1987 MEDIO SIGLO DE BANDAS DE MÚSICA EN VILLENA (Desde 1886 a 1936)

MEDIO SIGLO DE BANDAS DE MÚSICA EN VILLENA (Desde 1886 a 1936)
En vísperas de Noche Buena del año 1886, llegaba a Villena -la ciudad contaría unos 11.000 habitantes- un joven apuesto de 21 años de edad, músico de profesión, barba negra y rizada, pletórico de vida y con disposición y conocimientos para la ardua tarea que le había sido encomendada: La creación de una Banda de Música. -Un año antes había dimitido el recién nombrado director D. Eduardo López Visconte-. Con gran expectación fue recibido en la estación por unos señores de la aristocracia local que, con gran alegría, lo acompañaron al Ayuntamiento, donde lo esperaba el alcalde D. Francisco Sanchís Valdés para hacerle entrega del nombramiento de director de la Banda Municipal, con el sueldo anual de mil seiscientas pesetas. Este personaje se llamaba D. Francisco Díaz Romero.
Pronto se abrió la Academia con una matrícula de 200 niños (entre ellos, Gaspar Navarro, padre de quien firma este escrito y Francisco Bravo, futuro "maestro Bravo") y con la enseñanza del solfeo y la correspondiente de los instrumentos, adquiridos por un importe de diez mil Pts. de las acreditadas casas Martín Freres, de París, los de la madera; y de Pelisón Freres, de Lyón, los del metal, en un breve espacio de tiempo quedó formada la flamante Banda Municipal, compuesta por 66 plazas, haciendo su presentación inaugural el día 5 de Septiembre del año 1888, con un éxito clamoroso.
Casi al mismo tiempo, don Paco -así se le llamaba al maestro-, fundó una Orquesta, compuesta de 34 plazas; con 12 violines, 2 violas, 2 violoncelos, 2 contrabajos y los complementarios de viento y percusión; (los oboes eran, asimismo, mi padre y Bravo). Inaugurada 4 meses más tarde, el día 6 de enero de 1889, actuaba en el Teatro y en la Iglesia, en combinación con aficionados cantores, que también organizó.
La Banda, en progresivo perfeccionamiento y buena preparación, se presentó al Certamen de Alcoy, celebrado el día 21 de abril de 1891, consiguiendo el Primer Premio, obteniendo también un gran éxito en el que se celebró en Valencia en agosto del mismo año.

Banda Municipal de Villena Año 1888
Director D. Francisco Díaz Romero

Pero, por diversos problemas, las cosas de la Música no se sucedían como fueran de esperar. Don Paco nos cuenta que los políticos de aquel entonces, con muy raras excepciones, eran republicanos, unos; o carlistas, otros; y se disfrazaban, cómodamente, de liberales o conservadores para usufructuar el poder. Unos y otros querían que la Música fuese suya, de su partido, y a toda costa que él, rompiendo su neutralidad, fuese del partido de cada uno de ellos, y en sus propias palabras, añade: "Todo en balde; nada se tomó en cuenta; mis enemigos fueron en aumento y un día amargo recibí una carta del entonces alcalde D. Francisco Yáñez, en contestación a otra mía lamentándome de lo que pasaba, exigiéndome que presentara la dimisión y, sin vacilar, la presenté con fecha 13 de enero de 1892, a los 5 años de haber fundado la Banda". En el extenso preámbulo del documento dimisionario, aducía irregularidades y promesas incumplidas por el Ayuntamiento y, aparte, detallaba una larga lista de las obras aprendidas por la Banda y la Orquesta.
El Ayuntamiento, al aceptar la dimisión de D. Francisco Díaz Romero, acordó disolver la Banda y la Orquesta hasta que se constituyera una Sociedad que las sostuviera.
Transcurrido un mes de la dimisión de Díaz Romero, el gran músico alcoyano D. Camilo Pérez Laporta, en instancia dirigida al alcalde D. Francisco Yáñez, fechada el día 14 de febrero de 1892, solicitaba la plaza vacante de maestro-director de la Música que subvencionaba el Municipio, detallando en ella sus méritos y los premios obtenidos. Al concedérsele la plaza, reorganizó la Banda, manteniéndose en la misma durante cinco años.
D. Camilo, fundador de una dinastía de músicos célebres, fue autor de numerosas composiciones de diversos géneros y creador de un estilo de marchas moras que aún perdura en las populares Fiestas de Moros y Cristianos que se celebran en nuestras comarcas. Nació el 13 de febrero de 1852 y murió el 5 de febrero de 1917.
