1954 VOCES DE LA CIUDAD

VOCES DE LA CIUDAD
Entrevistas y reportajes por nuestro colaborador JOSÉ A. MILÁN GUILLÉN
Acogiendo a la sugerencia hecha el pasado año por el Delegado Comarcal de Sindicatos en estas mismas-páginas, comenzamos nuestras entrevistas dirigiéndonos a representantes de la Organización Sindical, ya que pueden hablarnos de temas que directa o indirectamente afectan a nuestra Ciudad. Uno de ellos, de trascendencia nacional, es el del mercado del vino, del que hemos tratado con DON JUAN GARCIA HURTADO—toda una vida dedicada al comercio de Vinos y Alcoholes—, en quien se da además la circunstancia de ostentar actualmente la Jefatura del Sindicato Provincial de la Vid.
¿Qué motivos pueden haber producido la difícil situación actual? —Con toda evidencia, la saturación del mercado. —¿Causas?
Los altos precios alcanzados por el vino en los años inmediatamente posteriores a nuestra guerra de Liberación. Estimulados los productores e intensificado el cultivo, nos encontramos ahora con una superproducción muy difícil de absorber si no se adoptan medidas radicales.
—¿Quiere formularlas?
—Una respuesta detallada excedería con mucho de los naturales límites de una entrevista. Limitándome a enunciarlas, podrían ser: 1.a; Estimular por todos los medios el consumo del vino. 2ª; En las zonas cerealistas, invadidas en parte por el cultivo de la vid, volver al de cereales utilizando todos los terrenos aptos y aumentando si fuere necesario el precio del trigo como estímulo para sus productores. 3.ª; Revisión de precios de transporte, equiparando el vino a otras mercancías de primera necesidad excluidas de las últimas alzas en las tarifas ferroviarias. 4.ª; Revisión y unificación de los impuestos municipales, que nunca deberían exceder de 10 pesetas por hectólitro. 5.a; Fomentar la exportación, cuidando asimismo el aspecto monetario a base de tipos altos de cambio para evitar la competencia de países con moneda más depreciada, y 6.ª; Supresión de la competencia que al espíritu de vino le hacen los alcoholes industriales.
¿No está ordenado el servicio obligatorio de vino en Hoteles, Restaurantes, etc.?
—En efecto; pero es cosa sabida que tales Establecimientos, por el mero hecho de filtrar y envasar el vino, proporcionándole una presentación no siempre afortunada, lo hacen pagar a precios diez o doce veces superiores al satisfecho al productor, lo que redunda en perjuicio del consumo restando eficacia a la medida.
¿Acaso existen Municipios que gravan los vinos con impuestos superiores al corriente que Vd. ha mencionado?
—Hablaba antes de «revisión y unificación» porque hay Ayuntamientos que perciben hasta 125 pesetas por hectólitro. El encarecimiento que produce ha de perjudicar por fuerza a la salida y venta del vino.
—Al hablar de competencia de alcoholes industriales, ¿quiere decir que éstos están autorizados para consumos de boca?
—Así es, especialmente los fabricados con residuos de azucareras, frutos varios, etc. Tales alcoholes debieran ser destinados exclusivamente a usos industriales. Y le advierto que este mal es ya muy antiguo.
—¿Qué opina sobre la recientemente creada COMISION DE COMPRAS DE EXCEDENTES?
—Un acierto su creación, hasta el extremo de estimar que este Organismo, creado circunstancialmente con motivo de la actual crisis, debiera perdurar como institución permanente. Su fin primordial debe ser la regulación del mercado de vinos; la fijación de precios mínimos anuales (a semejanza del trigo y otros artículos); la realización de operaciones de compra sin plazo cerrado para la mayor facilidad de las mismas; y sobre todo, haría falta suprimir cuantos trámites puedan entorpecer o demorar las convenciones mercantiles, como indispensable medio para atender, en cualquier instante, las necesidades de los productores afectados.
—¿Cree que nuestros criadores producen adecuadamente, y cuentan con: medios idóneos para afrontar competencias?
Nadie puede dudar de la calidad de nuestros vinos ni de la preparación general de nuestros criadores; sin embargo, no estaría de más establecer unas normas tendentes al mejoramiento de la crianza de frutos y a la producción de vinos sanos y equilibrados. A este efecto, podrían crearse premios especiales para Cooperativas y particulares. Y en otro orden de cosas, debería favorecerse al máximo a nuestros productores mediante créditos fáciles y con bajo interés, con el fin de mejorar las instalaciones de bodegas, sustituir envases por los modernos de cemento, etc. Esta cuestión de los envases es de capital importancia, para evitar mermas y enfermedades que causan daños considerables y constantes.
—¿No cree Vd. que nos viene invadiendo una naciente pasión por bebidas exóticas, en perjuicio de nuestras costumbres tradicionales?
