1974 NUEVO INSTRUMENTAL

Nuevo instrumental
La compleja función que desarrolla hoy una corporación municipal se proyecta desde incontables ángulos. Múltiples facetas, totalmente dispares en ocasiones, cuando no antagónicas, constituyen, en este complicado mundo actual, el amplio campo de acción que abarca la gestión de un Ayuntamiento.
Buena parte de ellas está, querámoslo o no, presididas por un signo positivista. Y ello es así porque la mayoría de los problemas planteados requieren soluciones tangibles prácticas; y las realizaciones que una tras otra, van satisfaciendo las necesidades ciudadanas, han tenido su inicio, casi siempre, a punta de compás o tras los complicados cálculos de un técnico.
Son las menos, pues, y es natural por obvias razones que así sea, las empresas, los propósitos alumbrados de forma exclusiva por luces puramente espirituales. Y resulta grato que de vez en cuando la labor municipal se desarrolle en torno a algo que suponga solamente valores puros y acendrados.
Y este ha sido el caso de una tarea que ha coronado el Ayuntamiento villenense la noche del pasado 24 de mayo: la de dotar a la Banda municipal villenense con un instrumental completo gesto sobradamente justificado y merecido por el brillante palmarés de la Banda; por el continuado esfuerzo de los profesores que la componen y por la larga historia de una tradición musical ciudadana que, por los numerosos y brillantes frutos obtenidos desde hace siglos, permiten afirmar que Villena es, sin lugar a dudas, una ciudad especialmente dotada para el cultivo del arte de los sonidos.
El desarrollo de este inicial propósito no fue fácil ni rápido. No se desvela ningún secreto al exponer el cúmulo de problemas que, a nivel municipal, tiene planteado nuestra ciudad, cuya solución requiere aportaciones económicas para las cuales es insuficientemente el presupuesto de la Corporación.
Esto trae aparejado el hecho de que haya que posponer siempre tareas o inversiones cuya solución no es urgente, en beneficio de otras que reúnen características apremiantes. Y tal situación habla en favor de los componentes del Ayuntamiento que, no obstante ser conscientes de este estado de cosas, aprobaron la propuesta personal de uno de ellos en tal sentido y no dudaron en apoyar unánime-mente, la gestión que suponía una inversión importante, que tuvo no pocas dificultades en su desarrollo y que podía haberse aplazado para anteponerle la solución de otras acuciantes necesidades.
Hace unos meses se coronó el propósito inicial con la llegada del instrumental, en diapasón normal. La elección, entre las ofertas presentadas, se resolvió a favor de la que suponía mayor garantía; y puede afirmarse, sin hipérbole, que se ha dotado a la Banda municipal villenense de un conjunto instrumental que puede parangonarse con el que poseen las mejores bandas de música de nuestro país.
Tras el necesario ajuste y puesta a punto, indispensable en nuevos instrumentos, se preparó un concierto que ya es historia en la vida artística de nuestra ciudad, pues cabe pensar que ha constituido el acto más importante, por estar henchido de múltiples y hondas significaciones, de todos aquellos en que ha intervenido la Banda municipal. Un excelente concierto, interpretado con la maestría a que nos tiene acostumbrados don Manuel Carrascosa y los profesores agrupados bajo su batuta, sirvió para ofrecer el homenaje anual a la señera figura musical de Ruperto Chapí, cuyo nacimiento en Villana nos enaltece y es motivo para todos los villenenses de natural y lógico orgullo. Otro de los motivos del concierto fue el de presentar a los villenenses el nuevo instrumental; y el tercero, tributar el homenaje de la Corporación local, a los profesores fundadores que existen todavía en la Banda y que han rebasado los cincuenta años de servicios a esta pura y noble actividad de mantener encendida la llama del arte musical en nuestra ciudad.
El señor Alcalde, y por su voluntad otros que han ejercido idéntico y destacada función en otro tiempo al frente del Ayuntamiento villenense, hicieron personalmente entrega de un artístico pergamino a estos hombres como asimismo a aquellos otros que han rebasado ya cuarenta años en esta desinteresada labor. Y a la vez que este recuerdo, que será permanente testigo .de tan singular efemérides para cada uno de los profesores homenajeados, un emocionado abrazo de quienes materializaron la entrega constituyó la cordial y humana rúbrica que hacía patente el reconocimiento municipal a la función ejercida por los veteranos profesores durante tan dilatado plazo.
A tal señor, tal honor, dice el viejo adagio. Esta ha sido la conducta municipal al estimar que la brillante historia de la Banda de música villenense merecía, junto al público homenaje tributado a estos hombres que le han dedicado toda una vida, el nada desdeñable esfuerzo que ha efectuado al dotar a nuestra agrupación musical con un conjunto de excelentes instrumentos, que van a propiciar decisivamente la tarea artística que desarrolla con tan excelentes resultados.
PEDRO PALAO LLEBRES
Concejal delegado de la Banda de Música
Extraído de la Revista Villena de 1974

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com