1966 Y SE FUE…

Y SE FUE…
Por Jerónimo Hernández - Presbítero
Foto… Miguel Flor

Llegó la Señora
despertando nostalgias,
como acude Amor a la cita
que tiene pactada,
mas después de venir a nosotros,
fue tan breve su estancia
como estrella que brilla en el cielo
y pronto se apaga.

¡Fugaces las cálidas horas
que llenan el ansia!
Se van luego muy lejos, muy lejos,
dejando un vacío en el alma.
Así fueron los días
triunfales cuando Ella, la
Reina, reinaba con imperio de
amor por las calles y plazas
incendiadas de luz,
flameando sus galas.

Horas de estrenar recuerdos
y de amorosas sonatas,
de tristeza y dulzura,
de oración y plegarias,
de aflorados corazones
a los ojos en calma.

¡Y se hiel... Se fue
despacio, como quien siente en
el alma dejarnos solos y tristes
en una lejana patria.

Mía nueve! Casi un luto
fue aquella tibia mañana de
sol oculto entre nubes,
porque no quería mirarla
cuando emprendió Ella la
ruta para volver a su casa.

Silencio por el camino,
una procesión de autómatas,
expectantes que la miran
diciéndole: ¡no te vayas!
¡Pero Ella, paso a paso,
caminando también lánguida,
nos iba diciendo adiós,
un largo adiós, sin palabras,
romo si un destino oculto
a marcharse la forzara.

Con escolta iba de heraldos,
de banderas y comparsas, de
todos sus buenos hijos que en
torno suyo la aclaman con un
poco de dolor, con un mucho de
esperanza.

En su andar por nuestras vías
tuvo que hacerse una pausa
para ceñirle su manto
de andariega en sus andanzas
a través de campo abierto
a los aires y solanas.

Ondearon las banderas,
atronaron las descargas,
vítores, clamor y espasmo
mientras lentamente avanza
hasta el punto de partida en
la que todo se acaba.

Y por fin, vuelve su rostro
como en última instancia
para decirnos adiós,
para decir que nos ama,
que olvidarnos no podrá,
que nos espera en su casa.

Y se fue!... Se fue dejando
nuestra amargura aliviada,
y los tristes ojos nuestros
muy llenos de su mirada.
Extraído de la Revista Villena de 1966

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com