—Desde luego. Hoy día se considera más elegante beber cualquier cosa, sobre todo si lleva etiqueta extranjera, que pedir nuestra «caña» o nuestro «chato» tan tradicional y castizo.
¿Habría medio de evitarlo?
No veo otro que saber penetrar en la conciencia nacional, convenciendo a todos de que el vino—nuestros vinos—es la mejor bebida, tanto por sus innatas cualidades y su españolismo como incluso por sus propiedades tónicas y terapéuticas.
¿Está satisfecho de las medidas estatales adoptadas para conjurar la crisis?
—Indudablemente, ya que es bien perceptible el interés de nuestro Gobierno para vencerla. Es de desear que la acción emprendida, secundada por todos con la mejor voluntad y buena fe, alcance los frutos prometidos.
¿Algo más?
Dar las gracias a Vd. y a la Revista por la atención que me han dispensado al acogerme en ella, y a todos por el interés mostrado en estos problemas que, indudablemente, afectan en gran escala a la economía de nuestra Ciudad.
Seguidamente nos hemos dirigido a DON JOSÉ TOMAS CONCA, Jefe del Sindicato Local de la Piel, hombre espléndidamente activo, cuyo celo está haciéndose sentir en la marcha del Sindicato Local más importante de nuestra Ciudad.
¿Quiere decirnos en qué consiste la labor del Sindicato Local de la Piel?
La labor del Sindicato, que es la de todos los afiliados, pero cuya responsabilidad nos afecta más directamente a los que hemos alcanzado cargos de confianza en las pasadas elecciones sindicales, no es posible definirla sino desde un punto de vista objetivo y no soy yo la persona más indicada para hacerlo. Quiero resaltar, sin embargo, un hecho importante que viene desarrollándose y en paulatino aumento: la presencia viva de todos los afiliados dando calor a nuestro Sindicato; todos los intereses económico-sociales de la Industria del Calzado de nuestra Ciudad están presentes, y cada día con mayor entusiasmo.
¿Qué labor realizan en lo Social?
—Esta labor, encomendada a la Junta de la Sección Social, pero que generalmente se encuentra centrada en la Junta General del Sindicato, es muy amplia. Abarca desde la solución de una cuestión laboral individual suscitada en cualquier Empresa, hasta el estudio de los problemas de índole social-asistencial que puedan tener planteados nuestros afiliados, problemas y aspiraciones que trasladamos siempre a nuestras jerarquías superiores para su posible solución. Actualmente, me es muy grato hacer constar que no existe paro en el Ramo, gracias a la colaboración prestada por todas las Empresas de acuerdo con la Sección Social del Sindicato.
¿Cuál es la situación actual de la Industria del Calzado? ¿Existe crisis?
Indudablemente; mas debo destacar en principio que no es resultado de un exceso de producción, sino más bien de un bajo índice de consumo, conforme nos están demostrando las estadísticas.
¿Acaso esa disminución de consumo sea producida por los actuales precios?
—El problema, realmente, es muy complejo y nada fácil de solucionar. En materia de precios, la prensa ha publicado con frecuencia distintos criterios; mas sobre este espinoso asunto, me remito a las notas publicadas (Diario «INFORMACION»), en el mes Marzo del corriente año por nuestro Sindicato Provincial.
—¿Medios para conjurar esta crisis?
—Existe un mal muy acusado, que es el de la clandestinidad. En Villena no tiene casi importancia en relación con otros Centros productores; ahora bien, estamos arbitrando los medios para hacerla desaparecer. Esto será posible con la colaboración de Empresas y productores, no debiendo olvidar estos últimos que a la larga también resultarán perjudicados de no desaparecer la situación actual. Independientemente de ello, tenemos el importante problema de la Exportación...
—¿Tiene alguna aspiración especial, a conseguir durante su mandato?
Mi mayor deseo es no defraudar la confianza que en mí se ha depositado y poder ir resolviendo con la mejor voluntad los problemas que se planteen defendiendo en caso y momento los intereses legítimos de nuestros afiliados... Como aspiración particular, que es la de todos, quisiera conseguir la edificación de una Capilla
Ermita a nuestro Patrono San Crispín. La Sección Social ha iniciado ya las primeras gestiones para conseguir fondos, y creemos que muy pronto será una realidad en Villena, al igual que en Elche y Elda.
—¿Desea decir algo más?
Agradecer la oportunidad que me ha ofrecido de poder hablar de nuestro Sindicato en la Revista «VILLENA», expresar públicamente en nombre de nuestros afiliados nuestra complacencia por haber sido nombrado Alcalde de Villena nuestro Jefe Provincial don. Máximo García Luján, saludar a las, Jerarquías superiores, y desear a todos los villenenses unas Fiestas en Paz. Y que la Virgen de las Virtudes nos conserve esta bendita paz española durante muchos años...
