1928 ELOGIO DE ANTÓN EL JUDÍO

ELOGIO DE ANTÓN EL JUDÍO
De todos los tipos que en el pueblo mío
pululan, no hay otro que yo admire tanto.

Por eso este canto
va a ser en elogio de Antón el judío.
Lector, no te asombres,
si en su honor mi musa despliega hoy sus velas.
Antón es hermano de aquellos ex -hombres
que Máximo Gorki pintó en sus novelas.
Antón es complejo. Parece sencillo,
parece un payaso grotesco y vulgar,
y es realmente un pillo
que sabe, por cálculo, dejarse engañar.
Antón, es del reino de la picardía
el más pintoresco paladín. Su estampa,
entre sus cofrades de pobretería,
descuella triunfante. Es el rey del hampa.
Alegre, dichoso, tranquilo, jocundo,
sigue su camino
sin que le preocupen las cosas del mundo
ni lo que mañana le guarda el destino.
Filósofo estoico, se arregla de modo
que nada le falte. Antón vive al día.
Él no tiene nada y lo tiene todo.
Tiene la divina sal de la alegría.
El arduo problema de la vida, apenas
le arredra ni importa; él para vivir
con poco se arregla y vive sin penas.
Suyo es el presente, suyo el porvenir.
Para su sustento, basta muchas veces
un trozo de pan;
y son el ropaje de sus desnudeces
los trajes usados que algunos le dan.
Pero a él ¿qué le importan sus sórdidos trajes,
su hirsuta pelambre, su cuerpo andrajoso,
si sabe que ocultan aquellos harapos
la sana alegría del hombre dichoso?
Mas le falta el vino. Si él beber pudiera
cuanto le apetece ¡qué feliz sería!
Si a su alcance el vino que quiere tuviera
todos sus anhelos colmados vería...
Antón es artista. Del arte divino
la dulce ternura,
en su alma embrionaria, despierta un prístino
sentimentalismo que lo transfigura.
¡Quién sabe ese ingenio, guiado de joven,
si de esa cabeza pudieron brotar
las notas sublimes del magno Beethoven,
las bellas sonatas del dulce Mozart!...
Antón es un místico. Intuitivamente,
y a veces usando galanes conceptos,
brotan de sus labios, espontáneamente,
de los Evangelios los sabios preceptos.
¡Cuántas veces, cuántas
en los mustios labios del hampón oí
las bellas doctrinas, las palabras santas
del dulce Rabí!...
Antón es sociólogo. Él, a su manera,
ha resuelto el magno problema social.
Cuando el pan le sobra, lo ofrece a cualquiera;
y da a otros más pobres su escaso caudal.
¡Dichoso mendigo que, viviendo al día,
impávido mira con indiferencia
el hambre que acecha y todo lo fía
a la incierta ayuda de la Providencia!
¡Juglar trashumante; bufón harapiento;
rey de los mendigos y de los hampones;
que duermes tranquilo, que vives contento,
libre de cuidados y preocupaciones!
¡Hermano del héroe de Cañas y Barro
que por los caminos dando tumbos vas;
que la dicha llevas uncida a tu carro
sin que de tu lado se aparte jamás!
El cielo permita, nuevo Sangonera
que siempre benigna contigo la suerte,
entre los vapores de una borrachera
te acoja en su seno, piadosa, la muerte.
A. Marín Requena
Extraído del periódico Villena Joven de 1928

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com