1928 VILLENENSES ILUSTRES

HAY pocos paisanos nuestros que ignoren que Don Joaquín M.ª López fué un eminente hombre de Estado y un orador cumbre. Todos saben que desempeñó cargos importantísimos en la Política; que fué elevado a la Presidencia del Consejo varías veces; que militó, en las avanzadas del liberalismo, de un liberalismo sano; que su vida política fué de una honradez acrisolada, ejemplar y que murió sin claudicaciones. Lo que la mayor parte no sabe, es que, en la biblioteca del «Círculo Villenense», hay siete tomos que contienen sus «Discursos Forenses y Parlamentarios» y sus «Lecciones de elocuencia». En uno de esos tomos figura la biografía más completa que se ha escrito del grandilocuente orador, hecha por D. Fermín Caballero, ministro a la sazón y amigo entrañable de D. Joaquín. Sus «Discursos Forenses y Parlamentarios» constituyen una gloria de la elocuencia española y uno de los modelos más dignos de imitación de los tiempos modernos.

En el Diccionario etimológico de Roque Barcia hemos leído una breve biografía, de D. Joaquín, en uno de cuyos párrafos se dice: «Tuvo la honra merecida de poner la primera piedra en la inauguración de la estatua del insigne Cervantes, añadiendo la gloria de un discurso a la gloría de un libro. Aquel día se erigieron dos estatuas: una de bronce: la de Cervantes; otra de oratoria: la de D. Joaquín M.ª López».
¿Cuándo llegará el fausto día en que Villena se decida a perpetuar la memoria de su glorioso hijo, erigiéndole un monumento que sea digno de su nombre?
Fachada de la casa en que nació D. Joaquín M.ª López
En este extraordinario no podía faltar un recuerdo tributado a la memoria del insigne artista que tan delicadamente supo sentir, que, de manera insuperable, dió vida real a sus sentimientos, a sus fantasías y a sus idealidades y que llegó a ser, y sigue siéndolo todavía, el Príncipe de la Zarzuela.
EL eximio autor de «La Bruja», «Curro Vargas», «La Tempestad» y de otras joyas musicales, cuya enumeración sería prolija, pues su producción es vastísima y de un valor inestimable, no ha menester de biografía, por ser de todos conocido.
Vive Chapí en el amarillento teclado de los viejos píanos, en la delgadez esquelética de las liras, en las cuerdas sonoras de los violines; vive Chapí uncido a las producciones inmortales de su genio artístico, en los pentágramas de los papeles musicales, en los caprichosos movimientos de las batutas; vive con esa vida inmortal de los grandes hombres que consiguieron levantar el espíritu sobre la materia.
Exterior de la casa en que nació D. Ruperto Chapí
Extraído del periódico Villena Joven septiembre 1928

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com