1958 BANDO A LA LAUNA ¡HAGO SABER!

BANDO A LA LAUNA 
¡HAGO SABER!
 ¡Eh, tos quietos y a callar!,
y que denguno se mueva
der sitio que él ha escogío
pa ver dende allí la fiesta
que estamos hiciendo aquí
más mejor que una verbena.
Y que si estais dé plantón
habéis de tener pacencia
que yo, que soy vuestro arcarde
por unas horas siquiera,
he de estar tamién plantao
más derecho cuna vela.
Y ya dimpués de decirus
esta sencilla avertencia
d'aquí, drento de mi faja,
con vuestro premiso y venia
me saco una ristra é versós
mas larga que una calceta
pa leeruslo a tos
y aprindais a ser poetas,
y us los saquéis uno a uno,
como yo, de la moyera.
Y agora viene lo güeno,
y er que no esté con decencia
y más callao que un ciprés
que se sarga ya pa juera
si no quié que yo aquí mesmo
el gasnate le retuerza.
Como m'han nombran Arcarde
pa que presida esta fiesta,
quiero icir cuatro cosas
pa que las tengais en cuenta,
y se us alegren los güesos
por ser cosas villeneras.
Ya son muchas las reformas
en la ciudá de Villena
y en poco tiempo sáhan hecho
un montón de cosas nuevas.
Lo primero que ogaño
sá ha trasladao ya la feria
ar paseo de Chapí,
y han puesto allí las casetas,
toas las parás, los columpios
los caballicos de Denia
el Pim-Pam-Pum, y el turrón
que es lo mejor de la feria,
y que ponieron tamién
arcos de la Corredera
a lo largo del paseo,
y se encendieron las peras
hista dimpués del correo
que pasa a las doce y media,
(pero agora está pasando
cuasi antes de la cena).
¿Veis? una novedá
que nus gusta y nus alegra.
¿Y en la plaza de las marvas?
L'han cavao como la güerta
P’hacer un jardín florío
a otro mayo, cuando crezcan
los rosales, los claveles,
y esos que llaman aderfas,
que en Villenero castizo
y pa que tos nus entiendan
decimos que eso es baladre
der que se, cría a onde sea.
Y que han hacio allí en el suelo
unas figuricas nuevas,
adornás por tos sus cantos
con una fila de piedras,
u pa decirlo más fino
una fila, de pedretas.
Y con este, son ya dos
los jardines de Villena.
Y si estáis ya descansaos
der trabajo y la faena
vamos si queréis agora
a darus con mi una güerta
por el PANTERRI?, pa ver
el menumento de piedra
levantao ar gran Chapí,
cuya memoria veneran
los entendíos en la solfa
los de casa y los de juera.
Y yo tamién, ¡que carajo!
aunque de solfa no entienda
m'alegro del menumento
por que jué una cosa seria
Chapí escribiendo joticas
pa tocarlas en la orquesta.
Ar que no guste la música
es por ser un peazo bestia.
Ya veis tos los launeros
cómo mi pueblo progresa
con jardines, con estatuas
y con cambios de feria
Y tamién pa la LA UNA
arguna cosa nos quea:
¿Sabéis cuála? ¡Ayer! Di tú,
o este que está aquí más cerca...
¿Sus callais tos? ¡Qué melones
seis los d'aquí! ¡SARDINETA!
Sus voy a mandar a tos
que vayais a la escuela
pa apriender lo que saben
hasta los nenes de teta
Que us hemos regalao
una cosa que era nuestra
y que la queriamos mucho.
¡Amos a ver, quien la acierta!
¿Sus lo digo aun más claro?
¿Aun no caeis en la cuenta?
¿Pos qué va a ser? ¡Pos... la RANA!
¡La rana, PUÑOS!, la mesma
que estaba allí en el PANTERRI,
mirarla onde está puesta.
Pos la rana tan bonica
va a ser ya pa siempre vuestra,
y s'ha puesto aquí en la Virgen
como estaba allí en Villena
con una juente y pescaos
y la rana en medio de ella.
