1967 SALUTACIÓN REVISTA VILLENA

SALUTACIÓN 
Ciudadanos de Villena:
Un «nuevo año», un año más del que, asomados a la ventana del tiempo hemos podido contemplar su decurso y con él, la consiguiente proliferación de nuevos y sensacionales hechos por todos conocidos y cuya enumeración haría excesivamente ampulosa esta salutación. Hechos verdaderamente asombrosos en todas sus facetas, adelantos conquistados en los campos de la ciencia y de la técnica, no menos halagüeños en lo que a política nacional e internacional se refiere y por no seguir enumerando en otros campos en los que por no haber sido tan intensa su progresiva evolución, no por ello se permaneció en el inmovilismo. Hemos de reconocer que, en el discurrir de estos tan sólo 365 días, el género humano ha conseguido dar un paso gigantesco e impresionante en cuanto se refiere a la conquista de una serie de ventajosas posibilidades, que a no dudar redundarán en el propio beneficio colectivo.
Nosotros, diminutos observadores de tan gran transformación y enmarcados en una restringida delimitación, hemos podido observar también, y no precisamente en los aspectos que prioritariamente he enumerado, una evidente progresión preferentemente en cuanto se refiere a los aspectos que más idóneamente nos atañen, el económico y el urbanístico, aspectos ambos por lo demás íntimamente ligados por vínculos de gran afinidad.
La Corporación Municipal a la cual me honro presidir, haciendo eco de todos vuestros esfuerzos y sacrificios a fin de conseguir una rápida y mayor prosperidad de nuestra querida Villena y en constante preocupación por todos de mantener un equilibrio entre vuestros esfuerzos y de lo que por ellos sois merecedores, se ha desvelado y preocupado sin desalentarse nunca y ha conseguido convertir en realidad una serie de proyectos de los cuales vais a ser vosotros testigos, a la vez que jueces, en un próximo-inmediato futuro.
Villana, pues, trata de mantener el equilibrio que dentro de sus dos facetas, ciudadana y municipal, que presiente corresponderle dentro de la comunidad nacional, europea y universal. De todo ello creo debemos sentirnos orgullosos, tan sólo, por la simple satisfacción del deber cumplido.
Sería un desagradecido si no os hiciese patente mi gran orgullo sentido como conciudadano vuestro, éste el magnífico y desinteresado gesto con que respondisteis a mi llamada que como «a arrebato» os dirigí para conseguir nivelar el gran bache económico que por ocasionales circunstancias se enfrentaba nuestro presupuesto festero. Gracias una y mil veces, aunque yo no esperaba menos de vosotros. Sois, y lo repito, una y mil veces, «ciudadanos de primera clase». No defraudaréis jamás a quien os guíe, si quien os guíe tiene confianza en vosotros y en sí mismo.
Y nada más, queridos conciudadanos, que auguraron unas felices fiestas en las que, junto a vuestra alegría de honesta diversión aparezca y resplandezca, aquella épicamente singular y secular que nuestro pueblo ha sentido al tener, físicamente, a su lado, nuestra Excelsa Patrona María de las Virtudes.
Vuestro Alcalde, PASCASIO ARENAS
Extraído de la Revista Villena de 1969
..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com