1969 "EL ZAPATERO POETA" JOSÉ PERAL VICENTE

EL ZAPATERO POETA
El autor de la carta, fechada el 3 de junio de 1969 y remitida al ayuntamiento de Villena, tenía entonces 81 años y firmaba como José Peral Vicente, el poeta de Elche.
Lo hacía para comunicar entre otras cosas que se le estaba preparando un homenaje en aquella ciudad a través de una comisión designada al efecto, acto al que tiempo atrás se había sumado también el propio ayuntamiento villenense. No en vano, aquel anciano, que ultimaba el lanzamiento de su tercer libro de poemas, Rutas Líricas, [1] era natural de Villena donde había nacido a las siete de la mañana de un martes, 16 de julio de 1888, en una humilde vivienda del Callejón del Chicho, siendo bautizado poco después en la Iglesia de Santiago. El cuarto de seis hermanos, su padre, José Peral Giner, jornalero de 37 años se encontraba casado con Antonia Vicente Valero, de su misma edad, natural de Monforte del Cid y dedicada a las ocupaciones propias de su sexo, dato este último que aparecía indefectiblemente en todas las inscripciones de los Registros Civiles de la época al referirse a la actividad laboral de toda mujer.
El autor proclamaba en aquella misiva su amor a Elche y Villena, y desgranaba algunos datos de su largo periplo vital.
JOSÉ PERAL VICENTE
Contando con solo dos meses su familia se trasladaría a Elche de donde era natural su padre y donde residiría el resto de su vida, hasta su muerte, acaecida el veinte de enero de 1981 en su domicilio del número 393 de la Partida de Altabix.
Y como él mismo relataba y aunque desde muy joven fue zapatero, (actividad con la que se ganó el sustento que le permitiría, no sin penurias, obtener los ingresos necesarios para sacar adelante a toda su familia), pronto nacería en su interior la irrefrenable y casi compulsiva necesidad vital de escribir poemas, el primero de los cuales, en 1908, compuso tras el duro golpe sufrido con la muerte de su hermana Matilde.
Casado con la joven Nieves Amorós Riquelme, fruto de su relación fueron sus cuatro hijas: Jacinta, Matilde, Asunción y Carmen.
NIEVES AMORÓS RIQUELME, ESPOSA DE JOSÉ PERAL VICENTE. (Fuente: Cátedra Pedro Ibarra, Universidad de Elche).
El año 1927 fue terrible para el poeta; a la muerte de su padre y poco después de su madre, siguió la de su propia esposa [2] tras las complicaciones surgidas durante el parto del que hubiera sido su primer hijo varón, que tampoco sobrevivió.
De su carácter generoso y la significación que su obra supuso para Elche, dan buena cuenta los múltiples homenajes que se le dedicaron a lo largo de su vida [3] o la calle de aquella ciudad que en la actualidad lleva su nombre.
Su amigo Antonio Sánchez Pomares en un artículo publicado en el Diario Información el día en que el poeta cumplía 80 años, escribía:
¿Quién no conoce en Elche a José Peral Vicente…? Todo en él es humanismo puro, sentido de lo fraterno y generoso, concepto de lo existencia en la acepción nobilísima.
Peral Vicente es proyección ininterrumpida de su hombría de bien hacia el próximo. Por ello en todo acto de exaltación ilicitana o puramente humana –cuando un amigo, por ejemplo es llamado a lo eterno- allí está el inspirado poeta local, nacido por y para el pueblo ilicitano.
Nadie como él cantó con estrofas más fervorosas al Eche sempiterno. Nadie como él tuvo más puro y brillante el numen poético hacia el lírico elogio del Elche trabajador. De él son, por ejemplo, aquellos versos inmortales para la ciudad, “Canto de amor a Elche”, cuyo inicio es:

“Ciudad de mis amores
bellísima sultana
cuyos divinos sueños
vela el cercano mar;
Jerusalén bendita
por mano soberana
por tus almos olivos
por tu verde palmar…”

