ELOY PARDO NAVARRO Y "LA SARDINA" ... ELOY... "PONME EL BILLAR"

Eloy Pardo Navarro, “el Peñas”, pero al que muchas personas conocen como Eloy el de “la Sardina”. Desde aquí quisiera brindar un reconocimiento a un hombre que ha formado parte de esa época dorada de muchos ciudadanos que hoy están entre los 45 y los 55 años y que han tenido en Eloy siempre un amigo. (2011)
Eloy en la puerta de los billares “La Sardina”
con su típico delantal de tres bolsillos.
Era fácil oir: “Eloy ponme el billar” , o “Eloy dame cambio”, a quién de vosotros no os ha puesto alguna partida en la máquina. Era una imagen familiar entrar en la Sardina y verlo con la máquina de las pipas Carancha abierta y llenándola una y otra vez, porque hay que ver las pipas que comíamos entonces. ¿Quién no recuerda la máquina de discos del rincón donde oíamos los éxitos del momento?. Las chicas le confiaban sus secretos de amoríos, nos guardaba los libros en su armario del ping pong mientras nosotros nos dedicábamos a intentar ligar, en fin que era amigo y confidente de todos cuantos se le acercaban.
Eloy con su novia María López "La Tomatera", su esposa.
Muchos que son algo mayores lo recuerdan de su época de camarero en el “Bar Niño” donde pasó su juventud sirviendo copas y aperitivos, sobre todo los famosos calamares rebozados que se hacían en dicho establecimiento. Durante muchos años local de éxito, donde albergaba una sala que se llamaba “Sala Jovi” y que estaba en los bajos del bar.
Eloy en el Bar Niño antiguo
Eloy “el de la Sardina” ha sido un hombre querido y respetado por todos cuantos frecuentaban el local, y así mismo por cuantos lo conocen de su paso por el bar Niño. Persona a la que todo el mundo saluda por la calle y al que todos tienen como un buen hombre.
José Pardo (dueño del bar Niño), Fermín (el de la farmacia de Bonastre), Eloy y su hermano Eladio en la Sala Jovi del Bar "El Niño".
Al final de su vida laboral todos lo recordarán como camarero de la “Dafnis”, desde donde acabó por convencer a todos de que tenía la virtud de saber tratar con el público.
Los últimos días de camarero, Eloy en la Dafnis.
Gracias por darme la posibilidad de recordarle a la gente de Villena, que mi padre está muy agradecido a todos cuantos lo saludan y le muestran su afecto por todas partes, y que se siente muy feliz de haber sido un poco parte de nuestra adolescencia y juventud haciendo a veces de padre de todos cuantos frecuentábamos “la Sardina”.
Fotos y artículo cedido por… José Manuel Pardo López
Desde Villena Cuéntame saludamos a Eloy, un amigo de nuestra juventud que nos educó y nos enseñó civismo a varias generaciones y al que nos alegra ver a menudo paseando por Villena. Personalmente cada vez que le veo me viene a la mente… “Eloy… ponme el billar”.

2 comentarios:

Merce dijo...

Un homenaje merecido, pues como dices Jóse, es un hombre muy querido por sus propios méritos.
Trabajador, buen esposo, padre y lo mejor; buena gente.
Por eso todo el mundo lo quiere y lo respeta. Es como de la familia.
Eloy te quiero.
Tu compañera de la Dafnis y una más de las que se le tragaban las bolas en el futbolín.
Merce.

Enrique Oliver dijo...

Cuantos años jugando al ping pong, a las máquinas( pinball), al billar y al futbolín. Cuantos años pidiendo cigarricos sueltos, guardando los libros en la taquilla del ping pong mientras jugábamos a los diferentes recreativos que habían en la sala.
Gracias por todos esos años felices AMIGO ELOY

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com