1990 ALICANTE Y VILLENA CON CHAPÍ

ALICANTE Y VILLENA CON CHAPÍ
La deuda de gratitud que Alicante, como capital de la provincia, tenía contraída con el insigne compositor villenense Ruperto Chapí Lorente que proporcionó a nuestra ciudad y a la provincia entera renombre universal, quiso ser saldada el martes día 25 de marzo de 1930, festividad de la Anunciación, conmemorando solemnemente el XXI Aniversario de la muerte del maestro.
El acto consistió en el descubrimiento del busto del inmortal músico que se erigió en la plaza alicantina que lleva su nombre y que era debido al cincel del genial escultor Bañuls, y constituyó toda una muestra de agradecimiento y reverencia de las gentes de la capital y provincia hacia el admirado y recordado músico villenense.
Desde las diez de la mañana del histórico día, la plaza de la Reina Victoria de la ciudad capitalina estaba ocupada por numeroso público. Poco después, y acompañadas por la banda municipal de música de Alicante, se personaron las comisiones oficiales encargadas de la organización del acto para recibir a la representación de nuestra ciudad.
Eran las diez y media cuando llegaron en distintos automóviles, el Alcalde y concejales villenenses, representaciones de todas las fuerzas vivas de la ciudad y un grupo femenino ataviado con vistosos trajes típicos y compuesto por las señoritas Pilar Estevan, María Luisa Giménez, Carmina Carreras, Isabelita Bañón, Lolita Climent, Finita Hurtado, Pepita Bravo, Maruja Amorós, Encarnita Esquembre, Isabelita Guillén, Luz Navarro, Ángeles Bañón y Lolita Navarro. Acompañaba a la representación villenense nuestra laureada banda municipal de música.
Tras los saludos de rigor, se organizó la comitiva que, precedida por la guardia municipal a caballo, se dirigió al Ayuntamiento por las avenidas de Gadea y Cajal, Explanada de España, calles del Triunfo y Altamira y plaza de Alfonso XII, siendo presenciado el desfile por numeroso público que abarrotaba las citadas céntricas arterias de la ciudad.
En el trayecto, se unió a la comitiva la representación de Jijona, con su alcalde, Sr. Llorens y una representación femenina.
Poco después de las once y media, salió del Ayuntamiento la comitiva que por las calles de Altamira y avenida de Méndez Núñez se dirigió a la plaza de Chapí donde se había emplazado el monumento.
La manifestación se formó del siguiente modo: comisiones y representaciones de los centros artísticos y culturales de la ciudad, comisión organizadora del homenaje, señoritas representantes de Villena y Jijona, Ayuntamientos de Alicante, Villena y Jijona y diputados provinciales bajo mazas y las bandas municipales de música de Villena y Jijona.
Llegados al monumento, las señoritas se dispusieron rodeando al mismo y dando así una nota de color inusual.
El alcalde de Alicante descubrió el busto entre los aplausos entusiastas de los presentes y, seguidamente, pronunció un discurso donde destacó que el acto que estaban celebrando serviría para estrechar aún más los lazos espirituales de unión entre la capital y sus pueblos, especialmente Villena.
A continuación, Juan Sansano, director de «El Día», leyó la siguiente poesía compuesta expresamente para el homenaje:
Alza tu frente luminosa
para que deje un beso en ella
con alborozo y con ternura
el alma errante del poeta
—lira del viento, fresca rosa,
trino del aire, clara estrella,—
¡para cantar las gallardías
de tu fecunda musa inquieta
en los altares de la gloria
Dios ha calzado mis espuelas!...
¡Soy caballero del ensueño
y es mi princesa azul, Villena!
La de los llanos infinitos
plenos de luz —gloria de huerta—
que se corona pudorosa
con las románticas almenas,
y en el hechizo de su Virgen
calma sus duelos y tristezas.
¡Oh, si mi lira fuera de oro
para hacer versos a mi reina,
y a media voz, con luz de luna,
fundir mi amor con el de ella!.
Bella huertana amparadora
de altivo andar, de gracia llena,
cuando han oído tus pisadas
han sonreído las palmeras,
y si del cielo en los balcones
su faz ocultan las estrellas
es porque al verte tan hermosa
se están muriendo de vergüenza.
¡El polvo azul de tus caminos,
beso como el de Galilea,
porque en tus lindes reventaron
las rosas blancas de mi pena!
Alza tu frente luminosa,
para que deje un beso en ella;
Ruperto insigne, el alma mía
que hoy es el alma de tu tierra
llena de aromas inmortales,
plena de risas y quimeras.
Y ante tu blanco busto erguido
rinde amorosa tus banderas
y enlaza el nombre de Alicante
con el glorioso de Villena
mientras aplaude el alma prócer
de «Margarita la Tornera».
Tiene tu música el aroma
de los tomillos de la sierra
y sabe a gloria como el oro
de los naranjos y palmeras.
Risa del mar tienen tus notas
y en el pentágrama aletean
como en la frente de los genios
las mariposas de la Idea.
El corazón alicantino,
que amaneció por ti de fiesta,
alza la copa de la gracia
en el altar de la Belleza
y suelte al aire las palomas
de su entusiasmo y sus banderas,
mientras se besan como hermanos
un paje azul y una princesa.
El paje azul, es Alicante.
La novia nítida, Villena.
Una salva de aplausos cerró los últimos versos del vate. Posteriormente, y representando a Villena, el letrado e hijo de la ciudad Antonio Pérez Torreblanca pronunciaba un emocionado discurso que significó un bello canto al inmortal músico y que fue interrumpido en diversas ocasiones por los aplausos de la multitud allí congregada. En él destacó la necesidad de proteger a los artistas que como Chapí, en otra época, sintieron sobre sí los hálitos de la gloria, para evitarles las penalidades, luchas y sinsabores que éste sintiera, demostrando así la mejor manera de honrar su memoria.
Una larga y prolongada ovación acogió el final del discurso de Pérez Torreblanca que de manera brillantísima cerró el acto de la inauguración del monumento alicantino a Chapí.
Bien patente dejaron sentir su parecer los periódicos de la capital cuando, al día siguiente, daban cuenta con toda riqueza tipográfica del merecido acto celebrado. Sirvan de ejemplo estas líneas entresacadas del diario «El Día» del 26 de marzo de 1930:
«...y al realizar este acto de justicia, se han hecho más fuertes los vínculos de afecto que nos unen a Villena, la histórica ciudad que ayer nos envió una representación de sus fuerzas laboriosas y de sus máximas bellezas.
Alicante ha vivido separada de sus pueblos como consecuencia de una política desastrosa, pero parece ser que va a corregir sus yerros.
Ayer, en un solo día, ha hecho más labor fraternal que en muchos años.
Que continúen esas corrientes de afecto es lo que deseamos nosotros, recogiendo el sentir del noble pueblo de Alicante, honrado ayer con la presencia de las bellas villenenses que se asociaron al homenaje rendido por Alicante al autor de «Las Campanadas...»
Con el descubrimiento del busto a Chapí en la plaza anexa al Coliseo donde posteriormente se reviviría, en numerosas ocasiones, la música del maestro, Alicante quiso sumarse en aquella fecha al recuerdo del hijo de Villena y perpetuar hoy y para siempre que nuestra ciudad tuvo un genio musical: Ruperto Chapí Lorente.
Fernando Costa Vidal
Extraído de la Revista Villena de 1990 

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com