1958 VILLENA AGRÍCOLA

VILLENA agrícola
Es esta zona eminentemente agrícola y en su suelo se obtienen gran diversidad de productos, algunos de ellos clásicamente típicos y de reconocida primacía en el ámbito internacional.
Reseñamos seguidamente unas cifras aproximadas, que vienen expresando las distintas superficies dedicadas a cada uno de estos cultivos:
Viñedo… 8.240 Has
Olivar… 2.265
Ajos… 200
Cebollas… 115
Trigo… 600
Demás cereales… 400
El viñedo dedicado a la obtención de uva para vino, arroja la considerable cantidad de 20 millones de cepas.
En la actualidad, reviste gran importancia el cultivo de frutales, preferentemente el manzano con la variedad «roja Benejama» de tan buenas características, presentación y excelente conservación.
Es este cultivo considerado de gran porvenir en la comarca, si bien hoy ya representa una gran fuente de riqueza, que se irá incrementando progresivamente con la producción de las múltiples plantaciones recientemente establecidas.
El agricultor se da perfecta cuenta de lo que esta riqueza representa y prodiga con esplendidez toda clase de cuidados, estando en todo momento dispuesto a actuar sobre todos aquellos factores que suponen un aumento en la producción. De una parte, la gran diversidad de plagas y enfermedades que es indispensable tratar y prevenir en su caso, y por otro, las labores de cultivo, abonado, poda, etc., para un mejor aprovechamiento de los medios de producción que, a lo largo de la vida útil de toda plantación, vienen traduciéndose en un mayor incremento económico.
Un medio utilizado que contribuye a su regularización, es el almacenamiento en frigoríficos, método que puede rendir positivos beneficios siempre que se aplique a fruta perfectamente sana.
Con la industrialización de las frutas se conseguiría retirar el exceso de producción, caso de producirse, para que este exceso, a veces pequeño, no actúe como depreciador de toda cosecha.
Al campo de Villena, de enormes posibilidades, se le abre un amplio horizonte con el establecimiento de alternativas en las que se va dando entrada a otros cultivos más o menos nuevos en la zona, pruebas que a título de ensayo se están haciendo y se harán en distintos enclaves de la comarca y, a la vista de los resultados obtenidos, serán éstos los que determinen su utilización.
Entre los muchos que pueden llenar esta finalidad, destacamos por su gran importancia el grupo de los textiles y otros aprovechamientos, tales como el lino, cáñamo y kenaf.
No menos importancia pudiera revestir el dedicar una parte de su superficie al cultivo del tabaco, planta esta que en otros tiempos ha sido cultivada y por tanto son conocidos sus rendimientos.
Con toda esta variada gama de cultivos disminuyen los riesgos de pérdida total de una cosecha, por años malos, una fuerte plaga, etc. Al mismo tiempo quedamos a cubierto del precio, ya que rara vez la depreciación alcanza a todos los cultivos.
Con las continuas transformaciones de secano en regadío, unido esto al incremento que va tomando la mecanización, hacen augurar grandes posibilidades al agro villenense.
SALVADOR BONONAD GASCÓN
PERITO MERCANTIL
Extraído de la Revista Villena de 1958

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com