1988 A CUALQUIER AVARO

A cualquier avaro
Sigue con tu ambición desenfrenada
pensando en la riqueza y el boato.
Acapara dinero sin fijarte
en si es el medio bueno, o en si es malo.
Desprecia la humildad, cierra tu pecho
a todo sentimiento delicado.
Explota la riqueza. Rinde culto
al Dios Orgullo, que es tu soberano.
Imita cuanto puedas, cuanto quieras,
la vanidad estúpida del pavo.
Picotea en las honras con el ansia
que picotea en la carnaza el grajo.
Sigue tu inclinación. Sé malicioso,
soberbio, criminal, desconfiado.
Pero ten entendido, que aunque llegues
a ser todo un Nabad, un millonario
el manto que te cubra de riquezas
manto será de míseros harapos
y siempre serás pobre ¿lo oyes? pobre
sin que acierte tu orgullo a remediarlo.
No es el hombre el más rico el que acapara
las riquezas y ostenta lujo y fausto.
Lo es, el que se conforma con su suerte,
y vive de su ciencia y su trabajo.
Es aquel que atesora más virtudes
y es más caritativo y más humano.
El que practica el bien, por que recoge
gratas satisfacciones por sus actos.
El que enjuga más lágrimas y llora
cuando siente llorar a sus hermanos.
¿Mas tú que entiendes de esto? Sigue siendo
soberbio y ambicioso e infatuado
amontona dinero a ver si puedes
deslumbrar en la fosa a los gusanos
y respetan tus carnes y tus huesos
y no repelan tu vacío cráneo.

Juan Ocaña
Recopilaciones: Manuel Ocaña 88

Extraído de la Revista Villena de 1988

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com