2021 IN MEMORIAN A UN PIRATA “EL IZQUIERDO”

“In memorian“ a un PIRATA
Juan José Izquierdo Hernández “El Izquierdo“
Hemos entrado en el año nuevo 2022, cargado de ilusiones, en espera que nos abandone este virus (covid-19) hemos pasado la Navidad 2021, fechas en la que se recuerdan a los conocidos, amigos, familiares y seres queridos, y cuando se recuerdan es que están en nuestro pensamiento y por tanto se llevan en el corazón,  también con la esperanza que se celebren nuestras amadas y tradicionales fiestas de “MOROS Y CRISTIANOS“ en Septiembre, a poder ser con toda normalidad y seguir dándole el esplendor que tienen, han tenido y por supuesto seguirán teniendo. En el año 2021 nos han dejado algunos villenenses, de entre ellos  algunos eran festeros, pues con fecha 31-10-2021, dejó este mundo y nos dejó para siempre el festero, el “PIRATA“, Juan José Izquierdo Hernández,  “EL IZQUIERDO“, recuerdo que desde muy niño, su máxima ilusión era ser pirata, hasta que los abuelos maternos (José Hernández Díaz y Carmen Ferri Ribera) que eran aquellos que nos dejaban y regalaban los pocos juguetes que disfrutábamos en aquella época, me consta que con fecha 31-8-53 le inscribieron y lo dieron de alta en la comparsa de Piratas, ya era un nuevo socio y  Pirata, era el nieto mayor y por lo tanto el primer nieto de la familia por parte materna, así cumplían con su ilusión….
Yo que no soy persona de besar, el día anterior a su óbito, le di el beso que sabía era el de la despedida, y desde una de las ventanas de su casa que ha vivido desde el año 1970,  que contrajo matrimonio con María Dolores Hernández Galbis, (cincuenta y un año de matrimonio), me vino el recuerdo que siendo todavía un  niño, en aquel verano del cincuenta y siete y a treinta metros de ella, (su casa) ayudó a un  albañil a llenar de agua una barrica (“pipa” en villenero) en la fuente pública denominada del   “chispes”, por estar ubicada frente al horno del chispes, en la calle San Fernando esquina calle Independencia, empujando el carro con la barrica llena de agua hasta la obra, ésta en construcción, sería la futura fábrica de calzado de Julián Moya, siendo el maestro de obras el tío “Pollino”, lo que se ganó aquel verano su primeros sueldos, entre otras cosas era para pagarse la cuota de “pirata”, cosa que repitió el próximo verano, pero esta vez, de cortador, también a cuarenta metros detrás de su casa, en la fábrica de calzado de José Catalán “Los capullos”, siendo el  encargado del cortado un chico llamado Fernando y el encargado general Antonio el “masero”, asimismo lo ganado era para pagarse la cuota anual de la comparsa de piratas entre otros gastos.                               
Los domingos los pasábamos en el colegio de los Salesianos, te “enchufaban“ al pequeño, nunca pusiste pegas, tu “beneficencia“ (generosidad) era grande jugábamos al frontón, futbol, balonmano etc., pero con tus amigos, siempre sacabais comentarios de los “Piratas”, especialmente con Lorente y García, según recuerdo, hasta el toque de campana, que blandía con destreza aquel maestro llamado Don Lisardo, formábamos en el patio y entrabamos al entrañable cine, que nos hacían las películas en blanco y negro, entonces en aquella época no habían otras y  que cortaban tantas veces, sobre todo, cuando tocaba besarse los protagonistas de la película, pues los besos en público y cara al público estaban prohibidos (escándalo público).
Recién cumplidos los catorce años entraste a trabajar en la V.A.Y., en aquella época esa era la edad “reglamentaria“ para trabajar, y  para los mayores,  supongo que es la recordada V.A.Y. (el ”Chicharra”) de Villena, siendo tú uno de los componentes en las construcción del último automotor de la V.A.Y., hecho en los talleres de Villena, con el número trece, fue construido bajo la jefatura, dirección y supervisión del ingeniero Miguel Ybern Pacerisas, (se le concedió la arracada el año 2016), para nosotros nuestro tío, nació en la C/ Isabel La Católica nº 2 de Villena, a los pocos días de su nacimiento, falleció su madre, y fue criado por nuestros abuelos maternos, (antes citados) hasta los diecisiete años, que marchó a  realizar sus estudios de ingeniero, terminándolos en Barcelona, siendo sobrino del presidente de  la compañía Miguel Ybern Ferres, y ante el próximo cierre de la V.A.Y. (hecho ocurrido en verano del año 1969), tú marchaste a trabajar a la herrería de Antonio Díaz “El Gordo“, en la calle Cervantes y posteriormente en la calle San Isidro, y como no, en esos tiempos te agenciaste los materiales y te hiciste un arcabuz para