1986 INTENTO DE APROXIMACIÓN A UN PROBLEMA COMÚN

INTENTO DE APROXIMACIÓN A UN PROBLEMA COMÚN
Al iniciar un comentario, siquiera breve como éste, sobre el delicado problema de la explotación de las aguas subterráneas de Villena, debemos procurar hacerlo con una amplia visión, fuera de prejuicios de todo tipo. Es ésta una cuestión sobre la que todos nosotros, ciudadanos de Villena, debemos meditar y de la que debemos hablar, y mucho; porque el problema, lejos de haberse solucionado, se encuentra en un difícil momento en el que se hace precisa la adopción de las medidas adecuadas para evitar el agotamiento de uno de los recursos naturales más importantes de esta tierra.
Estudios técnicos realizados tanto por organismos oficiales como por particulares, revelan la gravedad de la situación y ponen de manifiesto que los distintos sistemas acuíferos que subyacen en nuestro suelo y abastecen los sondeos existentes se encuentran en una precaria situación. El sistema llamado Yecla-Jumilla-Villena, está en avanzado estado de sobreexplotación, a lo que habría que añadir la presencia de síntomas de salinización en diversos sondeos; la otra gran reserva subterránea, el acuífero Villena-Benejama, se encuentra también claramente sobreexplotado, es decir, se le extrae mucha más agua de la que el sistema recibe, lo que está poniendo en grave riesgo la existencia de las reservas acumuladas a lo largo de miles o, quizás, millones de años.

Y no pensemos que este problema afecta sólo a Villena; afecta también a todas aquellas poblaciones de nuestra comarca con las que compartimos la riqueza subterránea, y afecta a numerosas ciudades situadas aguas abajo que utilizan el agua de estas zonas tanto para usos agrícolas como para el abastecimiento urbano de miles de personas. Con esta realidad el problema rebasa sobradamente el interés local para entrar en una dimensión mucho más amplia, la provincial. Las vías de solución al mismo deben estar en consecuencia presididas por la idea de solidaridad entre los pueblos y zonas afectadas; pero una solidaridad recíproca, o sea, solidaridad del que da, pero también y, sobre todo, solidaridad del que recibe, que debe ser enteramente consciente de hasta dónde puede pedir y hasta qué punto se puede depender de un recurso escaso a costa del empobrecimiento de otras zonas.
Ante lo limitado y escaso del recurso subterráneo que, gracias a los estudios realizados, se encuentra cuantificado con bastante precisión, y ante la realidad constatada por el constante descenso en los niveles del agua, de que el mismo no es suficiente para garantizar el mantenimiento de la riqueza generada bajo su influencia, se hace evidente que la solución última al problema pasa por el aporte de aguas de otras zonas. El proyecto de trasvase Júcar-Vinalopó debe ser una realidad en el más breve plazo que las características de una obra de tal envergadura exigen, y para luchar por ello debemos aunar nuestros esfuerzos. Pero en tanto acontece no podemos apartar nuestra vista del problema inmediato; deben adoptarse con carácter de urgencia, aquellas medidas de toda índole que eviten el agotamiento de las reservas subterráneas y permitan asegurar la subsistencia de la riqueza agrícola de nuestra comarca.
La entrada en vigor de la nueva Ley de Aguas el 1.° de enero de este año, permite abrigar nuevas esperanzas en pro de una más racional explotación del agua como un bien escaso y que todas las aguas, superficiales y subterráneas, formar parte de un mismo ciclo hidrológico; el establecimiento, por primera vez en nuestra legislación, de toda una serie de medidas tendentes a proteger el recurso subterráneo de una mala utilización; y, sobre todo, la calificación del agua como bien de dominio público, que exige la concesión administrativa para todo uso privativo de la misma, nos induce a esperar una eficaz intervención de la administración para ordenar el uso y explotación del agua en aquellos casos en que, como en nuestra zona, la utilización sea claramente abusiva.
Sean cuales sean las soluciones que se adopten, tanto a corto como a medio o largo plazo, debemos percatarnos de que ante la multiplicidad y complejidad de los intereses en juego (consideramos tan sólo la importancia vital del abastecimiento del agua potable a la mayor parte de las poblaciones situadas entre Villena y la costa), la toma en consideración de esas medidas exige la presión de todos los afectados, para lo que es preciso involucrar de manera clara en el problema a todos los intereses en juego.
Dentro de esta línea viene funcionando desde hace casi dos años una Comisión Municipal de Aguas en el seno del Ayuntamiento de Villena. Esta Comisión está integrada por los representantes de los grupos políticos y por diversos técnicos, entre ellos el firmante, tiene el firme y decidido propósito de luchar por una más racional explotación de un recurso escaso; pero en este empeño es fácil chocar en numerosas ocasiones con los intereses de empresas y particulares, convecinos y foráneos, que con la explotación del agua obtienen saneados beneficios. Se intenta, por una parte, promover el ejercicio de todas aquellas competencias que la Ley asigna al Ayuntamiento en la materia, sobre todo en materia de licencias de obras y en labores de inspección y vigilancia, propiciándose una colaboración en estos aspectos con los organismos que según la Ley tienen encomendada la policía de las aguas. Por otra parte, se vislumbra otra línea de actuación que intenta abarcar el problema en toda su dimensión para encontrar así soluciones globales al mismo, fomentando una convergencia de todos los intereses afectados y promoviendo ante la administración hidráulica las medidas que nuestra reciente legislación le autoriza tomar.
Esta Comisión es necesaria y debe seguir en su línea de trabajo, siempre perfeccionable, pero es fundamentalmente nuestro pueblo quien debe tomar conciencia del problema y asumir una postura ante el mismo, luchando por evitar el deterioro irreversible de una riqueza única e insustituible, hasta la fecha mal explotada por unos en perjuicio de otros.
JOSÉ MARÍA ARENAS FERRIZ
Extraído de la Revista Villena de 1986

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com