Banda Juventud Musical Villenense
Director D. Francisco Bravo Graciá
Apenas pasados unos días de haberse cursado esta solicitud, con fecha 26 de febrero, un numeroso grupo de músicos de la disuelta Banda Municipal, elevaron una instancia al M.I. Ayuntamiento de la ciudad, en la que exponían:
"Que deseosos de que Villena no carezca de una Música digna de la población nos hemos convenido en constituirnos en corporación particular, bajo el título de "Sociedad de la Juventud Musical", para organizar una Banda y Orquesta, pero siendo esto imposible por sí solos, dados nuestros escasos recursos, si se quiere que el resultado sea satisfactorio, suplicamos al Ayuntamiento que coadyuve, por su parte, a nuestro pensamiento. Solicitando que, para ello, se sirva acordar lo siguiente:
Primero: que nos preste gratuitamente el instrumental y demás efectos de la que fue Música Municipal o que nos lo venda a pagar en plazos, si le fuera más conveniente, no sin antes mandarlos a componer.
Segundo: Que subvencione con la cantidad que crea conveniente la dicha organización de Banda y Orquesta para ayudarnos a pagar los gastos de material y maestro-director.
Tercero: Que con el objeto de evitar interrupciones en el pensamiento expuesto, seamos los mismos músicos los que nombremos al maestro-director y nos entendamos para todo con él y él con nosotros.
Gracias que esperamos merecer de esa Ilustre Corporación, etc. etc. (Firman 45 músicos; también mi padre y Bravo).
D. José M. Soler, en su conferencia sobre "La Música en Villena", pronunciada en la Caja de Ahorros de Alicante y Murcia el 25 de enero de 1983, nos decía que en el año 1900 existían dos Bandas de Música en nuestra ciudad; la "Vieja" y la "Nueva" ( Juventud Musical Villenense), ésta dirigida por Francisco Bravo, de lo que se desprende que nuestro paisano D. Francisco Bravo Gracia, discípulo del renombrado D. Francisco Díaz Romero, pudo hacerse cargo de la dirección de la Banda "Juventud Musical Villenense" en los últimos años del siglo pasado, manteniéndose como tal, hasta su disolución por el año 1919, para dar paso a la actual Banda Municipal, de la que fue fundador y director hasta el año 1934, en el que falleció.
Hacer un panegírico de esta persona y de su obra sería pretensión vana, bastando con reconocer la extensa y eficaz labor desarrollada en tan dilatado espacio de tiempo; de su alto grado de magisterio, preferentemente entre la juventud y de los valores intrínsecos al frente de una entidad musical, la Banda, en todos los actos relevantes de la ciudad.
Entre los hechos más destacados del ciclo del maestro Bravo al frente de la Banda Juventud Musical Villenense, podríamos situarlos en la fecha solemne del 25 de marzo de 1909, memorable por la triste noticia de la muerte de Ruperto Chapí, que conmovió a la Nación e hizo vibrar de emoción a su ciudad natal, girando su epicentro sobre las autoridades locales, 'en la "Sociedad Filarmónica Juventud Musical" y en su Banda, intérpretes protagonistas de los actos que se organizaron a la memoria del Maestro fallecido, marchando 'hacia Madrid su director D. Francisco Bravo, acompañando al alcalde, concejales y otras personalidades para estar presentes en el entierro de D. Ruperto.
Mientras tanto, en el interregno de dos corporaciones bandísticas, la "Juventud Musical" que fenece y la Municipal que se dispone a surgir, el día 24 de mayo de 1918, se inaugura la Banda Infantil del Colegio Salesiano de Villena, compuesta por niños de 10 a 12 años de edad, dirigida por D. Luis Cutillas, interviniendo en diversos actos de la localidad y efectuando varias salidas a pueblos limítrofes.
Banda de música del Colegio Salesiano de Villena año 1918
Director D. Luis Cutillas
En cierto modo, humildemente, va a cubrir la etapa de transición al nacimiento de la nueva Banda Municipal. Quien esto escribe formó en sus filas hasta 1921. Algún tiempo después, el 30 de enero de 1927, se inauguró en el mismo Colegio, una orquesta, también de niños, dirigida por D. Basilio Bustillo.
El 17 de junio de 1921 se aprueba por el Ayuntamiento de Villena el Reglamento para el régimen interior de la Escuela Municipal de Música, que deroga el aprobado en sesión de 19 de Julio de 1918 y en instancia que el maestro Bravo elevó al Municipio, se compromete a la fundación de una nueva Banda de Música en un plazo de menos de un año y medio. Y, efectivamente, el día 5 de septiembre de 1922, bajo su dirección se inauguró la Banda Municipal, compuesta por 65 plazas, con edades comprendidas entre los 14 años.