disparar en tu comparsa de piratas, entrando en el grupo de los arcabuceros, creo… que en aquellos tiempos no había tantas “pegas” y controles, sobre todo con la pólvora, en el año 1968 proyectaron algunos amigos, (entre ellos tú), que ya salíais juntos algunos años, y algunos erais amigos  desde la época del colegio o eran vecinos y amigos desde la infancia, de hacer una escuadra ESPECIAL de “Piratas”, cosa que no estaba regulada por la Junta Central de Fiestas, y por lo tanto no fue regulada hasta el año 72 por la mencionada Junta Central de las Fiestas, pero a ser seis escuadras y solo permitían  salir tres especiales,  al año siguiente las otras tres, el sorteo  fue así (1º BUCANEROS, 2º MARACAIBOS, 3º TITANES, 4º DRAGONES, 5º FILIBUSTEROS, el año que no les  tocaba de escuadra especial, eran cabeza de bloque,  así alternativamente, cabe decir que dicha escuadra especial de piratas denominaron y la denominan la escuadra “El Zorro”, ( a 6º escuadra), siendo él uno de sus fundadores, así como  en la  donación del pirata metálico, que la escuadra donó y obsequió a la comparsa  de piratas, y que fue puesto en la fachada de la “Guarida del Pirata”, el cual preside dicha guarida en calle Ferriz de Villena, me consta que el diseño y trabajo mecánico fue realizado en gran parte por ti, así pues a la estrada de Villena, por la carretera de la Cañada, en la rotonda de la “Morenica”, la Noria que preside dicha rotonda, fue recuperada y puesta en marcha por ti (él), siendo uno de tus últimos trabajos, así que a la entrada y salida de Villena, me llena de recuerdo y orgullo esos dos trabajos tuyos que estuvieron en tus manos,  y yo veo cuando entro y salgo de Villena.
Estando de cuerpo presente ante el altar de la Iglesia Arciprestal de Santiago, cuya edificación preside el centro de Villena y gran parte de la “vida” diaria de la población, observé que a tan solo seis metros de su cuerpo, estaba la pila bautismal  en la cual fuiste bautizado, entrando en la comunidad cristiana, y supongo (no había nacido) que con gran alborozo y alegría, tanta como tristeza nos dejabas a los que te estábamos despidiendo, observando algunos amigos que has tenido durante sesenta y cinco y sesenta años, con la tristeza de esos momentos sé que nos dejaba el  esposo, padre, abuelo, hermano, familiar y amigo pirata sobre todo y me reitero, eras el primer hijo y nieto, el “MAYOR”, siempre has estado ilusionado con  tu querida comparsa  y como no, de tu escuadra de Piratas “el ZORRO “,  que queda constancia en los cuadros que tienes en casa de tus aniversarios y celebraciones etc., y has terminado tus días siendo el socio número TRES, según  consta en el carnet de socio y afiliado de la comparsa.
Cuando os tocaba de escuadra especia l, estabas siempre, casi todo el año, buscando adornos, diseños, calzado etc., según yo observaba, pero tenías un gran enemigo “el reloj” pues te faltaban horas, para atender a tu empresa, escuadra y amigos, pero por ley de vida,  os hacíais mayores, y faltando algunos de esta vida, perdonar a los que me dejo en el tintero, pero yo, recuerdo de la escuadra y conocí a José Navarro “El Bajonista”, a José y a Blas Soriano “Los Ratas”, Joaquín Cabanes, José “El Morrrica”, Ramón Lorente, José cuñado del “Pin Pon“, Mateo Valiente y ahora tú, Juan José “ El Izquierdo” como te decían, (o llamaban), sé que los veteranos que están entre nosotros y los nuevos componentes que os han suplido, desfilarán con el mismo hacer y entusiasmo que todos vosotros  desfilabais, y como en parte dijo el sacerdote de la Iglesia de Santiago, y yo me permito añadir mis pensamientos, que desde allá arriba en el cielo celestial, lo veréis con gran alegría y alborozo, y desde aquí, sé que más de una mirada irá hacia ese cielo durante el desfile el cual os dedicaran y brindaran a vosotros, sobre todo algún o algunos veteranos.

Y el que suscribe este pequeño relato, me permito una frase en latín, el idioma más importante y hablado del mundo conocido del Imperio Romano, y después durante más de mil años, con frases muy significativas y que se han perpetuado durante siglos, y me gusta de leer y por la presente le dedico al “MAYOR”, “In perpetuum e ab imo pectore Semper et in aeternum post mortem“ (perpetuamente para siempre desde el fondo de mi corazón y hasta después de la muerte) de “el pequeño“, como me llamabas.
Texto: Miguel Izquierdo Hernández

1 comentario:

Victoria dijo...

Estupenda aportación de Miguel Izquierdo,
conocer a su gente es conocer nuestra historia.

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com