2011 HECHOS TAURINOS NOTABLES EN VILLENA

Hechos taurinos notables en Villena. Por José Luis Barrachina Susarte. Gracias a las reseñas de El Cossío, a los testimonios de toreros de la tierra y buenos aficionados como Alfonso Esquembre, Paco Ferrando, Horacio y Manolo Bravo, se pueden exponer en este ensayo algunos sucesos taurinos destacables acaecidos en nuestra Patria Chica. Como en otras ocasiones, no están todos los que son, no son todos los que están y los que están no son del todo conocidos.
En julio de 1881 actuó en la antigua Plaza de Toros de Villena Fernando Gómez “Gallito Chico”, patriarca de la dinastía de los Gallo y padre de Joselito.
La primera cogida que se conoce fue la del picador Veintiundit, que iba en la cuadrilla del malogrado diestro valenciano Fabrilo. Una tarde sin determinar de 1883 sufrió en Villena una cornada que le atravesó el muslo izquierdo de parte a parte y lo obligó a retirarse.
El 8 de septiembre de 1883 se hundió un tablado instalado en la plaza de Santiago para acoger al público asistente que acudía a disfrutar de una corrida de novillos. La catástrofe ocasionó cuatro muertos y diversos heridos de gravedad. El 19 de marzo de 1925, un espontáneo de Alcoy llamado José Sánchiz Picó resultó corneado en el ruedo y murió hacia las diez de la noche. Este ha sido el único muerto en la plaza.
El 19 de julio de 1925 se presentó en la nueva plaza el fenómeno Juan Belmonte, alternando junto a Antonio Márquez y El Algabeño. El 7 de septiembre de 1929 fue el turno de los primos Marcial y Pablo Lalanda acompañados por Vicente Barrera. El triunfador fue Marcial Lalanda y esta tarde dio comienzo la amistad entre dicho diestro y el escultor Navarro Santafé. El 18 de mayo de 1930 se dio una becerrada a beneficio de los ancianos por parte de la delegación en Villena de la Caja de Previsión Social.
Torearon Eduardo Mauri “Chicharrita”, Enrique Marín “Moriles” y Rafael Herrero “Guardabosques”. Las cuadrillas las formaron José María Soler “Peatón”, Melchor “Abuelito”, Manuel “Cicatriz”, Joaquín Pérez “El Chimo”, Juan Soler “Loquico”, Juan López “Cojo Cachavera”, Fernando Bonastre “El Quinto”, Juan Martínez “Atleta”, Andrés Bañón “La Manejera”, Oscar Montiel “Moisés” y mi abuelo Leopoldo Barrachina, anunciado con el nombre artístico de “Calamar” en honor al nombre de la marca de cementos que representaba. Una foto de esta tarde forma parte de la portada de este ejemplar.
El 7 de septiembre de 1934 torearon mano a mano las señoritas Manolita Tuya y María Alegre. El 8 de septiembre de 1948 se presentaron Luis Miguel Dominguín y Domingo Ortega que sustituyó a Pepe Luis Vázquez. El 1 de noviembre de 1952 se presentó Paquito Medina con una novillada del Duque de Pinohermoso, después de actuar un año en varios tentaderos, por tierras de Sevilla. Paco Medina es con diferencia el matador que más veces ha toreado en Villena -26 tardes-, siendo su última actuación el 5 de noviembre de 1961 ante novillos de doña María Isabel Amorós de Sánchez, de Villena. .
El 7 de septiembre de 1956 se dio una corrida de Flores Albarrán para la rejoneadora Paquita Rocamora y los hermanos Bienvenida, la llamada corrida familiar. Esto se decía porque el Papa Negro –el padre y patriarca de la dinastía- organizaba el festejo, los hijos toreaban y los “primos” pagaban la entrada.
El 3 de junio de 1962 Manuel Benítez “El Cordobés” iba a torear por vez primera en Villena, siendo esta su primera actuación en nuestra provincia. A las dos de la tarde empezó a llover en Villena y la novillada anunciada tuvo que suspenderse porque a la hora de dar comienzo, el ruedo estaba prácticamente imposible para la lidia. La autoridad, previa consulta con los lidiadores, levantó acta de la situación y se anunció la decisión al numeroso público que había acudido de toda la comarca.
