que a su Patrona la Virgen de las Virtudes, partieron en pedazos varias estampas que llevaban de la Virgen repartiéndoselos entre ellos y guardándolos devotamente en el pecho...”
Texto integro... DIARIO ALICANTE: Martes 7 de Septiembre de 1909
Los sucesos de Villena
La devoción á la Patrona. - Un episodio de la guerra. - Otras noticias.
Dudo que haya pueblo que sienta más devoción por su patrona que este de Villena. En dos razones se apoyaban los que se opusieron á la suspensión de las fiestas. Una que pudiéramos llamar de interés comercial, y otra de carácter religioso. Según los que presentaban la primera como protesta de la suspensión, esta ocasionaba grandes pérdidas á los comercios, que en estos días suelen hacer grandes ganancias, lo mismo que las fondas y posadas. A fin de conseguir del Ayuntamiento que revocase el acuerdo se presentó un pliego firmado por la mayoría de los comerciantes y por muchos vecinos pidiéndolo así. Los que apoyaban en la segunda razón opinaban que este año debían celebrarse fiestas en honor de la Virgen con más explendor que los anteriores, pues Ella proteje la vida de los soldados villenenses que hay en Melilla.
He de hacer una observación; y es que de unos cincuenta de estos que luchan ahora en el Riff, no ha resultado aún ni uno solo herido. Y no es porque no entren en combate, pues un soldado escribió diciendo que de más de cien que formaban una compañía, de los cuales cuatro eran de Villena, solo quedaron después de uno de los fuertes combates ocho soldados y el capitán. Contándose entre ellos los cuatro villenenses, que resultaron ilesos.
Este hecho movió al capitán á preguntar á los villenenses que á quién se habían encomendado, y contestando ellos que á su Patrona la virgen de las Virtudes, partieron en pedazos varias estampas que llevaban de la Virgen repartiéndoselos entre ellos y guardándolos devotamente en el pecho.
Esto avivó la devoción que por su patrona sienten los villenenses, arreciando así las protestas.
El Corresponsal

1 comentario:

Anónimo dijo...

Impresionantes las estampas de la Virgen antigua. A todo esto, según se comenta, los restos que quedaron de la Virgen antigua después de la guerra civil, los posee una familia de Villena. Seria bueno para la cultura y para el aprendizaje de futuras generaciones que esos restos se pusieran en posesión de las autoridades. Gracias.

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com