1974 A NUESTRA SRA. DE LAS VIRTUDES

A nuestra Sra. De las Virtudes.
Para José García Galbis, muy afectuosamente Rafael Duyos.

ORACIÓN
Tu Imagen en el altar.
Tu Imagen —año tras año—
dándole a Villena sombra,
salud, consuelo y descanso.

Tu Imagen que —solo verla—
quita niebla al pensamiento
y borra en todas las frentes
lo oscuro de los deseos.

Tu Imagen, llevar tu Imagen
metida en el corazón
es, para el que vive lejos
de tí, un seguro de amor.

Tu Imagen, siempre tu Imagen
donde vida y realidad
a todos los bien nacidos
del villenense solar.

¡María de las Virtudes!
¿Cuál de ellas te adorna más?
con los tres nombres te invoco:
¡Fe Esperanza y Caridad!

Y con Prudencia y Justicia
y Fortaleza y Templanza,
voy haciendo los cimientos
de mi alegría cristiana,

para atesorar virtudes
con las tuyas, Madre mía,
y hacer de tí el claro espejo
de los pasos de mi vida.

Villena tiene un castillo
del que eres la castellana:
el azul del mar al frente,
la parda mancha a la espalda.

Por ti recrecen su aroma
jazmín, albahaca y geranio,
y la pólvora fragante
de tus "Moros y Cristianos".

Cuando tu Imagen se fue
—por mano de malas manos—
volviste a surgir por obra
del recuerdo hecho milagro.

Lo que el fuego destruyó
vino otro fuego a forjarlo;
el fuego de la gran fe
que no olvidaba tus trazos.

¡Prodigio de los cinceles
brujos de Antonio Navarro
que, en amoroso fervor,
fue tu Imagen recreando!,

pues su nombre terrenal
le animaba a hacer tu Imagen,
y así una madre dio impulso
para forjar otra Madre...

El luminar de tus ojos,
la caricia de tus manos,
era en los dedos febriles
de tu escultor como un parto
de celestiales perfiles
en nogal paradisíaco...

Poco a poco, día a día,
fuiste de nuevo surgiendo
—¡María de las Virtudes!—
centinela de tu pueblo,

de esta Villena que sabe
izar banderas gloriosas
en las almenas más altas
del castillo de su historia...

Y... ¡ahí estás! —¡Salve Regina!—,
Madre de Misericordia,
velando a los villenenses
que te aclaman por Patrona.

Morenica campesina
que a los huertos de las almas,
en primavera sin fin
les infundes nueva savia.

Domus Aurea. Janua Caeli.
¡Estrella, de la mañana!,
cuando por la mar el sol
se eclipsa ante tu belleza...

¡María de las Virtudes!
¡Soberana de Villena!
Verano 1974.
Extraído de la Revista Villena de 1974

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com