1940 POESÍAS PATRIÓTICAS

Poesías patrióticas.
Colaboración de nuestro ilustre paisano Don Gaspar Archent.

La Virgen del Pilar y El Ejército Español.
Miradlas, ya vienen las tropas marciales
segando laureles, cubiertas de gloria;
en su avance siguen rutas imperiales
y uncida a su carro llevan la victoria.
Son los invencibles, heroicos soldados
que ignoran el miedo y la cobardía,
los que en el ataque son tan denodados
que, luchando, salen a triunfo por día.
Son nuestros soldados, los siempre triunfantes,
que en reciente lucha, cruel y fratricida,
mostraron que eran raza de gigantes
que a Dios y a la patria ofrendan su vida.
¿Queréis de su arrojo la causa saber?
¿por qué en la Cruzada lograron triunfar?
El secreto hoy, lo mismo que ayer,
siempre fué la santa Virgen del Pilar.
Fué la Pilarica que bajó del cielo
en alas de ángeles por amor a España;
ella inspiró a Franco su arriesgado vuelo
y suyo fué el triunfo de la gran campaña.
Fué la conductora de los generales
que con acertadas y sabias medidas
llevaron las tropas en marchas triunfales,
radiantes de gloria, de lauros henchidas.
Al llover las bombas que causan espanto,
lanzadas de arriba por los aeroplanos,
es la Virgencica quien tiende su manto
y apaga las bombas con sus propias manos.
Ella a los valientes llevó de la mano
a que conquistaran la imperial Toledo
y con indomable valor sobrehumano
resistir pudieran el cerco de Oviedo.
Nuestro heroico ejército por Ella asistido
saltando en Vasconia fué de cerro en cerro
y víó allá en Bilbao su anhelo cumplido,
rompiendo el famoso cinturón de hierro.
Después en Teruel y el alto Aragón
les sirvió de guía la luz del Pilar
y desde el Maestrazgo, igual que un ciclón,
bajaron las tropas a orillas del mar.
Y fueron de un río aguas caudalosas
las que contemplaron triunfantes y enhiestas,
de la insignia Patria las telas gloriosas
que bordara el Ebro con sublimes gestas.
Tomar Cataluña fué sólo un paseo
que a la Reconquista dió punto final, y
nuestra bandera subió al Pireneo
con alas veloces de águila imperial.
Así tuvo término la ruda campaña
que a las fieras hordas hundió en el abismo:
por la Pilarica ha triunfado España, por la
Pilarica sucumbió el marxismo.
Después... amapolas de rojas boinas,
el yugo y las flechas juntos en un haz,
llevando en su extremo rosas purpurinas
que con sus perfumes anuncian la paz.
Triunfo tan completo la mente no
explica ni nadie diría como pudo ser, y
sólo sabemos que la Pilarica a nuestros
ejércitos los llevó a vencer.
Que cuando el soldado entra en la batalla
y escucha a su lado la bomba que estalla
y del aeroplano el ronco rumor,
coge con su mano, de la Virgencica
la santa medalla, y a la Pilarica
con fé de creyente contempla afanoso,
en su pura frente grabando gozoso
el ardiente beso de su intenso amor.
Y al darle ese beso el bravo soldado,
de un ingente peso se siente aliviado;
corre por sus venas valor temerario,
que ahuyenta sus penas, y héroe legendario
se juzga a sí mismo para pelear;
se lanza al combate con furor que aterra
y en su pecho late con ritmo de guerra
corazón hercúleo que quiere triunfar.
El triunfo ha llegado, y de los clarines
eco prolongado llega a los confines
de todos los frentes, desde el monte al mar;
resuenan sonoros cánticos de gloria
y entonan los coros himnos de Victoria
debida a la santa VIRGEN DEL PILAR.
 
