1955 UN RECUERDO Y UNA PLEGARIA

UN RECUERDO Y UNA PLEGARIA - SALVADOR POSTIGO RANEA
Por Prudencio López Crespo.
Son las vísperas de nuestras fiestas; días de gratos recuerdos y dulces reminiscencias; días en que el cora­zón vuelve al pasado para evocar el feliz transcurso de tiempos dichosos en fiestas anteriores; días imbo­rrables para cada familia de Villena y para cada uno de nosotros; días, que, en unión de nuestros seres más queridos, pasan bulliciosos, alegres y divertidos, bajo la amorosa mirada de nuestra Madre y Patrona La Virgen de las Virtudes. Más no todo en estos días son gratos recuerdos; también hay corazones transidos de dolor por la ausencia irreparable de algunos de sus seres más queridos.
Para estos corazones doloridos, a los que me asocio en su condolencia y pena, personificados en los padres que lloran la pérdida de un hijo ejemplar, quiero revivir la memoria de un gran villenense, un gran caballero, un excelente y perfecto amigo, y un valeroso militar, héroe de todos los días, que halló la muerte con honor en uno de sus innumerables servicios. Me refiero al joven capitán de aviación don Salvador Postigo Ranea, que el 7 de Febrero, pilotando un avión Texan-T-6, fué víctima de desgraciado accidente en las proximidades de la Base Aérea de Matacán (Salamanca), en donde prestaba sus servicios como profesor de vuelo. Su historial como piloto está lleno de constante actividad. Pertenecía a la primera promoción de la Academia General del Aire, en donde ingresó en 1945, después de conseguir brillantes notas en las reñidas oposiciones a ingreso. Al salir de la referida Academia en 1949, fué solicitando continuos traslados y destinos allí donde mayor actividad aérea había. El haber sufrido dos accidentes de los que salió con vida cuando todavía era teniente, cayendo al mar en una ocasión e incendiándosele el avión la otra, no menguó su valor y pasión por estar continuamente en vuelo. Era piloto de avión de guerra en sus distintas modalidades de caza, bombardeo, polimotores y de vuelo nocturno. Contaba, siete días antes de ocurrirle el fatal accidente, con 1.116 horas de vuelo. Su afán de perfeccionamiento con los modernos tipos de aviones, le llevó a hacer un curso de capacitación en una base americana de Alemania, desde donde pasó, destinado como profesor de vuelo a la Escuela Básica de Pilotos de Salamanca, lugar éste que había de ser el último de sus destinos.
Su vida profesional y privada era modelo de naturalidad, sencillez y modestia, por lo que se ganaba la confianza y estima de sus jefes y el respeto y admiración de sus subordinados. Para sus amigos, lo era de co­razón y como amigo incondicional le queríamos con entrañable afecto; para sus paisanos, era uno más enamo­rado de su Villena, “la segunda capital de España”, como él la solía llamar en tono humorista y simpático.
La prueba inequívoca de su valía, de la simpatía y admiración que se le tenía, fué la grandiosa y nunca vista manifestación de duelo que el pueblo entero le rindió el día de su entierro.
Por ello, en estos días de nuestras fiestas, a las que nunca solía faltar, debemos dedicar unos minutos “in mente” a su recuerdo, como homenaje póstumo en reconocimiento de su valía, modestia y sencillez, y, al mismo tiempo, elevar una plegaria a nuestra amantísima Virgen, Reina y madre de misericordia, para que abogue por la eterna paz de nuestro querido amigo y paisano.

Uno de los últimos retratos del malogrado aviador villenense D. Salvador Postigo Ranea y una impresionante vista de su entierro.
Calle Capitán Postigo, en honor de este Villenense.
Revista Villena 1955 (Fotos Iñiguez)
Cedida por... Elia Estevan.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estando en un recreo en los Salesianos, vimos en lo alto, en el cielo azul, a unos aviones que dejaron caer flores.Fue en directo, sin la TV que no era conocida.Se rendia homenaje ha nuestro piloto fallecido.Lo recuerdo perfectamente.Calleron flores del cielo a la altura del cementerio y se vieron en el patio del colegio Salesiano.

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com