1988 LA RESIDENCIA PARA LOS DEFICIENTES PROFUNDOS DE VILLENA Y COMARCA

LA RESIDENCIA PARA LOS DEFICIENTES PROFUNDOS DE VILLENA Y COMARCA
Por la década de los años sesenta se inicia en España un movimiento asociativo, entre padres de personas afectadas por una minusvalía psíquica, y otros ajenos a este problema, con el fin de dar solución a las demandas que planteaba dicho colectivo. En Villena y su comarca dicha tarea dio comienzo cuando finalizaba el año de 1969.
En la actualidad, entre las tres aulas de educación especial, gabinete de estimulación precoz, taller ocupacional y residencia en régimen de internado y medio pensionista, se presta servicio a cerca de 100 deficientes ligeros y medios, con L n coeficiente intelectual que, según criterios de la O. M. S., oscila entre un 35 y un 70 %. También, en algunos casos, se viene asistiendo a subnormales severos con C. I. menor del 35 %
Atendidas como hemos dicho la deficiencia ligera y media, los esfuerzos de la Asociación para la Ayuda al Discapacitado de Villena y comarca se concentran ahora para intentar resolver la situación, en ocasiones dramática, en que se encuentran las familias que tienen en su seno un miembro subnormal profundo.
Una de las definiciones que resume lo que es un discapacitado de estas características, con un C. I. menor del 20 %, sin que ello suponga ignorar otras, es la siguiente: Disminuidos profundos «son aquellas personas que tienen una deficiencia mental grave que afecta a toda su personalidad, tenga o no trastornos neuromotores, sensoriales, epilépticos o de comportamiento y con necesidad de cuidados constantes.»

Desde el punto de vista de la filosofía del problema, conviene insistir en una premisa fundamental: «La persona deficiente mental profunda es parte integrante de la sociedad», y la responsabilidad de su atención es obligación de los poderes públicos tal y como lo determinan las leyes.
Hay que desechar la idea de que el deficiente profundo es irrecuperable, porque sabido es que tiene unas posibilidades de desarrollo que es preciso estimular. Bien es verdad, que habrá supuestos en los que el objetivo a lograr será mucho más modesto y bastará con que no pierda las habilidades alcanzadas, pero, en general, son más los casos que exigen actividades que supongan un avance en el grado de recuperación, que aquellos en los que el objetivo se reduce a una pura labor de mantenimiento.
Pero a medida que se avanza en la experiencia, se afianza el criterio de que la falta de progresos en su recuperación e integración, en una buena parte de los casos, se debe a la limitación y escasa atención precoz, más que al recorte de sus posibilidades psíquicas o físicas.
Por ello, el poder valorativo y pragmático de las actuales estructuras, abre un amplio campo en la promoción de tal tipo de deficientes, desterrando concepciones meramente asistenciales, manicomiales y estáticas, partiendo de una evidente coordenada de investigación psicopedagógica y de sus consecuencias prácticas.
Nuestra Asociación se propuso el 10 de marzo de 1987, antes hubo otros intentos que por diversas circunstancias fracasaron, iniciar los trabajos para poder atender eficazmente a los profundos de la zona.
Pero una adecuada planificación debe ir siempre acompañada de una buena investigación. De poco sirve organizar nuevos servicios, si estos no responden a una realidad sentida o reclamada, y no se basan en los estudios pertinentes. Para que sean eficaces y operativos.
De ahí, que antes de confeccionar nuestro proyecto; hayamos visitado y requerido informes de aquellos centros que nos han precedido en esta tarea, y que por lo tanto gozan de una práctica de la que nosotros carecemos: Cabo Huertas, San Rafael, Alcoy y Elche en la provincia de Alicante; Arganda del Rey en Madrid; Oncineda en Estella; Centro de la Asociación provincial de Vigo; Asociación Guipuzcoana Pro Subnormales en San Sebastián; Echevidea en Vitoria y Borriols en Castellón, han sido algunos de los que nos han facilitado sus experiencias, sin olvidar los informes del funcionamiento de tres Residencias francesas, y los del Rvdo. D. Carlos Ortiz, que ha visitado otras europeas y americanas de estas características.