LA NUEVA POESÍA
Esta es la nueva poesía,
la que de la lira brota
como del arpa la nota,
como del tallo la flor; la
que difunde alegría y
mitiga los pesares, la que
entona sus cantares entre
suspiros de amor.
Es la poesía que eleva
al hombre siempre a la altura
con semillas de cultura
y luces de ilustración;
la que entre sus rimas lleva
gérmenes de patriotismo,
la que esparce españolismo
y ansias de superación.
Es la que quiere sea España
ejemplo de las naciones y que
brillen sus pendones cual
focos de intensa luz;
la que en sus versos no
empaña las virtudes de la raza,
la que a todo el mundo abraza
con los brazos de la cruz.
Es poesía inspiradora
de los grandes ideales, la
que rutas imperiales
señala a nuestra nación:
bello canto que atesora
la esencia del heroísmo
con fervor de misticismo
y rugidos de león.
Poesía épica que canta
las gestas de nuestra historia
cuyo recuerdo de gloria
alienta nuestro vivir;
poesía que nos levanta
a regiones misteriosas
donde florecen las rosas
de un risueño porvenir.
Poesía que a la patria nuestra
impulsa por el camino
de la unidad de destino
dentro de lo universal;
la que cantando nos muestra
encendidos a lo lejos
los luminosos reflejos
de nuestra gloria imperial.
Poesía que sabe creer
y con los fieles rezar,
con los valientes luchar
y con los héroes vencer;
con los alegres reír y
con los tristes llorar,
con los felices gozar,
con los mártires... morir.
Imperio, fe, tradición, luz,
esperanza, energía... esta es
la nueva canción, ESTA ES
LA NUEVA POESIA

Sentido de España
Sentido de la España de mis amores
que del lecho se alza de sus dolores
y reanuda su vieja marcha triunfal,
prosiguiendo la ruta de los cóndores
por las altas esferas del ideal.
Sentido del espíritu recto y cristiano
que a través de los siglos tan grande fué,
que es rasgo distintivo del pueblo hispano
el llevar encendida siempre en la mano
la antorcha luminosa de nuestra fe.
Es sentido de España ser misionera
y recorrer del orbe toda la esfera
inundando las almas de intensa luz;
que por eso en el asta de su bandera
destaca, luminosa, la santa cruz.
Sentido del trabajo digno y honrado
que a todos nos incumbe como un deber;
sin viles egoísmos remunerado
y sin lucha de clases, como sagrado
empeño que los hombres han de tener.
Sentido de la tierra bien cultivada;
rejas de los arados, golpes de azada
y riego, de las frentes con el sudor,
harán de nuestra tierra privilegiada
paraíso fecundo y encantador.
Sentido de justicia que al indigente,
al humilde y al pobre les lleve pan;
pan de sanas ideas para la mente
con rico pan de trigo que los sustente
y de su vida el hambre satisfarán.
Sentido luminoso de la cultura
que a las inteligencias llevar procura
tesoros incontables de ilustración,
y que el hijo del pobre llegue a la altura,
escalando las cumbres de la nación.
Sentido de milicia, que la victoria
a su carro triunfante consiga uncir;
cosechando laureles de eterna gloría
por gestas inmortales que en nuestra historia
sobre planchas de oro se han de escribir.
Sentido de familia, que tiene fijos
sus ojos en el santo, fecundo hogar;
de familia prolífica con muchos hilos
que a sus padres aporten bienes prolijos
y a la patria aseguren el bienestar.
Sentido vigoroso de España una
que afirme su grandeza, su libertad;
que esa será de España la gran fortuna,
sí con el sentimiento, la idea se aduna
con lazos irrompibles de hispanidad.
Sentido de la historia; noble misión
de unidad de destino en lo universal;
unidad que atestigua la tradición,
sin los separatismos que en lo integral
puedan rasgar la túnica de la nación.
Sentido del Imperio que se vislumbra
entre bellos celajes de rosicler;
que España ya ha salido de la penumbra
y es muy grato mirarla cómo se encumbra
en las risueñas horas de amanecer.
Extraído de la Revista Villena Azul de 1940. Fiestas

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que ya está bien de enaltecimiento del CATOLICOFASCISMO.
En países democráticos de verdad, esto sería impensable y daría mucha verguenza ajena.

Anónimo dijo...

Tonto es el que dice tonterias....asi que aplícate el cuento..

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com