2019 ISABEL, BIENVENIDA A TU PUEBLO NATAL

ISABEL BIENVENIDA, después de 75 años, a Tu pueblo natal, VILLENA.
Esta es una historia, que arranca hace 2 años,…
Pero me tengo que remontar a la época del servicio militar. En Valencia, Capitanía General, PM (Policía Militar), con dos buenos amigos Blas Ángel (Jaén) y Miguel Ángel (Campo de Criptana). Tanto les hablé de mis fiestas de Moros y Cristianos, que el año que nos licenciamos, 1984, estando yo disfrutando de las mismas, me aparecen estos dos “ángeles” (nunca mejor dicho), por casa. Ya me ves a mi y a mi novia, Virtu, buscándoles trajes de fiestas para vestirlos. De Masero a Miguel Ángel, y a Blas, le gustaban los Piratas, pues de Pirata. El primer día SI estuvieron por casa, comiendo y conociendo la fiesta, pero eran “los encargados de cerrar” la discoteca Pachá, que estaba en el Paseo Chapí. Aprovecharon muy bien el fin de semana en Villena, y se llevaron muchos y buenos recuerdos de nuestras fiestas.
Blas Ángel, hace 2 años (2018) por teléfono dice que toma vacaciones en Septiembre y que pasará unos días por Villena para volver a ver las Fiestas, y me dice que su suegra Isabel, nació en Villena y siendo niña, con 7 u 8 años salió con su familia hacia Barcelona, donde ya se quedaron a vivir. Pero no pudo ser ese año.
Era tanta la ilusión de Isabel, por ir a su pueblo donde nació que el pasado Septiembre 2019, SI llegaron en la mañana del día 6. Nos citamos en la esquina del Ambulatorio, (tenían que recoger una silla de ruedas para que Isabel, con sus 81 años (20-11-1937), pudiera desplazarse con comodidad). Vestido de Moro Viejo, me presento. No hizo falta más, enseguida nos conocimos, Isabel, Isa (su hija) y Alba nieta de Isabel (hija de la hermana de Isa), luego apareció mi amigo Blas, abrazos, besos y sobre todo “Isabel Bienvenida, a Villena, a su pueblo”.
La primera visita que le ofrezco a mis amigos es acercarnos a la Plaza de Santiago, conforme íbamos subiendo, Isabel me iba hablando de todo lo que recordaba cuando de niña jugaba por las calles de su barrio. Me dice que su padre, Vicente, tenía una barbería. Suenan los arcabuces. Se asustan (comienza la Embajada). Les explico lo que ocurre y que la pólvora, a través del arcabuz, también es fiesta.
Subiendo hacia la Puerta Almansa, Isabel recuerda, señalando con el dedo, que “allí arriba se ponía un castillo”. Curioso, después de tantos años, esos recuerdos. Entramos a la Iglesia para ver a la Patrona, a su Morenica. Observo, acercándonos al altar, como a Isabel le aparecen algunas lágrimas, pero de emoción, y me confiesa que “más de una vez ha soñado con la Virgen”.
Paseando por la calle Mayor hasta los Cristianos, Isabel me dice que recuerda esta zona.
Subiendo a mi casa, vamos escuchando la Embajada en el Castillo. Les presento a mi mujer, Virtu, descansamos un rato en casa. Mientras con Blas recordamos a través de las fotografías, la mili, y los días que pasaron en Villena conociendo las Fiestas, y los bonitos recuerdos que se llevó.
Bajamos a la calle de los Bolos, para vivir la “fiesta fiesta” con la comparsa de Moros Viejos. Tomamos sangría, y disfrutamos con la buena música de La Lira de Quatretonda.
Aprovechamos para regalarle a Isabel un pañuelo de la Romería de la Virgen y le entregamos un pergamino, donde con las imágenes del cartel de las Fiestas de Villena y La Morenica, le decimos
“Bienvenida después de 75 años a su pueblo natal, Villena. Dª Isabel Barceló García, deseando que tengas y disfrutes de las Fiestas de Moros y Cristianos”
Se marchan a descansar y puntuales a la cita, antes de las 20 h, llegan a tiempo para ver pasar ya nuestra Banda Municipal, y a partir de ahora todo el esplendor de un desfile único de nuestras fiestas, La Cabalgata. Observo como sus aplausos son continuos al desfilar de los festeros, e incluso de los músicos. Contemplo la alegría de Isabel, disfrutando como una “niña” en su silla, e incluso el bailar al son de la música. Comentarios como “que arte tienen”, “que bonito”, “que alegría al caminar (desfilar)”, “que bien lo hacen las mujeres” “que trajes tan bonitos” etc etc.
Llega el momento de pasar los Piratas, mi amigo Blas, empieza a recordar aquel año que se vistió de Pirata y disfrutó todo un fin de semana como un festero más. “Esto es increíble, cuanta gente desfilando y que bien se lo pasan”, “me tengo que venir otro año más y volver a vestirme”, “que alegría volver a estar contigo después de tantos años, amigo”. Es verdad han pasado 35 años sin vernos, y ha sido un reencuentro muy entrañable.
Sigue la fiesta, llega el bando moro y los aplausos siguen y siguen, Isabel a pesar de las horas, y sentada en su silla, a pesar de sus 81 años, quiere ver más, quiere más fiesta, y sobre todo quiere verme desfilar. Pues para eso hay que esperar hasta los últimos, que somos los Moros Viejos.
Paso desfilando, con mi hijo Miguel a mi lado, y ahí están ellos mis Amigos, aplaudiéndonos, disfrutando de la Fiesta. Isabel, de tus Fiestas.
Nos despedimos, ahora toca descansar que el día y la noche ha sido largo pero emocionante.
Mi amigo Blas y su sobrina, no quieren perderse otro momento de la fiesta, día 7, la Retreta y después a ver los castillos de fuegos artificiales.
Nos vuelven a visitar la tarde del día 9, para despedirse, al mismo que tiempo que nosotros de las Fiestas de este 2019. Quedamos para ver el último desfile de estas fiestas que seguro las tendrán en sus recuerdos. 
Llega el momento de las despedidas. Interrumpimos ver la fiesta, aunque la fiesta continúa. Para despedirnos, para decirnos que ha sido un reencuentro muy bonito, que mi mujer y yo nos alegramos mucho, que después de tantos años sin vernos con Blas, hayamos pasado estos momentos de la fiesta y nos haya permitido conocer a su familia, a Isa su mujer (que no se esperaba estas fiestas tan bonitas y ha disfrutado mucho), a su sobrina Alba (que le ha gustado mucho las fiestas y dice volverá), y a Isabel su suegra, que no sabía él que era “villenera”, pues tengo que decir que ser “villener@ es un orgullo”. Y que nos alegramos mucho de haberla conocido y que haya venido a su pueblo que le vio nacer, después de tantos años fuera de Villena, y que ha sido muy emocionante y muy agradable pasear y acompañarle en estos días de fiesta, por esas calles que les recordaba su niñez.
Isabel, Isa, Alba y a ti amigo Blas, gracias por vuestra visita.
Septiembre 2019.
Luis Abellán Navarro

1 comentario:

Unknown dijo...

algo especial Villena me trae muchos recuerdos y todos ellos maravillosos.sin duda volevere .y mi gran amigo Luis abellan y su mujer virtu grandes amigos y anfitriones

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com