1958 LA PROVIDENCIA Y LA MORENICA

La Providencia y la Morenica
“CREE el hombre que es él quien va, y es Dios quien lo lleva", escribía el ilustre tribuno español Donoso Cortés y en verdad, los hombres proyectamos, pero el dedo invisible de Dios es el que dirige y ordena todas las cosas, conduciéndolas suave y fuertemente a su propio fin y destino, para que en todos los acontecimientos de individuos y de pueblos resplandezca siempre la gloria del supremo Yacedor. Todos los cabellos de nuestra cabeza están contados, todo el tiempo de nuestra existencia está medido, no se mueve la boja del árbol sin la voluntad de Dios, la sabiduría, bondad y poder del Padre celestial rigen y gobiernan al mundo, dejando obrar y actuar a las criaturas según su propia naturaleza, y respetando la libertad en la actuación de la criatura libre. No pretendemos con ello afirmar la fatalidad del sino, ni tampoco negar la obscuridad del misterio para ciertas verdades que la pobre razón humana abandonada a sí misma, sin el auxilio de la revelación, no podrá jamás comprender.
Existe la Providencia de Dios en el orden natural, y se da la Providencia divina en el orden sobrenatural; sirviendo la primera a la segunda, cuando se tratare de conseguir su último fin la criatura racional. Existe la Providencia para los individuos y para los pueblos, y de manera singular y portentosa para los pueblos cristianos.
Ahora ya me explico todo ese conjunto armonioso de un pueblo bueno, laborioso y honrado, noble y católico con su Ciudad y su campo y su huerta, que sabe rezar, que sabe sufrir en los momentos de infortunio, y sabe cantar y referir sus triunfos a la que es el hechizo y el encanto de sus corazones, la Morenica, la Virgen de las Virtudes, porque Dios, desde la altura de los cielos, puso su mirada providente y amorosa sobre todos los villenenses, para entregarles una perla viva, la más hermosa, un tesoro incomparable y el más precioso que es esa misma. "Virgen de las Virtudes", la celestial Morenica, cuya imagen tiene su altar en su antiguo y devoto Santuario, y cuya realidad en su persona viviente y gloriosa halla su trono, no formado por mano de hombre, sino por la sabiduría del mismo Dios, en todos y cada uno de los hijos de Villena.
En Ella encuentran los villenenses su luz, su guía y fortaleza para la lucha cotidiana del humano vivir, la medicina y alivio en la enfermedad, el consuelo en sus tristezas, el lenitivo más seguro de sus penas y paño de sus lágrimas, el objeto y motivo de sus mejores alegrías, el remedio de sus necesidades todas, el más preciado timbre de sus glorias, el custodio nato de sus religiosas y venerandas tradiciones y la madre cariñosa que, durante la peregrinación de esta vida corruptible, preside las duras y sudorosas jornadas del taller y del campo y acaricia con su dulce sonrisa el sueño apacible y reparador de sus hijos que, hasta en los momentos de inconsciencia, y sobre todo en la hora postrera de la muerte, la invocan y la aman.
¿Será casualidad? No lo creo porque todo lo ordena para sus altísimos fines la divina Providencia: A mis diez años de edad, por iniciativa propia y como juego piadoso de niño, aprendí en una hoja de propaganda que llegó a mis manos, el himno de la primera coronación de vuestra Madre de las Virtudes, y he respirado siempre en mi ambiente de bogar una tierna y verdadera devoción a este glorioso título de la Reina de los Cielos.
¡Villenenses! Tendido con vosotros este puente de semejanza por la divina Providencia, soy un villenense más. Aquí está nuestro tesoro y nuestra más preciosa perla, la Virgen de las `Virtudes, que hemos de llevar siempre en nuestro corazón, engarzada con el oro de nuestra caridad y del cumplimiento de los divinos .Mandamientos, que es el mejor obsequio que podemos ofrendar a nuestra amadísima Patrona.
JUAN HERRERO - Arcipreste de Villena
Cura Regente de la Parroquia de Santiago
Extraído de la Revista Villena de 1958

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com