1974 DE 2.ª REGIONAL A 3.ª DIVISIÓN

De 2.ª Regional a 3.ª División
Cuatro temporadas han bastado al C. D. Villena para encaramarse desde la Segunda Regional a la categoría de bronce del fútbol español, conseguida tras dos encuentros dramáticos en la liguilla de promoción de ascenso a Tercera División, en donde tuvo como dignísimo rival a otro equipo de la provincia, el histórico Alcoyano. Ya conoce la afición local lo que supone la Tercera División, aunque haya tenido que esperar más de 20 años para retornar a una categoría que Villena merece como ciudad en pleno despegue de desarrollo económico-industrial, y por una afición que sabe estar siempre arropando a su equipo y que en estos años le convirtieron, dada su masa de seguidores, en el conjunto ideal para los clubs que visitaba, en atención a esta misma masa.
La temporada recién finalizada se inició con unos altibajos, en cuanto a resultados se refiere, que hicieron enfriarse los ánimos de sus incondicionales, que, viendo la plantilla que tenía el club, siempre soñaron con el difícil ascenso, y por ello la Directiva tomó cartas en el asunto y decidió el relevo de Cerdán, como míster, por Ángel Romero, preparador ya conocido de nuestra afición que retornó al club con el ánimo dispuesto a escalar los primeros puestos, a la espera de conseguir la cabeza de la tabla, en poder del Yeclano, que al final sería el campeón del Grupo. En seguida empezaron los éxitos resonantes y el C. D. Villena fue subiendo posiciones en la tabla, hasta fijarse en el segundo puesto, a lo que contribuyeron de forma decisiva las 14 jornadas sin conocer la derrota y que precisamente se quebraron el día 7 de abril con una inesperada derrota en nuestro feudo de «La Solana» por el resultado de 0-1 y ante el semicolista a la sazón, el C. D. Santa Pola. Vinieron luego resultados importantes, como la victoria frente al Lorca y el empate a dos tantos en el campo del líder, Yeclano, y se acabó la competición en segundo lugar, con premio de jugar la promoción.
Los aficionados deseaban, por razones deportivas y económicas, enfrentarse al Alcoyano, y la suerte nos favoreció con una eliminatoria llena de dificultades y con un partido inicial en Al-coy que fue decisivo para la victoria final, ya que el Villena retornó a sus lares con una derrota mínima de 1-0, tras haber neutralizado un máximo castigo el portero villenense Díez, que, junto a Pepete y Antón, fueron los héroes del choque. Ocho días después, concretamente el 16 de junio y con el campo de La Solana a rebosar, se jugó el segundo y decisivo «round», que supuso el ascenso al vencer los locales por 2-0, con goles de Peque y González.
La Directiva del ascenso, tal como tenía anunciado con anterioridad, presentó la dimisión de forma irrevocable, tras haber cumplido su objetivo del ascenso, y dejando en las arcas del Club 4.889 pesetas, feliz final económico después de haberse jugado con un presupuesto de 8.000.000 de pesetas. Aprovechemos la ocasión para rendir público homenaje a la Directiva del ascenso, los que, como muchas veces ellos han manifestado, fueron más que directivos un grupo de amigos entre los que nunca hubo disidencias y que bajo la batuta de esos dos grandes hombres, Rafael García Ortín y José Postigo Ranea, siempre fueron eficaces colaboradores que navegaron con viento a favor, aunque hubiera tormentas que salvar a las que se hizo frente en todo momento porque detrás tenían a una gran afición que supo remar y llevar la nave al puerto dificilísimo del ascenso.
Una primera asamblea dio como propuesta de presidente a don Antonio Cuéllar Caturla, gran aficionado que me honra con su amistad, quien no encontró el apoyo necesario en la afición para seguir adelante en una empresa a la que ofreció todo su cariño, trabajo y villenerismo, lo que no es poco.
Rápidamente, la afición se puso en marcha, se convocó nueva asamblea, y el anterior Presidente, don Diego Navarro Sánchez, propuso para la presidencia a don Francisco Moya Soler, propuesta unánimemente aceptada. En esa misma reunión, el Presidente dio a conocer a su equipo directivo, que lo forman, en la Vicepresidencia, don Alfonso García Navarro y don Antonio Díaz Colomina; Vicesecretario, don Enrique Muñoz; Tesorero, don Germán Selva Alonso; Contador, don Francisco Marco; Cajero, don Jerónimo Hernández Valera, y Vocales, don Andrés Hernández Pardo, don Luis García Martínez, don Juan Manuel Lucas Conejero, don Francisco Navarro Brotóns, don Leopoldo Amorós Domene y don Vicente Giner, continuando como Secretario Técnico don Javier Bouza Freire.
Mas tal vez lo sobresaliente de esta asamblea de nombramiento de presidente fue la respuesta que dieron los asistentes a la primera llamada del señor Moya Soler, aportando casi el millón de pesetas a fondo perdido, amén de otras dádivas en ofrecimientos y colaboraciones, que por su extensión no podemos dejar constancia de ellas. Ello hace patente, una vez más, que Villena quiere tener un gran equipo y que la afición está imbuida de espíritu de ayuda, única premisa para poder mantener una categoría muy difícil de conseguir y fácil de perder si la afición no colabora.
La Directiva se puso en marcha contra reloj, porque el tiempo apremia, y una hora es bastante para perder el fichaje deseado, y así, de forma fulgurante, contrató los servicios de Ruiz Sosa como entrenador de postín, y a renglón seguido fueron altas en la plantilla hombres de la categoría de Leflet, Carmelo, Milán, Chuli y Santiago, habiendo renovado su ficha Díez, Pancho, Antón, Pepete, Lama, Patiño, Sornichero y Buján cuando escribimos este trabajo, esperando nuevos fichajes y renovaciones de la plantilla de la campaña pasada.
El C. D. Villena ha hecho realidad el sueño de sus hinchas y está en la categoría de bronce del fútbol nacional. Una empresa qué va a costar, en principio, unos 10.000.000 de pesetas. Una categoría que nos dará prestigio y que a toda costa hay que mantener con la ayuda de todos y con el hecho de saber digerir los reveses, que tendrán que venir en mayor profusión que en una Regional Preferente, pues los rivales serán de mayor entidad y debemos estar preparados para en esos instantes apoyar con mayor ahínco a directivos, técnicos y jugadores. No dudo que así será, porque la afición de Vi-llena ya consiguió su mayoría de edad. Nos resta añadir que el próximo año en estas páginas nos gustaría dejar constancia de cómo se superó una difícil campaña en Tercera División y hablar al mismo tiempo de mayores empresas.
M. POBLACIONES
Extraído de la Revista Villena de 1974

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com