Llegan también a esta Sección, por derecho propio, dos nombres con quienes estábamos en deuda: Antonio Navarro Santafé, el notable escultor villenense, y «TALLERES MARTINEZ». Autor del proyecto artístico del nuevo Castillo de Embajadas el primero, y realizadores materiales del mismo los segundos, no ignoramos que sus puestos estaban entre las entrevistas que realizamos y escribimos para nuestro último número. Dificultades imprevistas sin embargo, unidas principalmente a la limitación de tiempo impuesta por la entrada en prensa de nuestra Revista, nos impidieron publicarlas. Vienen aquí en la creencia de que han de interesar a nuestros lectores y en la seguridad de que con ello dejamos cumplido un deber.
¿Cómo te nació la afición por el arte que practicas?
Con toda seguridad, en una ocasión en que mi hermano llegó a modelar unos soldaditos de barro. Tendría yo siete años mal cumplidos. Poco después, me decidía a copiar por mi cuenta los «Pasos» de las Cruces...
—¿Y luego?
Cultura general. Escuela de Artes y Oficios. Academia de Bellas Artes de San Fernando, de Madrid. Más tarde, ampliación en la Especial de Sevilla y en San Carlos de Valencia. En ellas tuve el honor de ser discípulo de insignes artistas: Benlliure, Capuz, Ortells... Y obtenido el título de Profesor de Modelado, y Dibujo, comprendí la necesidad de trabajar y crearme, de ser posible, un nombre y un estilo...
—¿Qué trabajo, de los realizados para Villena, tiene para ti un valor más entrañable?
—Sin duda alguna, la imagen de Nuestra Señora de las Virtudes. Mi propia madre colaboró conmigo en su realización con su consejo y con su aliento... Créeme que para mí el trabajo fue una emoción permanente, y en él puse, más que las manos, el alma.
—¿De todas tus obras, cuál te satisface más plenamente?
—Distinguiría quizás mi Monumento a Chapí, el Paso de Nuestra Señora de la Amargura, que hice para La Bañeza, León, y una Carroza de Jesús Cautivo, que se ha inaugurado en Madrid el pasado Viernes Santo.
—¿Llevas muchas realizadas hasta el presente?
Alrededor de doscientas. Aparte las citadas, puedo mencionar «Don Dámaso Berenguer», «Figura de Campesino», «Temas Vascos» (veinte obras), bustos «SS. MM. los Reyes de España», «Temas Taurinos» (algunos adquiridos por Vicente Pastor, Pepe Martín...), «Estatua ecuestre del Generalísimo» (encargo de la Empresa Segarra, de Vall de Uxó), «Conde de Jordana», «Duquesa de Pastrana», «Señora del Alcalde de Madrid», «Señora de Agustín Aznar»... etc. En la actualidad trabajo en un proyecto de Retablo Barroco para la Iglesia de San Pedro el Real, de Madrid, en unos candelabros de talla dorada para la misma iglesia, y en varios retratos, entre ellos el de la señora de Solís.
--¿Cómo ves el momento actual de la escultura en España? ¿En qué grupo tendencia militas?
—Se percibe un marcado esfuerzo por conseguir nuevas fórmulas, pero atendiendo preferentemente a la técnica se olvida el espíritu, todo lo que en Arte puede tener un positivo valor emocional... En cuanto a mí, creo practicar un arte realista de inspiración clásica; hablando con sinceridad, no hay otro camino para hacer un Arte verdadero y sin mistificaciones...
—¿Eres partidario de concurrir a Certámenes oficiales?
—En absoluto. Lo hice a los diecinueve años—Exposición de Otoño, de Madrid—y obtuve el nombramiento de Socio de Honor del Círculo de Bellas Artes.
No he vuelto. Creo que en Arte, como en tantas cosas, es la Posteridad quien debe juzgar. Y quien juzga siempre...
Concretándonos al Castillo, ¿en qué principios te inspiraste para su proyecto?
—Elegí la traza gótica de los monumentos medievales. Compuse un conjunto de detalles (torreones cilíndricos, cuadrados, ajimeces, lumbreras, saeteras...) y apreté las masas para evitar en lo posible cualquier anacronismo. Pero principalmente procuré que pudiese satisfacer las necesidades de su uso peculiar. Con esta finalidad puse torreón cilíndrico para «la Mahoma»; matacán defensivo (puerta de ingreso a la fortaleza) para el Embajador; un torreón cuadrado, de expansión para la soldadesca; y una torre del homenaje para el estandarte.
—¿Estás satisfecho de su realización material? ¿Se ajusta a tu concepción artística?
Completamente, y me complace mucho hacerlo constar. Precisábamos de la colaboración de un gran mecánico, y la hallamos en los hermanos Martínez, que realizaron un magnífico trabajo.
—Para terminar, ¿qué obra, como artista, quisieras realizar?
