1956 DÍAS DE AUDIENCIA

DÍAS DE AUDIENCIA
Otra vez el tema de las fiestas de Villena en honor a su Patrona; o mejor, el tema de la Patrona de Villena, la Santísima Virgen de las Virtudes, por Quien y para Quien son las fiestas de esta noble ciudad. Y otra vez podemos caer en la tentación de los tópicos consabidos, glosando tantas cosas como tiene para comento y loa nuestra ciudad de Villena. Otra vez su espléndida vega, su Castillo legendario, su nobleza histórica, la virtud de sus mujeres, la laboriosidad y honradez de sus hombres... tantas y tantas facetas de este simpar diamante de la querida Patria.
Pero al sacerdote, a quien se le van los ojos y el corazón tras de todo eso, le incumbe sobre todo la parte espiritual de las solemnes fiestas. Y que en nada mejor puede centrar su comentario que en esa providencial estancia de la Señora y Reina de Villena en su ciudad de adopción y privilegio.
Y debemos pedir, más que incitar, a Villena que, sin dejar sus fiestas callejeras (todo es homenaje a la Señora), procure tomar en consideración de manera más afectiva y efectiva esa soberana estancia de la Patrona entre sus hijos. Que no quede nunca solitaria o con escaso o casi ridículo concurso de fieles, que ya no diré hijos.
Que entienda y advierta Villena que no siempre se le da ella oportunidad de aproximación cordial y religiosa entre la Patrona y sus hijos predilectos. Que esas- son las horas contadas de la aproximación del Cielo a la Tierra; de la cercanía del corazón y de las manos de la Madre para escuchar nuestras súplicas, para sentir nuestros dolores y necesidades, para poder aplicar sus celestiales remedios a todas nuestras miserias y taras espirituales y morales. Que son esos los días de su Real y Celestial Audiencia, exclusivamente para Villena, o para su Villena, que no puede desperdiciarlos ni dejar de lucrarse en ellos, pues lo peor que le puede ocurrir es aquello que San Agustín decía de su alma y de su Dios: «Temo al Señor, que pesa»... podemos temer a que pase nuestra Madre y Señora, dispuesta a colmarnos de beneficios, y que, por desatenciones y descortesías nuestras, por no habernos dignado visitarla, pase y se aleje de nuestra vida sin darnos el beso de Madre que sus hijos de Villena esperan y desean con toda su alma.
Bienvenidas sean las fiestas ruidosas y alegres y sanas de los festejos cívicos de Villena. Luzcan las comparsas sus alegres coloridos. Esplenda Villena sus mejores galas en la calle empavesada. Pero sea el centro de la solemnidad, sea el corazón de la ciudad, esa Parroquia de Santiago, donde esos días de alegría os espera, en Audiencia materna y celestial, vuestra Patrona, la Santísima Virgen de las Virtudes, corazón y vida, historia y esplendor de la hidalga ciudad de Villena.
JUAN MAÑAS Párroco Arcipreste
Extraído de la Revista Villena de 1956
Cedido por... Avelina y Natalia García

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com