LA ORQUESTA LOS SERENADE, LA TROYA Y LOS ESTUDIANTES (2019)

LA ORQUESTA LOS SERENADE, LA TROYA Y LOS ESTUDIANTES 
Para los que en los años 80 y 90 del siglo XX tuvimos la suerte de ver cuatro colas en cada una de las barras de nuestra Troya y esperar 20 gloriosos minutos para que te pusiesen una copa, Los Serenade eran la orquesta de La Troya. Por su renombre su puesto estaba en el escenario de “la pista de abajo" o “de los padres” que decíamos los jóvenes de entonces, por ser allí donde ellos daban rienda suelta a sus bailes de juventud y animadas conversaciones. Nuestra regla de oro al llegar a La Troya era “sencilla”: para subir a la pista “de los jóvenes” había que cruzar “la de los padres” lo más rápido y sin que se notase mucho… mientras a mano derecha tocaban Los Serenade con una pista abarrotada y con varios überwachungsposten (puestos de vigilancia) montados por nuestros padres, siendo el primero el de Juan "el padre de Adela". 
Cuando uno elucubra sobre su vida festera y el camino andado, observamos que los kilómetros se van sucediendo; si afinamos un poco más… veremos que algunos destacan sobre otros. ¿Cuál sería uno de ellos para mí? Los Serenade. ¿Por qué? Pues porque ellos resumen las noches musicales de nuestra comparsa, al ser durante décadas su gallardete más reconocido y clásico; hablar de Los Serenade es hablar de buena parte de la época dorada de nuestra Troya y de su famoso “dos pistas, dos ambientes”. Desde mi punto de vista el éxito suele ir aliado con diversas variables y Los Serenade fueron una de las más destacadas en el mundillo de La Troya.
Si de estrategia investigadora hablamos, el objetivo está puesto en la historia de la comparsa en su conjunto. Y si tomamos en cuenta la táctica a desarrollar para alcanzar la mencionada estrategia, ésta pasa por escribir su historia haciéndolo desde cada uno de sus particulares puntos a investigar; uno de ellos sería el paso de Los Serenade por nuestra comparsa y Troya que nos ocupará cuatro entregas sucesivas, siendo ésta la primera. 
Andaba la década de los 50 del siglo XX… Hacía pocos años que había terminado en España la Guerra Civil 1936-1939; Franco y su media España habían ganado la guerra y continuaría dirigiendo su destino hasta su fallecimiento en 1975. Concluidos los años 40 y finiquitados los primeros 50 gracias a la vuelta de embajadores pero sobre todo a la normalización de relaciones de Franco con el Vaticano y Estados Unidos, la normalización española e internacional se fue cimentando. Cosa curiosa es que el ocio popular en los 50 marchó siempre en vanguardia y cientos de grupos u orquestinas que se decía entonces, florecieron por todo el territorio nacional; uno de ellos se fundó en Alcira (Valencia) en 1956 y se llamaba Los Serenade. El nacimiento del grupo fue en 1951 ó 1952 y de ahí que tocasen en La Troya en fecha tan temprana como 1954, cuando todavía no existía la marca registrada; la misma y desde que se hizo oficial fue propiedad de los hermanos Hilario y Pepe Huesca Luna, naturales de Navarrés (Valencia). El padre indiscutible del grupo fue Hilario Huesca Luna (xilófono, acordeón, melódica, saxo tenor/barítono y clarinete) y pronto se le sumaron Pepe (batería), Salvador Llinares (trompeta), Juan Julio (acordeón), Pepe Juan (bajo); al poco aparecería un joven de Benifaió que había despuntado en los entonces popularísimos concursos de radio para artistas noveles llamado Bernardino Gosp. A los primeros componentes les seguirían otros hasta que la orquesta desapareció el 31 de diciembre de 1999, tras tocar en el Club de Tenis de Alcira. 
Ángel Romero Gómez, vocalista de Los Serenade desde noviembre de 1977 hasta 1999, pese a ser de Villena nació en Yecla el 16 de enero de 1953; sus padres fueron Francisco Romero Pérez y la señora Amparo Gómez López. Estudió en la escuela de Las Virtudes y su primer maestro fue don Rafael. Sus padres y él mismo vendían caracoles chuparanderos a Bar Los Troncos de Yecla y para ir iban en el famoso "Chicharra". Además fue monaguillo 6 o 7 años seguidos, siendo sacerdote don José Joaquín Martínez y la comunión la tomó en Las Virtudes y para la fiesta posterior mis padres contrataron a Miguel, un acordeón de Caudete que hizo a todo el mundo bailar toda la tarde. En su juventud jugó de extremo derecho; primero en el equipo de La Laguna y luego en el Atlético Villena, poco tiempo en el Atlético Veneno de los Salesianos (campeonato regional) y por último en el Juvenil Villena hasta que entró en los Santos Negros. Su primer destino laboral fue Francisco Catalán Valera "los capullos"; éste lo daría de alta en la fábrica a los 14 años, concretamente el 2 de febrero de 1967.
La vena musical le viene por su padre y tío, amantes del flamenco y que daban rienda suelta a cantar dicho arte; empezó a trabajar a los 12 años. Con los Santos Negros estuvo hasta que se fue al Servicio Militar, haciendo la despedida oficial el 3 de julio de 1974” en los Piratas que entonces tenían su Sala de Fiestas a espaldas del Cine Cervantes.
En las fiestas de 1977 ya era conocido a nivel regional por los Santos Negros pero “estando una noche de fiestas en La Troya, se me acercó Horacio Bravo y me dijo que había hablado con Los Serenade para que me dejaran hacer una prueba esa noche“. La prueba pudo hacerla porque “el solista que por aquellos tiempos llevaban Los Serenade, no terminaba de acoplarse a la orquesta. Probé, la actuación se grabó, la gente aplaudió y pocas semanas después Los Serenade me llamaron para ir a Málaga a una actuación y así hasta el 31 de diciembre 1999. Para la prueba me decidí por Enguellert Humperdink o lo que es lo mismo… Cuando, cuando. Tocábamos de todo y por supuesto había que amoldarse al público que teníamos delante; no era lo mismo tocar en el Casino de Ibiza que en una falla o en una fiesta particular como la que hizo Aspar y nos llamó”. El estilo musical más identificativo del grupo para bailar según Ángel sería "todo lo italiano de la época, bolero, pasodoble, salsa y cha, cha, cha".
JOSÉ VICENTE ARNEDO LÁZARO
Premio de Investigación histórica “Francisco José Domenech Mira”, Caudete, 2019…
¡y escribiente estampillado del Cinquico Pelao!
Nota. Extracto del artículo de igual nombre aparecido en la Revista Interna "El Catón" de la comparsa de Estudiantes de Villena.

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com