En el programa de las Fiestas patronales de aquel año, siendo alcalde D. Fernando Amorós, se decía: "Y, por último, la nota verdaderamente nueva, que ha de llamar la atención mereciendo vuestros más entusiastas aplausos, será la aparición de la nueva Banda Musical, compuesta de más de sesenta plazas, niños casi en su totalidad, quienes sabrán demostrar que son almas de artistas sus almas juveniles, y que los niños villenenses son dignos paisanos de aquel genio del arte que se llamó Ruperto Chapí". Luego, se insertaba: "Día 5, martes: A las 7 de la mañana aparición de la nueva Banda Municipal, que recorrerá diferentes calles de la población, bajo la dirección de nuestro paisano, fundador y director de la misma, D. Francisco Bravo Gracia", y más adelante, en el acto de la Entrada de las Comparsas, se añadía: "La Banda Municipal de Villena estrenará un bonito., y marcial pasodoble, titulado "La Entrada", composición de nuestro paisano D. Quintín Esquembre, profesor de la Orquesta Filarmónica y Banda Municipal de Madrid".
La inauguración de la Banda Municipal constituyó un éxito clamoroso, siendo muy querida por todos los villenenses. Aún no cumplidos tres años de existencia, se presentó al Certamen Provincial, celebrado en Alicante el día 23 de agosto de 1925, consiguiendo el Primer Premio.
Banda Municipal de Villena año 1925
Director D. Francisco Bravo Graciá
Muchos fueron los brillantes éxitos conseguidos por la Banda bajo la dirección del Maestro Bravo, siendo los más importantes los que tuvieron lugar en las poblaciones de Murcia, Elche, Alicante y Águilas, éste en el año 1930, en cuya ciudad murciana se le tributó un homenaje al más antiguo de los directores de Bandas de Música Civiles de España, D. Francisco Díaz Romero, con motivo de haberle concedido el Gobierno de la Nación la Medalla de Plata del Trabajo, y correspondiendo a la visita que él hizo a Villena un año antes, de donde surgió la iniciativa, lanzada por el semanario local "Patria Chica".
D. Francisco Bravo Gracia -el "maestro Bravo"-, con el n. ° 93 en el escalafón de directores de Bandas de Música Civiles de España, murió repentinamente de coronaritis, el día 24 de noviembre de 1934, a los 58 años de edad. La Banda Municipal que él fundó, organizadora del entierro, acompañó sus restos mortales en su recorrido por las calles de la ciudad interpretando marchas fúnebres, constituyendo el cortejo fúnebre una impresionante manifestación de duelo, a la que se sumó toda la población.
En la dirección de la Banda le sucedió, por muy breve tiempo, su hijo D. Francisco Bravo Crespo. El día 5 de septiembre de 1973, el Ayuntamiento de Vi-llena, presidido por su alcalde D. Pascasio Arenas López, con la asistencia de familiares, alumnos, pueblo en general y la Banda Municipal, dirigida por D. Manuel Carrascosa, descubrió una lápida que con el nombre del Maestro Bravo ha de perpetuar una calle de la ciudad. En el acto se interpretó el pasodoble "Francisco Bravo", compuesto en su memoria por el maestro Carrascosa. Unos años más tarde, al cumplirse el cincuentenario de su muerte, acaecida el 24 de Noviembre de 1934, sus discípulos le tributaron un homenaje en el Teatro Chapí, de la ciudad, con la asistencia de autoridades, familiares, viejos músicos y Banda Municipal, en el que se leyeron unos versos alusivos a la conmemoración y en la mañana del día siguiente, después de celebrada una Misa, desde la Plaza de Santiago y en manifestación cívica, acompañados por la Banda Municipal, dirigida por D. Cipriano Ángel Estevan Arcón e interpretando el pasodoble "Francisco Bravo", del maestro Carrascosa, se giró visita al cementerio y, al paso, se colocó una placa junto al rótulo enclavado en la calle que lleva su nombre, depositando, a continuación, una corona de flores ante su tumba.
Transcurrido el mes de febrero de 1935, solicitó la plaza de director de la Banda de Villena D. Joaquín Pastor Suay, que lo era de la "Santa Cecilia", de Castalla y aunque realizó algunos ensayos, su paso fue efímero.