Cuando finalmente se produjo el debut del diestro de Palma del Río, pidió este durante la corrida dispensa a la presidencia para ausentarse cuando todavía le quedaba una res por estoquear. Concedida la gracia se marchó a descansar al hotel mientras se quedó con la papeleta Vicente Fernández “El Caracol”, que tuvo una redonda actuación con el novillo que le había tocado en suerte a “El Cordobés” y cortó las dos orejas y el rabo. Arrojó las orejas a los aficionados y se guardó el rabo para lanzárselo a Manuel cuando lo encontró tumbado a la bartola al regreso al hotel.
El 7 de septiembre de 1962 se presentó Paco Camino con Diego Puerta y Miguelín y en esa misma fecha de 1968 lo hizo el inmortal Paquirri, también con Miguelín y Pedrín Benjumea. Un cartel original de esta corrida estuvo mucho tiempo depositado en la Finca los Narejos hasta que la Peña Cultural Taurina Villenense acondicionó su local social, lugar donde se expone definitivamente.
1986 Última Corrida en la Plaza de Toros.
Dos alternativas se han dado en Villena. La primera fue la del alicantino Ángel Flores “El Mejorano” el 12 de octubre de 1969 y la segunda la del toledano Tino Sánchez “El Zorro” al año siguiente. La primera viene referida ampliamente en este ensayo. Sobre la segunda hay poco que destacar, salvo que se otorgó el 25 de octubre con cinco toros de la ganaderías de González San Román y uno de Hidalgo y Martín con José Edgar Zúñiga “Joselillo de Colombia” de padrino y Manolo Carrillo de testigo. El 7 de septiembre de 1972 hubo una corrida de toros de la ganadería Benítez Cubero para Paquirri, Dámaso González y Pedro Gutiérrez Moya “El Niño de la Capea”, nuevo en esta plaza. El 8 de septiembre de 1973 los aficionados villenenses disfrutaron de una novillada de rejones de la ganadería de Herederos de Don Julio Garrido de Santa Elena (Jaén), que según la crónica el encierro fue del ganadero Don Ignacio Vargas Fernández, para Antoñita Linares, Lolita Muñoz y Carmen Dorado.
José Mari Manzanares debutó el 23 de mayo de 1974 como matador de toros ante una corrida de la ganadería de don Álvaro Sánchez Ibarguen (antes Benítez Cubero) y el 7 de septiembre de 1976 se presentó Luis Francisco Esplá como segundo de una terna formada por El Niño de la Capea y Agustín Parra “Parrita”, quienes mataron una corrida del Marqués de Ruchena en sustitución de la anunciada de Celestino Cuadri. También fueron destacadas las temporadas de 1980, 1981 y 1982 por el hecho de que no hubo toros. La última corrida en la Plaza que se pretende reconstruir data del 7 de septiembre de 1986, en la que Vicente Ruiz “El Soro” mató con gran éxito al último toro lidiado en dicho coso hasta la fecha. Cobró casi dos millones de pesetas.
El domingo 7 de junio de 1992 se celebró una novillada con picadores en la plaza de toros portátil -la primera- que fue instalada en las cercanías del santuario de la Virgen de las Virtudes. Desde el año siguiente hasta el presente –con las excepciones del intervalo 2004 a 2006- siempre se dieron los festejos en plazas portátiles. Se supone que ya no volverá a suceder, pero dejaremos un hueco en blanco para lo que está por venir.

2 comentarios:

Jose Antonio Garcia dijo...

Lo que està por venir es hacer frente a la dantesca deuda con la que este gran coso galàctico nos va a lastrar en el futuro. Lamentablemente ya no quedan villeneros como los que en el pasado amortizaron el circulo para el sacrificio animal asì como responsabilidades que pedir a aquellos politicos que con sus cantos de sirenas lograron semejante despropòsito para un pueblecico como el nuestro.

Anónimo dijo...

Zapatero decía que nuestra economía marchaba mejor que la francesa. Entonces las autonomías gastaron mucho más de lo que tenían.

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com