1971 EMILIA MONTIEL

EMILIA MONTIEL
Se nos fue Emilia Montiel como había vivido: suave, sencilla, mansamente. Y nos dejó al marcharse esa melancolía de vida no lograda que parecía traslucir de ella: aquel palpitar resignado y sereno que fue siempre su andadura por la tierra.
Vertió íntegras en la escena lírica local vehemencias e ilusiones. Se consagró a este afán; todos sabemos del sacrificio, de las energías que consumió en él. Y de cuánto le debe en la esfera local esta pura y nob
le actividad que, al igual que ella, se dio entera a Villena sin pedir nada a cambio.
Emilia fracasó siempre al tratar de encubrir la exquisitez y la dulzura innatas que poseía. Una encubierta e inconsciente timidez debió impedirle a desdibujar su intrínseco valor. Pero en aquellos largos e inacabables ensayos, en los cuidadosos montajes de las obras que ponía en escena el grupo lírico local, quedaba siempre, tras los menudos avatares de la dura y tediosa labor, la inconfundible huella de su buen gusto y de su temperamento artísti
co.
La Agrupación Teatral «Ruperto Chapí» y quienes sabíamos el puro y elevado valor de
Emilia, presente en todo aquello que llevaba el sello de su amor y su entusiasmo, la perdimos aquel 18 de agosto del año pasado. Pero su desinteresada obra, su amorosa labor, queda con nosotros. Sabemos que en los innegables triunfos del teatro villenense, puso no poca ni pequeña parte. Y para ella, que se vertió siempre en los demás en nobles afanes, va hoy nuestro emocionado recuerdo.
R.

Emilia Montiel, entre Catina Valor y Romualdo Moreno,
tras la representación de «La Tempestad».
SONETO
Para el arte viviste ilusionada
por el arte luchaste con tesón
al arte diste entero el corazón
como fiel y entusiasta enamorada.
El arte para tí, fue la morada
donde feliz tu eterna inspiración
brotaba al descansar con ilusión
para empezar de nuevo la jornada.
Con gracejo y buen gusto lo infiltraste
en todo el que a tu lado se acercó
por eso no podrán nunca olvidarte.
La semilla grandiosa que sembraste
para siempre en la tierra se quedó
y tu huella jamás, podrá borrarse.
ELENA MONTIEL
Diciembre 1970
Extraído de la revista Villena de 1971

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com