1958 LAS CINCO CAMPANADAS

De tiempos pretéritos - Las cinco campanadas
Por JOSE TARI
Con motivo de las fiestas en honor de la Excelsa Patrona la Virgen de las Virtudes que, con inusitado esplendor, celebra la ciudad de Villena, y durante las cuales se rememoran contiendas bélicas entre "moros y cristianos", procedemos a recordar acaecimientos de tiempos pretéritos.
Transcurría el año de 1476 y en el importante y mayor Marquesado del país, regentado o usufructuado en aquel entonces por don Diego López de Pacheco existía la rivalidad entre moros y cristianos al igual que en otros lugares del solar hispano.
El ilustre magnate, deseoso de allanar dichas rivalidades y anhelando la paz entre unos y otros moradores de sus vastos dominios, concibió la idea de dar entrada en el desempeño de cargos públicos y de gobierno a los moros conversos.
Funesta y contraproducente resultó dicha medida, que vino a agudizar y exacerbar las rivalidades y antagonismos entre los cristianos y los nuevos adheridos a la religión, llegándose a hacer armas no sólo entre los eternos rivales, sí que también contra el Monarca; a lo que se resistieron y opusieron los vecinos de la legendaria Vigarra, por su acendrada fidelidad y adhesión al Rey, quienes arremetieron contra los intrusos.
En tan difíciles momentos, concibieron los cristianos viejos una sangrienta acción contra los conversos y, a una señal convenida entre ellos y llevada a efecto por un acólito o sacristán de un templo católico —consistente en dar cinco campanadas al anunciar desde la espadaña o torre del campanario el momento que en la misa conventual se alzaba a Dios— se levantó el vecindario villenense enarbolando armas contra los moros conversos y produjeron, en tan inesperada acometida, más de cuatro mil víctimas.
Tan luctuoso y triste episodio dio motivo —por la forma como se convino la señal de sorpresa para la matanza— a que se estableciera en la iglesia parroquial de Santa María el toque de cinco campanadas, en vez de tres, en el momento de alzar a Dios, por la inmolación o sacrificio de los que se suponían enemigos de la Religión y del Trono.
Los sublevados, que ocuparon el Castillo feudal e inexpugnable que se yergue en la cúspide del monte de San Cristóbal, llegaron a dominar la población y pactaron con el poder real el sometimiento y obediencia, logrando la concesión de algunos importantes privilegios.
Durante la segunda mitad del siglo X V, fueron perdonados los levantiscos de la muerte de los conversos y se estableció que, en lo futuro, no podrían existir conversos en la Villa, así como también se dispuso la prohibición de residencia a los Pacheco.
No sólo fueron el perdón y las limitaciones de residencia prometidas, sí que también se dictaminó y ordenó que los bienes de los nuevos cristianos pasaran a la propiedad del Concejo y que los sometidos fueran autorizados a sacar y apacentar' ganados a Castilla y otros lugares del Marquesado sin pago alguno de derechos y gabelas. Finalmente se concedió el derecho a la celebración de un mercado semanal y a que nadie pudiese ser admitido en el recinto, como vecino ni como vasallo, sin probar previamente su limpieza de sangre.
Pasaron aquellos tiempos; desaparecieron las rivalidades de origen musulmán; se borraron y olvidaron las contiendas entre moros, conversos y cristianos viejos; se pacificaron los espíritus, y los villenenses escribieron gloriosas páginas en la historia hispana; pero al alzar a Dios es el templo parroquial de Santa María único en el orbe cristiano que toca cinco legendarias campanadas en recuerdo de aquella luctuosa y sangrienta jornada, con invocación al perdón y para que la Paz del Señor sea con todos al objeto del más eficiente sometimiento de la fe católica y el bienestar patrio.
Extraído de la Revista Villena de 1958

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com