1901 EL NIÑO MUERTO

EL NIÑO MUERTO
Esta es una de las pocas, o quizá la única fotografía que se conserva de un niño de nuestra ciudad que ya había fallecido al momento de inmortalizarse la imagen. No conocemos la identidad, ni la fecha exacta en que fue hecha (aunque con seguridad en los primeros años del siglo XX) y responde a la moda que surgida en Francia durante la época victoriana poco después de la invención de la fotografía, se fue extendiendo por otras latitudes durante las décadas siguientes. Entonces, la gran mortandad de niños, asociada a las precarias condiciones de vida y enfermedades que diezmaban a la población, junto al deseo de unos padres de perpetuar la memoria de aquellos que tan brevemente habían transitado por este mundo, dio como resultado unos retratos cuya finalidad en todo caso, distaba mucho de buscar el morbo. El niño parece que duerme plácidamente en su cuna y solo si concentramos nuestra atención sobre sus pies, observaremos que en realidad su cuerpo descansa en el interior de un pequeño ataúd blanco.
En algunas de las fotografías que han llegado hasta nosotros de aquel periodo, el cuerpo del menor sin vida aparece incorporado y con los ojos abiertos, acompañando a sus padres o hermanos, en una cuidada puesta en escena, sin que nadie, que no hubiese sido advertido con anterioridad del hecho, pudiera adivinar la singularidad de lo mostrado.
Anastasio Ibáñez Abad, que tuvo estudio en Villena durante muchos años es el autor de la imagen. De este fotógrafo se publicó hace un tiempo en este misma web (*) un muy interesante artículo sobre su figura (y de algunos de sus descendientes), de obligada lectura para quienes quieran hacerse una idea de la labor de los pocos y esforzados artesanos, pioneros en el nuevo arte en nuestra ciudad. Gracias a las fotografías, entre otros, de Francisco Martínez Alcover, Silvino Díaz García, Hermógenes Ramón Esquembre, A. Viviente y el propio Anastasio, conocemos de forma más precisa cómo era la Villena de finales del siglo XIX y principios del XX y las costumbres y tradiciones arraigadas entonces, entre ellas, la naturalidad con la que nuestros antepasados afrontaban el inevitable hecho de la muerte.
ANASTASIO IBÁÑEZ ABAD

HERMÓGENES RAMÓN ESQUEMBRE

FRANCISCO MARTÍNEZ ALCOVER

ANUNCIO PUBLICADO EN EL SEMANARIO DE VILLENA, EL ACTIVO, EN SU EDICIÓN DEL DÍA 11 DE JUNIO DE 1899.
(*) Pedro J. Miguel. Blog rostroseneltiempo
JOSÉ SÁNCHEZ FERRÁNDIZ

1 comentario:

ike dijo...

Anastasio Ibáñez fue mi bisabuelo. Agradezco mucho el ver esta foto de la cual no tenía conocimiento

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com