1941 MANIFIESTO DE LA C.N.S. LOCAL A LOS PRODUCTORES

Manifiesto de la C.N.S. Local a los productores
Hace un año que desde «Villena Azul», mis cuartillas de saludo, llegaron a vosotros saturadas de entusiasmo, de té en la Revolución Nacional-Sindicalista, que nuestro invicto Caudillo, encauza, impulsa y realiza, sabia, tenaz y profundamente.

La gran movilización Sindical del 18 de Julio.
La explanada de los Salesianos durante la Misa de Campaña.

¿Qué resultados hemos obtenido durante el año? La indiferencia, enemiga o desconfianza, de obreros y patronos hacia nuestra Central Sindical, que en un principio hemos observado, va trocándose paulatinamente en curiosidad y simpatía sobre todo en los medios obreros, y no podía ser de otro modo, ya que la labor social ha tenido lugar preferente casi absoluto en nuestra tarea diaria: revisión de salarios, revisión de categorías en el trabajo, ayuda en Navidad a los productores necesitados, más de dos centenares de desahucios de arrendatarios o aparceros evitados, garantía de tres días y medio de jornal semanal para los obreros del calzado en paro, durante dos meses de crisis aguda en esta industria, gestiones de subsidios de vejez y familiar, aseguramiento de los seguros sociales a los obreros de la construcción, obtención de tarjetas de exención de pago de alquileres para obreros en paro, suministros sindicales especiales para los trabajadores agrícolas, conferencias de divulgación Nacional-Sindicalista, en fin, camaradas, hemos hecho todo lo que humanamente nos ha sido posible para borrar el antagonismo de clases, con un espíritu de amor y hermandad, pues estamos convencidos que no sólo de pan vive el hombre y que la armonía social, la unidad espiritual española se ha de conseguir, más que con pan, con hermandad Nacional-Sindicalista, con solidaridad cristiana, pues el bienestar material lo tendremos por añadidura. Exponente claro y terminante de la adhesión cada vez mayor de los productores al Movimiento, es la concentración del día 18 de Julio, modelo de orden y disciplina, masa de productores entusiasta y jerarquizada que fervientemente celebró el día del alzamiento y de la Exaltación del Trabajo.
El Jefe Local del Movimiento y Alcalde, durante su discurso por la Fiesta de Exaltación del Trabajo.
¿Estamos satisfechos? ¿La realidad responde a nuestros anhelos? ¿Qué dificultades obstaculizan su realización? ¿Cuáles son éstas? Nuestro cuestionario íntimo, empezamos a contestarlo analizando siquiera sea de una manera superficial las dificultades, que explicaran clara y terminantemente las primeras preguntas.
Paso de los Jefes y Secretarios de Sindicato ante las Autoridades y Jerarquías, en su gran desfile de productores.
Fijémonos en el desequilibrio económico, cuyas innumerables causas todos conocemos: Nuestra Cruzada, la gran Cruzada actual para batir el comunismo, la obra destructora de nuestros enemigos, la ambición y egoísmo maquiavélico de los conservadores y una multitud de concausas que el poco espacio de que dispongo me obliga a omitir.
He tropezado con gran pena con esos egoísmos revestidos de impaciencias mal intencionadas o indiferencias culpables que pueden condensarse en dos términos: falta de amor a la Patria y ausencia de espíritu de solidaridad.
Ante la Cruz de los Caídos, rodeada por las Organizaciones de Falange y afiliados a la C. N. S., el Secretario Local del Movimiento lee la «Oración».
Basados en la obra de solidaridad cristiana, creada por nuestro Redentor y consolidada en la Cruz, sabiamente recordada por el Santo e inmortal Papa León XIII, en su Encíclica «Rerum Novarum», cuya doctrina recogieron José Antonio y Onésimo, al fundar Falange y las J. O. N. S., la C. N. S. instrumento revolucionario de la Falange, impondrá la solidaridad entre los españoles, y no cejará hasta integrar a todos los productores en la Comunidad Nacional-Sindicalista, despertando en ellos un amor militante ardiente,    entrañable y heroico a la Patria.
Renuevo ante vosotros mi fe falangista y os digo, que cuando el desmayo asome en el continuo quehacer, provocado por la resistencia pasiva de los liberales y rojos de toda calaña, o el dolor lacere el alma por la insidia calumniosa, lanzada por gentes insensatas, pensemos en José Antonio, pensemos en nuestros Caídos, seguro de que ellos nos infundirán bríos y aliento para seguir la tarea emprendida, declarando guerra a la ambición, guerra al egoísmo, guerra a los sentimientos bastardos. ¡Arriba el sacrificio! ¡Viva Franco! ¡Arriba España!
El Delegado Local Sindical, GUZMAN JIMENEZ
Extraído del Programa de Fiestas de 1941
Cedido por… Los Luises

No hay comentarios:

..... CONTINUAR... PASAR PÁGINA Pinchar en... (entradas antiguas)
Esta Web no se hace responsable de las opiniones de sus lectores. Todo el contenido es público. Usted puede copiar y distribuir o comunicar públicamente esta obra siempre y cuando se indique la procedencia del contenido. No puede utilizar esta obra para fines comerciales o generar una nueva a partir de esta..
Web: www.villenacuentame.com
E-Mail:
villenacuentame@gmail.com