La primera medida que adoptó la comisión nombrada por la Asociación para llevar a cabo esta iniciativa, fue comunicar sus propósitos al Alcalde D. Salvador Mullor Menor, que no solamente los hizo suyos, sino que ha estado presidiendo dicha comisión en las visitas que en varias ocasiones ha realizado a los organismos autonómicos.
Por otra parte, había que resolver varias condiciones básicas para poder tener acceso a la aprobación de la Residencia, destinada, como antes hemos dicho, a personas que «por su minusvalía no pudieran desarrollar por sí mismas las actividades de la vida diaria.»
Una de las más importantes era tener escriturado a nuestro nombre el terreno donde se ubicaría, y que reuniera las características que exige el Servicio Español para prestar atención a minusválidos de esta naturaleza.
Afortunadamente una familia villenense hizo donación de 11.397.50 metros cuadrados, distantes unos 200 metros de las instalaciones que actualmente se poseen para la atención de los discapacitados ligeros y medios, y que están en lugar excelentemente soleado, próximo a la ciudad, en uno de los parajes más adecuados por sus condiciones de ambiente y salubridad, con espacios naturales de gran amplitud, agua y luz, dotado de acceso rodado por carretera asfaltada, y con 72.30 metros de fachada.
Era imprescindible, asimismo, realizar el censo de los deficientes de nuestra zona con expresión de sus singularidades. La investigación facilitó el siguiente resultado.
Las enfermedades que padecen son: Síndrome de «Cri Du Chat»; «Down»; «Schimidit Lenly-Poitz»; «Wes»; «Adiposo de Froedlin»; «Parálisis cerebral»; «Oligofrenia profunda», y «Encefalopatía».
El 25 de mayo de 1987, aprovechando la visita que realizaron a Villena el Director General de Servicios Sociales de nuestra Comunidad Don Antonio Torres Salvador, y el Provincial D. Luis Gómez y Díez, les fue presentado por nuestra primera autoridad, la memoria valorativa del anteproyecto que anteriormente se nos había solicitado, confeccionada con gran acierto por el Arquitecto municipal D. Julio Pascual Roselló Serrano, y estuvieron visitando el paraje donde estará ubicado el Centro. De todo ello quedaron muy complacidos, y el Sr. Torres nos emplazó para que antes del mes de octubre de ese mismo año, obrara en su poder el proyecto y la escritura de los terrenos.
Dicho trabajo les fue encomendado a los Arquitectos D. José Miguel Esquembre Menor, D. Julián Lagullón Escamilla, D. Tomás Navarro Rodríguez y D. Jorge Quinquer Agut, y el 30 de septiembre fue entregado en la Dirección General de Servicios Sociales, junto con la copia de la escritura y una memoria explicativa del mismo.
Las características principales del Centro que albergará a 42 deficientes profundos son las que a continuación detallan los técnicos:
Al plantearse el diseño de un edificio con un programa al que no estamos familiarizados por su peculiaridad y del cual no existe apenas información recopilada en libros o revistas especializados, la primera dificultad, estriba en encontrar unas referencias a partir de las cuales, elaborar nuestra propuesta. Esto, se ha suplido con creces, gracias a la completa información que la Asociación de Villena y Comarca, ha recopilado, consultando centro por centro y visitando los más importante para conocer allí sus características y las experiencias del personal que los vive, evaluando los pros y los contras, y detectando la filosofía de las nuevas tendencias. De estos contactos e intercambios asociación-equipo redactor, se han elaborado unas bases para desarrollar el proyecto y tratar de alcanzar unos objetivos que consisten fundamentalmente en:
1. — Diferenciación de ambientes y potenciación de recorridos:
Hemos tratado de reproducir una diferenciación entre los espacios que albergan a las distintas actividades, similar a la que todos nos encontramos en la vida cotidiana. Para ello hemos dividido el centro en varias áreas en las que se desarrollan las actividades de trabajo, ocio, comedor, descanso, relación, etc. , utilizando un esquema de edificación dispersa y distinción morfológica, en el que los usuarios identifiquen edificaciones diferentes para actividades diferentes, tratando de evitar la monotonía.