—Como artista, la que todavía no he hecho...
--¿Como español?
—El Monumento a D. Joaquín María López.
—¿Como villenense?
—El Templete de la Música de mi Ciudad natal; algo que fuera digno de Villena y de Ruperto Chapí...
Y con estas palabras nos despedimos de Antonio Navarro, que nos ruega con-signemos su agradecimiento por cuantas atenciones tiene recibidas de sus queridos paisanos, ruego que dejamos cumplido alentándole a perseverar en un tarea que tantos éxitos le ha deparado. Omitido por modestia, sabemos que recientemente, en lucha con más de quinientos concursantes, ha obtenido el Primer Premio de proyectos para el Emblema Oficial de la RENFE. No queremos silenciarlo, como un dato más que bien dice de la personalidad artística de nuestro entrevistado, a quien toda-vía le aguardan sin duda muchos laureles en el difícil camino del Arte...
La Empresa «TALLERES MARTINEZ», fundada hace unos setenta años en Biar, se estableció en Villena por Don Luciano Martínez García en el año 1924. Desde entonces, su probidad y la cultura técnica de sus servicios la han destacado considerablemente en el Ramo. Hemos visitado a su hijo, Don Manuel Martínez Amorós, que amablemente se ha prestado a la entrevista y al que hemos de agradecer singularmente sus atenciones, ya que, excesivamente modesto, apenas si quiere hablar de sí mismo. Sin embargo, él fue el director técnico de la Construcción del Castillo, y a él y a su pericia se debe la magnífica versión material que nos han dado del notable proyecto artístico.

—¿Qué actividades industriales realiza la Empresa?
—Reparación y construcción de maquinaria en general, principalmente de Calzado y Elevación de Aguas, y reparación de automóviles. Algunas construcciones, por procedimientos propios patentados.
—¿Es muy extensa vuestra plantilla?
—Prácticamente retirado mi padre y titular de la Industria, nos dividimos el trabajo entre los hermanos. Luciano lleva automóviles y Motores de Explosión; Mariano la Maquinaria en general, Fernando la Administración y formalización de Presupuestos, mi y a cargo va la Dirección del Taller, Proyectos y Construcciones. Desarrollamos el trabajo con la eficiente colaboración de veintisiete operarios especializados, a quienes sin duda debemos muy buena parte de nuestros pequeños éxitos.
—¿Ofreció muchas dificultades la construcción del Castillo?
Todo trabajo las ofrece cuando uno pone interés en su perfección. En este caso, aparte las naturales dificultades por tratarse de una construcción desusada y la necesidad de ajustarnos en todo lo posible a la maqueta, tuvimos que vencer a fuerza de voluntad un obstáculo que en ciertos momentos me pareció insuperable: el tiempo. Hay que tener en cuenta que en pleno mes de Junio aún no había nada resuelto definitivamente. Y el Castillo «tenía» que inaugurarse el día 5 de Septiembre.
¿Seguisteis algún plan especial?
Realmente, no. A menos que no te refieras a la previa e ineludible construcción de las plantillas y «utillaje» necesario. Esto no fue tarea fácil precisamente. —¿Conservas datos estadísticos? ¿Peso, materiales, etc.?
El Castillo, de hierro en su casi totalidad, pesa 7.000 kilos, de los que 5.800 corresponden a su estructura metálica. Lleva 1.850 tornillos (pese a la mayor intervención de la soldadura eléctrica), invertimos 700 horas de trabajo e intervino en la construcción el setenta y cinco por ciento de nuestro personal.
—¿Alguna anécdota?
—No sé si servirá, pero nosotros no podemos olvidarlo. Subiendo un día en el taller una torre (de hierro, desde luego), cayó por rotura de una trócola, salvándonos varios milagrosamente. Acordamos asistir a una Misa en acción de gracias, promesa que cumplimos—toda la Empresa—el pasado día 5 de Septiembre. Luego, celebramos un almuerzo de hermandad con todos nuestros trabajadores.
—¿Estáis satisfechos del resultado de vuestro trabajo? ¿Qué opinión te merece el proyecto escultórico?
—Creemos sinceramente haber cumplido con el encargo. La construcción está garantizada técnicamente, y en cuanto a su aspecto exterior ya ha sido juzgada popularmente con beneplácito general. En cuanto al proyecto de Navarro Santafé, nuestro magnífico artista, un acierto tanto por su indudable belleza como por estar perfectamente adecuado a las necesidades de las Fiestas. Y nosotros, muy satisfechos de haber contribuido a una obra dedicada a la Virgen...
Una última pregunta: ¿qué duración calculas al Castillo?
Siglos, si se procura conservarlo adecuadamente.
Pues que lo veamos, amigo Manolo...
Extraído de la Revista Villena de 1954
Cedido por... Avelina y Natalia García

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com