1983 SEMANA CULTURAL EXPOFIESTA

“Sr. Alcalde y Autoridades, Sras. y Sres.:
En primer lugar deseamos darles las gracias por su agradable presen­cia, con ella contribuyen al engrande­cimiento de esta especie de reto que todos los villenenses nos hemos crea­do y que se llama Expofiesta.
Por segunda vez, la artesanía fes­tera de la región tiene la oportunidad de relacionarse con su público, se va a volver a instalar el escaparate, en el que los artesanos y comerciantes po­drán mostrar sus productos y estable­cer contactos con los festeros.
El éxito de Expofiesta 82 nos mo­vió a repetir y ampliar la experiencia en el presente año, con el fin de que expositores que ya participaron en la edición anterior, puedan continuar el camino emprendido, y que otros nuevos puedan sumarse, dando toda­vía mayor realce a esta próxima expo­sición artesana.
La muestra, no ha sido concebida solamente con una finalidad de tipo comercial, aunque cumpla esta función inmejorablemente; sino como el marco adecuado para realzar la cultu­ra que emana de las tradicionales fiestas de Moros y Cristianos, de ahí la existencia de nuestra Semana Cul­tural...”.

Con estas palabras, el Sr. Ugeda Pérez, Presidente de nuestra Asocia­ción y ante un público que abarrotaba totalmente el salón de actos de la Caja Rural Provincial, el pasado 18 de Enero llevaba a cabo la INAUGURA­CIÓN OFICIAL de los distintos actos que se celebrarían con motivo de nuestro segundo certamen. A conti­nuación dio paso a la intervención de D. Alfredo Rojas Navarro, quien di­sertará sobre el tema “LA MUJER EN LA FIESTA VILLENENSE”; de la que nos vamos a permitir seguidamente efectuar un resumen de la misma:
Calificando el Sr. Rojas su confe­rencia, como una charla o simplemen­te como unos comentarios acerca de un problema hoy candente en Villena, como es el deseo de muchas mujeres de participar en una fiesta que actual­mente dominan los hombres. Pasó primeramente a efectuar una exposi­ción de las distintas formas actuales de participación de la mujer en las distintas poblaciones festeras de nuestro ámbito, destacando que en una gran parte tienen una participa­ción muy masiva, excepción que hizo de las localidades de Alcoy, Bañeres, Bocairente, Cocentaina, Sax y por su­puesto Villena, aunque eran datos que no consideraba muy veraces, de­bido al gran empuje surgido última­mente. Destacando también como en la localidad valenciana de Ollería, existen comparsas integradas sola­mente por mujeres.
Más tarde leyó algunas citas, que sobre este tema se habían abordado en “El Congreso”, citando conclusiones de conocidos festeros, para aden­trarse seguidamente en el tema cen­trado en nuestra ciudad.
Y nada más comenzar destacó un error de entrada, consistente en la de­finición que la Junta Central de Fies­tas pueda adoptar sobre la participa­ción femenina, ya que no se debe de olvidar que es un organismo secunda­rio, puesto que su existencia, es una consecuencia más que una esencia. Es un órgano receptor de unos pode­res, que por delegación le han confe­rido las respectivas comparsas y quie­nes deben preguntarse sobre el tema son ellas y por supuesto, cualquier ac­titud que adoptasen sería legal, pues­to que ninguna asociación puede ad­mitir a nadie si sus socios no lo de­sean.
Seguidamente enfocó la situación de distinta manera y expuso su teoría de que nada ni nadie puede impedir que un grupo de mujeres se consti­tuya en comparsa, puesto que para ello existen cauces legales.
Y ya como última parte de su intervención, formuló la siguiente pregunta: ¿ La Fiesta es esencialmente varonil o debe dejar de serlo''
Comenzó su contestación a la pre­gunta formulada, considerando con un criterio muy particular, que la fiesta es una representación de moros y cristianos, en la que las peculiari­dades de los hombres y mujeres que la integran, deben conjugar la repre­sentación del pasado en la personali­dad actual de sus representadores y por supuesto acompañada de una ac­tuación digna, sin asomo para el real gusto, pero también sin menoscabo de la alegría y del sentido festivo. Por lo tanto, no hacía discriminación de sexo, sino de conducta, puesto que nunca la Fiesta debiera de usarse para fines antipersonales.
La atención del público fue total a lo largo de toda su disertación y la to­talidad de los asistentes aplaudieron notablemente su intervención.
Finalizó su alocución refiriéndose a que la Fiesta debía de ser, bajo su punto de vista, un conjunto de actua­ciones plenas de sentido, puesto que toda actuación pública de un grupo debe de tener una altura, una digni­dad y un contenido que consideraba ineludible y nada debiera impedir a una mujer acceder a dicho derecho, añadiendo como final, que los puntos de vista expuestos eran puramente personales y sin ánimo de ejercer la mínima influencia en nadie, puesto que respetaba el ejercicio de fa liber­tad personal, sin olvidar que siempre hay unos espectadores.
REVISTA VILLENA 1983

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com