Estos edificios son:
— Edificio de administración y personal.
— Edificio de Salón de actos y reuniones.
— Edificio de comedor y servicios.
— Edificio de tratamientos y aulas.
— Edificio de residencias.
Tan importante como estas edificaciones, son los espacios libres diferenciados que quedan entre ellos, permitiendo cada uno según su carácter, diversas actividades al aire libre que sean fácilmente controlables por los cuidadores.
Siguiendo el mismo criterio y a pesar de que pueda parecer anti funcional, hemos potenciado los recorridos para provocar la sensación de desplazamiento y conseguir una mentalización de cambio de ambiente que facilite la predisposición a las distintas actividades. Para proteger a los usuarios de las inclemencias climáticas, se crean unos pasos cubiertos que los cobijen al desplazarse, permitiendo por su diseño la relación entre los diferentes espacios y vertebrar el orden del esquema compositivo.
2.— Relación con la naturaleza
Las características de la parcela y el tipo de edificación fragmentada, nos permiten un contacto directo con la naturaleza y conseguir el mayor soleamiento. Los edificios van girando buscando las orientaciones óptimas y dejando entre sí amplios espacios abiertos que permitan la vinculación interior - exterior.
3.— Integración con la sociedad y representatividad del edificio público
La permeabilidad del conjunto, permite la comunicación visual con el exterior, de manera que lejos de cerrarse en sí mismo, el centro se abre al exterior. Junto a la carretera de acceso, se encuentran la zona de administración y el salón de reuniones, que constituyen el filtro en el que se efectuará el mayor intercambio entre la población exterior y la del centro.
Por la escasa altura de la edificación y su separación en unidades más pequeñas, el con-junto se integra con el lugar y las edificaciones próximas. Dado el carácter público del centro, en el diseño se estudian ciertos elementos que delatan esta condición.
Para conseguir estos tres objetivos generales, sin perder la necesaria unidad arquitectónica del conjunto, se sigue un esquema ordenado basado en la geometría, siendo a su vez orgánico en sí mismo y en relación con el paisaje en que se enclava. Los materiales utilizados también persiguen la homogeneidad del centro con la diferenciación volumétrica que haga reconocibles cada una de las funciones del conjunto para sus usuarios.
Otras características de tipo más funcional y constructivo son:
— Edificios de una sola planta para mayor facilidad en los movimientos con supresión de las barreras arquitectónicas.
— Utilización de materiales perdurables y que requieran poco gasto de conservación.
— Diseño de todos los elementos como pasillos, puertas, ventanas, manivelas, sanitarios, etc., adecuados a la problemática de los residentes, facilitando su uso y garantizando su seguridad.
— Creación de ambientación alegre adecuada psicológicamente para la recuperación de los usuarios.
— Ventilación, iluminación y soleamiento en todos los espacios, creando filtros separadores en los elementos más conflictivos como cocinas y aseos, respecto al resto de las dependencias.
— Consecución de un alto coeficiente de aislamiento térmico mediante un adecuado estudio de cerramientos y cubiertas, con carpintería de P.V. C. y acristalamiento de seguridad con cámara de aire, de manera que se aproveche al máximo las instalaciones de climatización reduciendo los gastos de mantenimiento.
— Utilización de energía solar para el agua caliente sanitaria permitiendo una rápida amortización y un ahorro de energía.
— Empleo de abundante vegetación en los espacios abiertos creando con ella diferentes ambientes en conjunción con la forma del espacio en que se ubican.
Digamos para finalizar que todos los grupos políticos han apoyado eficazmente esta iniciativa; que los 200.000.000 de pesetas a que asciende la edificación y el equipamiento, así como el proyecto que es modelo en su género, han merecido la aprobación de las autoridades comunitarias, y que esperamos confiadamente que cuando esta revista vea la luz, la construcción haya comenzado.
Vicente Prats Esquembre de Apadis
Extraído de la Revista Villena de 1988

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com