En los días que se celebraba el Carnaval de este mismo año de 1935, se establece contacto con D. Antonio Cabezas, renombrado fliscorno solista de la Banda Municipal de Valencia y director de la Banda de Paterna. Gestionado su nombramiento de director de la de Villena, se organizó seguidamente el concierto que había de celebrarse el día 25 de marzo, en homenaje del aniversario de la muerte de Ruperto Chapí, coincidente con su presentación oficial, en cuyo programa, entre otras obras del Maestro, se incluía "La Corte de Granada", montada con un trabajo intenso en muy pocos ensayos. Después de un lapso de relativa inactividad de la Banda, el concierto fue un éxito rotundo.
En las ausencias del Sr. Cabezas le suplía D. José Berenguer, músico retirado del Ejército y quien pergeña estas líneas impartía la enseñanza del solfeo, pero como las inasistencias de D. Antonio se prolongaban más de lo debido por tener que atender sus obligaciones en Valencia, se vio obligado a presentar la dimisión y en telegrama cursado a mediados de marzo de 1936, anunciaba: "Imposibilidad arreglar hoy asunto viaje. Mañana irá persona de mi confianza. Antonio". Esto significaba su cese voluntario y la persona a quien hacía referencia fue D. Ramón del Valle Alvira, inmediato director de la Banda Municipal de Villena.
D. Ramón del Valle, entonces director de la Banda "Centro Artístico Musical" de Tabernes de Valldigna, ya desde el mes de febrero había establecido comunicación con las autoridades locales, siendo alcalde D. José Cañizares y desde estas fechas efectuaba sucesivos viajes para atender la Academia, hacer los ensayos previstos y dirigir algunos actos de la Banda. Después de la dimisión de D. Antonio Cabezas y ya en posesión del nombramiento de director de la Banda Municipal, en la primera quincena del mes de mayo de 1936, se trasladó con su familia a Villena, situando su domicilio en un piso de la calle Corredera, n. ° 20, de la ciudad.
Puestas en marcha las normales actividades de la Escuela de Música y Banda Municipal, a plena satisfacción de autoridades y músicos e iniciados los Conciertos de Verano de ese año en la fecha acostumbrada del 29 de junio, festividad de San Pedro, quedaron interrumpidos con el inconcluso del domingo 19 de julio, por causas del alzamiento militar que., prácticamente, fue el último acto de la Banda Municipal en aquellas circunstancias.
La Banda, desorganizada por los acontecimientos, no se reagrupó hasta mediados de septiembre de 1937, en cuya fecha sus componentes, con agregados de pueblos limítrofes y su director, fueron destinados a Hortaleza.
D. Ramón del Valle Alvira falleció el día 16 de septiembre de 1948, a los 48 años de edad. Al día siguiente, los periódicos de la capital daban la noticia: "Ha fallecido el maestro Ramón del Valle. Tras larga y penosa enfermedad ha fallecido en Madrid el notable maestro compositor y director don Ramón del Valle Alvira, que por su talento puesto desde la infancia al servicio de la música, y por sus dotes personales de simpatía y caballerosidad, se había ganado la general estimación de cuantos le trataron en vida.
El maestro Del Valle ha muerto en lo más granado de su edad y en el mejor de sus momentos musicales. Pero si grandes éxitos le esperaban, no son menos los que ya había logrado como director de Banda, primero, y como compositor más tarde.
Desde hacía algunos años colaboraba íntimamente con el maestro Quiroga, ayudándole en el abrumador trabajo que sobre éste pesa, y estrenó algunas obras originales, que gozaron de buen éxito.
A toda su familia y muy especialmente a su viuda y a sus hijos, ofrecemos el testimonio de nuestro más sentido pesar".-
Desde la llegada a Villena de D. Francisco Díaz Romero en el año 1886, hasta el transcurrido 1936 -objeto de este breve relato-, se cumplió el medio siglo, enmarcado en una época gloriosa de cotidianas inquietudes musicales y, con ello, convertido en un ciclo de realidades tangibles que, transportadas por períodos de tiempo al año 1986 -al que habremos de referirnos en otra ocasión-, nos introducen en un siglo solemne del arte de los sonidos, emanados de las vibraciones de los instrumentos de nuestros paisanos de varias generaciones, agrupados en las Bandas de Música ya citadas y, sucesivamente, en esta segunda etapa de nuestra querida Banda Municipal, dirigida por los maestros Carrascosa, Ferriz, Estevan Arcón y Sanahuja; y en la actualidad por Pellicer y Milán, a quienes, conjuntamente con las mujeres y hombres que la componen, rendimos homenaje de admiración y respeto por esta gran obra que ensalza los valores de esta bendita tierra, cuna del inmortal Ruperto Chapí.
JOSE NAVARRO OLIVA
Ex Subdirector de la Banda Municipal
Extraído de la Revista Villena de 1987

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com