Peral Vicente cumple hoy nada menos que 80 años. Tal día como hoy, 16 de julio, nació en Villena, pero de niño llegó a Elche con su familia y aquí se convirtió en el vate más querido y popular de la ciudad, queriéndole todos como bien merece.
Dialogando ayer por cierto, con él y rememorando esa efemérides Peral Vicente improvisó en el acto lo siguiente, bajo la exclamación de:

”¡Señor!”…
Cumplo hoy los 80 años…
y aún casi empiezo a vivir
y si me abate el sufrir
es por los ajenos daños.
Aunque abruptos, mis peldaños
se hacen suaves… todo por
yo no sé qué humano amor
ni qué dulcísima esencia
has vertido en mi existencia
¡has puesto en mi alma, Señor!

Obtuvo cerca de cuarenta premios a lo largo de su dilatada carrera literaria, el primero de los cuales le sería concedido en 1914 en el certamen convocado para los Juegos Florales de Novelda, al que se sumarían entre otros, los de la Fiesta de la Poesía de la Sociedad Blanco y Negro en sus ediciones de 1918, 1920, 1926, en este último año con un poema que bajo el título Ave Fénix rememoraba la hazaña del Plus Ultra [4] y finalmente en 1929. Poeta versátil y absolutamente autodidacta, ya que apenas tuvo la oportunidad de ir al colegio, se expresó mayoritariamente en castellano, aunque también utilizó el valenciano en algunas de sus creaciones. Desde un comprometido activismo de izquierdas, escribió poemas en homenaje, entre otros, a Durruti, Domingo Germinal, Francisco Cañizares o Miguel Hernández, lo que unido a una profunda y sincera religiosidad, le llevó también a producir elocuentes ejemplos dedicados a la Virgen de la Asunción o al Misteri de Elche.
Con ocasión del último de sus libros, De las horas de mi vida, publicado en 1979, el prologuista del mismo, José Berenguer Delgado, entre otras cosas decía:
29 de diciembre de 1964, por las antenas de Radio Elche, salía un programa titulado: “ELCHE, SUS VALORES Y BELLEZAS”, dedicado al poeta José Peral Vicente. En él el cronista se adentraba y adentraba a sus oyentes en la vida y obra de este humilde, sincero y gran hombre…
En la ciudad de su adolescencia y vivencia, inicia su aprendizaje de zapatero, con sus seis primeros reales de jornal. Corren los tiempos en los que era alcalde Tomaset Alonso, cargo que alternaba con Manuel Mollá y Rafael Pomares, según fuera el partido en el poder…
Impulsados sus anhelos por D. José Pascual Urbán, concurre a numerosos certámenes locales y provinciales, con notable éxito.
Con motivo del gran acontecimiento que supuso para España la Travesía del Atlántico por Ramón Franco, Ruiz de Alda, Durán y Rada, pilotando el Plus Ultra, la sociedad ilicitana Blanco y Negro, convoca para conmemorar el histórico vuelo, un certamen de poesía a nivel nacional, en el que obtiene el zapatero poeta su mayor éxito, consiguiendo alzarse con el triunfo, en brillante oposición a plumas de tan destacada valía como la del galardonado por la Real Academia Española, Federico Mendizábal, al que dejó en segundo lugar.
Su constante participación en tantos y tantos actos culturales que a la sazón organizaban Juvenilia, Coro Clavé, Casino, y la mencionada Blanco y Negro, cantando siempre con sus versos a la mujer ilicitana, al amigo, al trabajador, a las costumbres, a la tierra, al paisaje y al palmeral, que nos circunda, hicieron de él, el popular poeta que todos conocemos…
En 1916 publica su primer libro “Gérmenes de Luz”, y en 1923 su segundo, titulado “Del Vergel Ilicitano”
José Peral Vicente cumple, pues, 90 años. Setenta los ha pasado escribiendo miles de versos, fruto de su inspiración fecunda, la mayoría dedicados a Elche. Él es ya como una vieja y querida palmera de nuestros bosques, que todavía prosigue ensalzando a la ciudad del Misteri y de la Dama:

“El viajero que pisa tu tierra idolatrada
Absorto te contempla, como si a Dios mirara”. 

