1986 ESCUELA MUNICIPAL DE MÚSICA Y DANZA

Escuela Municipal de Música y Danza
Nuevamente aprovechamos la ocasión que nos ofrecen las páginas de la revista Villena, para ofrecerles un balance del desarrollo del curso que acaba de finalizar, en la Escuela Comarcal de Música y Danza.
Si en anteriores ocasiones hemos hablado de los proyectos que teníamos para el futuro de la Escuela, ahora nos atrevemos a hacerlo de la realidad en que se van convirtiendo, algunos de ellos, al haber podido introducir, durante el pasado curso, nuevas asignaturas entre las que destacan un curso de iniciación de violín y uno de percusión que abarca todo el grado elemental. Hemos destacado estas dos por el alto grado de aceptación que han obtenido, por parte de los alumnos, registrándose matrículas en ellas de alumnos incluso de poblaciones de fuera de nuestra comarca. Igualmente se va consiguiendo una progresión en el número de alumnos que van alcanzando el final de grado, en todas o algunas asignaturas, en nuestra Escuela. Durante el pasado curso han terminado estudios 54 alumnos, entre las asignaturas de Solfeo, Conjunto Coral, Piano, Saxofón, y Percusión. Esto a su vez nos vuelve a plantear el reto de efectuar nuevas ampliaciones, en un próximo futuro, para intentar facilitar a estos alumnos la continuidad de sus estudios en esta Escuela evitándoles desplazamientos a Conservatorios de Grado Superior, a veces con horarios incompatibles con su trabajo o estudios, sin olvidar lo gravoso que pueda resultar económicamente.

ALUMNOS, ASIGNATURAS Y RESULTADOS DEL CURSO
Durante el curso 1985/86 se registró una matrícula de 500 alumnos oficiales con 802 asignaturas, impartiéndose clases de solfeo, piano, conjunto coral, viento-madera (clarinete, flauta, saxofón, etc.), viento metal (trompeta, trombón, fiscorno, etc.), guitarra, percusión, ballet y danza española. Independientemente de estas asignaturas oficiales se realizaron cursos preparatorios y de iniciación con carácter no oficial, todo ello impartido por los once profesores con que en la actualidad cuenta la Escuela. Con respecto a los exámenes de junio, se registraron los resultados siguientes: Suspensos 21,81%, Aprobados 37,65%, Notables 13,09%, Sobresalientes 4,86%, Matrículas 0,25% y No Presentados 22,32%. El porcentaje de alumnos No Presentados lo integran, en su mayor parte, aquellos que han abandonado los estudios fuera del plazo en que sería admisible la anulación de su matrícula, y aquellos que han optado por posponer sus exámenes para septiembre, al objeto de llegar a los mismos con más posibilidades de eludir el suspenso o de mejorar la nota que hubiesen obtenido en junio.
Analizando los resultados de los tres cursos que lleva de funcionamiento la Escuela, observamos que el mayor número de alumnos que abandonan sus estudios musicales, se produce entre los que suspenden el curso primero, quizás porque el contenido del programa resulte demasiado amplio para la corta edad del alumno que se inicia en la música sin ningún conocimiento previo y se sumerge en un mundo de signos y claves en los que no encuentra el atractivo o la motivación que sería necesaria para su edad. En contraste con estos casos (que no son aislados), se encuentran los alumnos de segundo o tercer curso, que al simultanear el solfeo con un instrumento (especialmente piano), es cuando empiezan a vivir la relación existente entre la enseñanza, hasta entonces teóricamente para él, con su aplicación práctica desarrollada en su instrumento. A partir de ese peldaño es cuando los alumnos empiezan a tomar conciencia de la proyección de los programas de sus estudios.
Podría mejorar considerablemente el rendimiento de estos alumnos, de primer curso, el que llegasen a las escuelas de música con unas nociones a nivel de preparatorio, que les ayudaría a superar holgadamente ese primer curso y afrontar los sucesivos con mayor seguridad. Esto podría paliarse dentro de los centros de E.G.B. (si lo apretado de sus programas los permiten), o en las propias escuelas de música, mediante cursillos de iniciación que les ayudaran en ese difícil principio.
No queremos terminar este balance sin mostrar nuestro agradecimiento por la confianza, colaboración y dedicación demostrada por alumnos, padres de alumnos y corporación municipal que en definitiva es a todos ellos a quien se debe la creación y prosperidad de la Escuela.
Benjamín de los Reyes García Galán
Extraído de la Revista Villena de 1986

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com