Y otre cosa m'ha gustao
que os hagais ponio a hacerla:
¡el Hoyo la juente el Chopo!
que hacía farta que se hiciera.
Este estará« terminao
antes que empiecen las fiestas,
y ya veréis que regusto,
cuando la obra esté hecha,
ver el hoyo lleno dágua
siempre tan clara y tan fresca,
y ver tantos barbos juntos
tos nadando en ringlera.
¡No dejéis que los chiquillos
dentro del hoyo se metan,
que son los mesmos demonios!
Y si ellos se lus deja
lo llenarán de zurrullos
fabricados con miel de... Elda.
Y otra cosa quiero icirus:
que tenéis la carretera
esa que viene a la Virgen,
que está ahí enfrente, toa llena
de hoyos hondos, como orzas
y cruza de carrileras.
Ya sus ha dicho a vusotros
que arrejunteis las pesetas
pa arreglá el kilometro
que se junta a la de Yecla.
Y no venir a engañarus
con pamplinas ni monsergas,
diciendo que tos seis probes
y no tenéis una perra,
que yo se que en la Laúna
han entrao muchas pesetas
muchos billetes de MIL,
porque vendéis las cosechas
a güen precio y us guardais
er dinero en la cartera.
Conque a ver si us animais,
y antes que alleguen las fiestas
que van a ser tan sonás
u más que una pandereta,
la arreglais bien arreglá.
Que tenga un palmo de piedra
y la hacéis el bombeo
pa que lluego, cuando llueva,
a los los laos se escurra el agua
y en medio no se detenga.
Y así, montaos en los coches,
u en los carros u bicicletas, .
tos vengamos a la Virgen
sin volcar en las cunetas,
y sin rompem cun güeso
de los brazos u las piernas.
Sus doy de tiempo unos meses
que esté como una seda.
Y si pasao este plazo
no se us mete en la caeza
la necesidá tan grande
de dejarla como nueva,
por cabezones que seis,
como medía primera
us pondré un multazo juerte
y us meteré en la perrera.
Y si dimpués de to esto
no me prestais obedencia,
entonces, yo, como arcarde,
y en segunda providencia,
us incauto los bancales
y us cuelgo de una OLIVERA.
¡Conque ojo, mucho ojo!
y arreglar la carretera.
Y agora dos palabricas
a las mozas laguneras,
antes que arremate aquí
y me vaya pa Villena:
Vusotras en vuestras casas
a hacer ca día la faena
propia del sexo y edá
de las mujeres camperas;
a amasar güen pan de trigo,
a remendar las culeras,
a esperfollar las panochas,
a hechar pollos a la yueca,
a lavar los trapos sucios,
a limpiar las conejeras,
a descojular los ajos,
a trebajar en la siega,
a esfarajar los sarmientos
y a encalar la dispensa.
Dejarus de tonterías
y de moas sin decencia.
No llevéis morros pintaos
ni la cara con gachetas,
jabón y güen estropajo
y agua clara de la CIECA.
Es lo más limpio que hay
y lo que menos us cuesta.
Y agora, pa rematar
una noticia mu fresca,
que tiene ¡mucha importancia!
y paice de novela:
M'han dicho al subir aquí
que los yeclanos de Yecla
quieren llevarse ¡EL CIECON!
que así llaman a la cieca
el rey, y que nunca ha sío
de naide, na más que vuestra.
Si esto resurta verdá
y los yeclanos se emperran
en quitarus el ciecón
al primero que s'atreva
a tocarlo de su sitio,
aunque diga lo que quiera,
¡lo rajais en dos piazos
como se rajan las cepas!
¡A defender el Ciecón
hasta perder la pelleja!
No se diga de vusotros
que seis unos gallinetas
u que los hombres d'aquí
no seis más que unos mantecas.
Y con esto arremato
¡hasta otro día que güerva I
Vuestro Arcarde que lo es
El Tío Antón el de las Pencas
La Launa á 23 de Mayo de 1958
Cedido por... Avelina y Natalia García
Aquel año el alcalde de Villena era... Luis García Cervera

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com