PORTADAS DE LOS TRES LIBROS PUBLICADOS 
DE JOSÉ PERAL VICENTE


Colaborador en distintos periódicos y semanarios, fue miembro de las redacciones de Nueva Illice y Amanecer y escribió en periódicos como El Día, El Liberal [5], El Luchador y El Popular. Durante la Guerra Civil formó parte del grupo de redactores del hebdomadario comunista ilicitano Elche Rojo y tras la Guerra Civil y durante la Dictadura franquista su nombre aparece vinculado a la revista Festa d´Elx.
No fue hasta 1930 cuando regresó a la ciudad que lo había visto nacer 42 años atrás. De su paso por la misma y su visita a la redacción del semanario local Patria Chica da cuenta una breve crónica publicada entonces y que venía acompañada de varios de sus versos.
(Fuente: Semanario Patria Chica. 
Original propiedad de Vicente Prats García).
En su último libro, De las horas de mi vida, José Peral tuvo tiempo de dedicar un último poema a Villena, porque según afirmaba en aquella carta, todos los éxitos literarios los había conseguido “gracias a Dios, a la Virgen de Elche, María de la Asunción y a la de Villena, Virgen de las Virtudes, LA MORENICA, vuestra Patrona y la mía también”.


JOSÉ PERAL EN DIVERSOS HOMENAJES QUE LE FUERON DISPENSADOS EN ELCHE (Fuente: Cátedra Pedro Ibarra, Universidad de Elche).

[1] Aunque en su carta José Peral Vicente decía tener ultimado para su publicación un nuevo libro de poemas con el título de Rutas Líricas, este último no aparece reseñado en las distintas fuentes bibliográficas consultadas, por lo que parece que finalmente no vio la luz.
[2]
SONETO INCLUIDO EN EL LIBRO DE LAS HORAS DE MI VIDA
[3] Se ha celebrado en la Plaza de Toros la función a beneficio el notable poeta local, José Peral Vicente, organizada por varias sociedades culturales.
Se puso en escena la comedia “La del Molino”, interviniendo la masa coral y la filarmónica del Coro Clavé y varios solistas del popular Coro Clavé.
El homenajeado leyó un poema, dando las gracias a todos cuantos han contribuido al acto.
“El luchador”: 10 de julio de 1929.
[4]
“El Liberal de Murcia”: 27 de mayo de 1926.
[5]
"El Liberal": 1 de noviembre de 1930
BIBLIOGRAFÍA.
Amanecer: 01/11/1925.
Archivo Familia Arenas-Dalla Vecchia.
Diario de Alicante: 09/03/1920 // 07/04/1920 // 24/05//1933.
Diario El Liberal: 09/04/1920 // 04/01/1921 // 18/09/1926 // 03/10/1926 // 09/06/1929 01/11/1930.
Diario Información: 16/07/1968.
Diario La Vanguardia: 18/08/1936 // 18/08/1944.
El Día: 09/08/1927 // 18/06/1935.
El Liberal de Murcia: 27/05/1926.
El Luchador: 05/06/1929 // 10/07/1929 // 04/01/1930 // 19/12/1934 // 23/03/1935 // 17/06/1935 // 17/08/1935.
http://www.elche.me/biografia/peral-vicente-jose.
La Verdad de Murcia: 20/08/1935.
PERAL VICENTE, José: Gérmenes de Luz. Hijos de Vicente Costa. Alicante, 1916.
PERAL VICENTE, José: Del vergel Ilicitano. Hijos de Vicente Costa. Alicante, 1923.
PERAL VICENTE, José: De las horas de mi vida. M.I. Ayuntamiento de Elche. Elche, 1979.
Registros Civiles de Villena y Elche.
Semanario Patria Chica (Villena): Extra de 1930, cedido al autor por Vicente Prats García.
José Sánchez Ferrándiz (Febrero 2019).
jope.ferrandiz@gmail.com

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com